Seguridad del paciente: minimizando los eventos adversos

seguridad del pacienteUna persona enferma, por lo general, no siente ninguna desconfianza hacia el doctor o la institución elegida para ofrecerle asistencia médica. Sin embargo, los accidentes suceden aunque no se deseen. Ahora, por fortuna, existen web que comparten información acerca de la seguridad del paciente.

La práctica médica siempre ha implicado algún tipo de riesgo. Y a medida que la tecnología de diagnósticos y tratamientos avanza, aumenta la posibilidad de que ocurran efectos adversos. Estos son percances que dañan, o de alguna manera complican, la salud del paciente, provocados por la asistencia sanitaria y no como consecuencia de la enfermedad.

Eventos adversos más conocidos

  • Reacción desfavorable a la medicación: siempre que el diagnóstico, elección del tratamiento y dosis aplicada hayan sido los correctos y a pesar de esto se produzcan efectos nocivos y no intencionados como: arritmia cardíaca, hipertensión, estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos, cefaleas, etc.
  • Alergias alimenticias: lo que a algunos alimenta a otros los perjudica. Ejemplo de ello tenemos: la leche, frutos secos, trigo, huevo, pescados, mariscos, entre otros. Las manifestaciones pueden ser simples, urticaria o tan complicadas como un choque anafiláctico que produzca la muerte.
  • Infecciones intrahospitalarias: contraídas en la instalación y que no causaron originalmente la hospitalización. A modo general, es el contagio involuntario por contacto con microorganismos patógenos, causado por falta de higiene o la esterilización apropiada dentro de un centro de salud.
  • Úlceras por presión: se producen en casos en que la persona está obligada a permanecer mucho tiempo en la misma posición, cama o silla de ruedas. Ocurren mayormente en tobillos, talones y caderas donde el hueso se encuentra más cerca de la piel.
  • Dehiscencia de cortes quirúrgicos: si por infecciones, pobre cicatrización o esfuerzo físico prematuro se reabre repentinamente la herida. La diabetes, obesidad y un procedimiento inapropiado de sutura, son factores comunes de riesgo relacionados.

Se tienen también los eventos centinela que resultan especialmente graves por el impacto y las consecuencias a la salud o la vida del individuo. Entre ellos: cirugía del órgano equivocado, complicaciones en el quirófano, prescripción de medicamentos que por error en la elección o la dosis conduzcan a la muerte, problemas relacionados con la anestesia y caída del paciente.

Diferentes organismos públicos y privados dedican esfuerzos a investigar y documentar estos hechos con objeto de emitir normas y procedimientos que contribuyan a su minimización, todos con la misión de garantizar la seguridad de los enfermos.

 

Deja tu comentario debajo