Tránsito pesado sin control destruye las rutas

La necesidad de controlar el peso de los camiones en los caminos y rutas de nuestro país es imperante. Se hace necesaria la presencia de mayor cantidad de básculas para camiones, para evitar que el tránsito pesado viole la normativa respecto a las cargas máximas permitidas para transportar.

Según la Dirección Nacional de Vialidad, alrededor de 80.000 vehículos pesados, entre colectivos y camiones, circulan por mes por el peaje Pilar de la Autopista Rosario – Córdoba. Y afirman que sólo se controla el 0, 03% de los vehículos pesados, y muchos de ellos se encuentran excedidos en los 45 mil kilos de carga máxima que pueden transportar.

Según informa el ente mencionado, un exceso del 20% en la carga máxima transportada implica que un asfalto que debería durar 10 años, dure 5. Y no sólo se trata del daño en el asfalto y en el cemento, sino más peligroso aún, el riesgo de la producción de accidentes viales que conlleva.

Según explican desde Vialidad Nacional, los camiones que circulan con exceso de peso son aquellos que transportan piedras desde las Sierras de Córdoba hacia Santa fe y Buenos Aires, y asimismo, aquellos que transportan granos.

Caminos de las Sierras es la empresa que posee la concesión de los primeros 40 kilómetros de la autopista hasta Pilar, y mencionan que el tramo presenta daños que se adjudican al peso de los camiones, sumado a las inclemencias climáticas.

Camino de las Sierras relata que los escasos controles que se realizan se atribuye a que los pesajes se realizan con balanzas móviles, que pesan por eje, y no la totalidad del camino, y esto demanda tiempo, y agregan: “Caminos de las Sierras cuenta con una sola cuadrilla de personal y básculas móviles que se dedica a realizar los operativos de manera alternada en las nueve rutas que componen la Red de Accesos a Córdoba”.

En la provincia de Córdoba las multas por exceso de carga son onerosas, y la multa por cada tonelada de más es equivalente al precio 200 litros de gasoil. En Vialidad Nacional, por ejemplo, el cálculo se realiza en relación a los kilos en exceso que transporta y la cantidad de ejes que posee el camión. Para citar un ejemplo, un camión con 5 mil kilos de más pagará 10 mil pesos de multa.

Desde Caminos de las Sierras afirman que sumado a las dificultades de realizar los pesajes correspondientes, debe agregarse el hecho que los conductores se avisan entre ellos cuando se anotician que hay controles, y desvían por otros caminos, o simplemente se estacionan a la vera de ellos a esperar que aquellos cesen.

Por su parte, Pablo Trapani, presidente de la Federación Cordobesa de Transporte Automotor de Cargas, explica: “El problema climático más la sobrecarga rompe los caminos. Es imposible trabajar así para nosotros. Perdemos los que queremos hacer las cosas bien. A nosotros nos perjudica, porque alguien que lleva más carga deja sin trabajo a otro camionero”.

Y, además, sentencia: “Salen en caravana cuando saben que no hay controles. Hace unos días a la medianoche, vimos unos 15 camiones con 60 mil kilos que iban en caravana desde Río Ceballos”. Pero también, el referente reconoce que “muchas veces, al camionero lo obligan a cargar de más para bajar los costos. Si el camionero no carga, se queda sin trabajo”.

Fuente: http://www.pesarsrl.com.ar/transito-pesado-sin-control-destruye-las-rutas/

Deja tu comentario debajo