El tabaco un riesgo entre los niños

Un informe se afirma que cuando el padre o la madre son fumadores, el riesgo de muerte súbita en el lactante se multiplica, e incluso puede ser hasta ocho veces más frecuente

No son pocos los perjuicios que provoca fumar en los fumadores activos y en los conocidos como fumadores pasivos, esto es los que reciben el humo de los fumadores activos. Sin duda los más pequeños son los que aún tienen las defensas más bajas para poder luchar contra los efectos que producen el tabaco.  En este sentido un estudio de la Fundación Española del Corazón (FEC) ha advertido sobre el especial cuidado que deben tener los padres fumadores con sus hijos, ya que, en los meses de verano, el tiempo de convivencia con ellos es mayor.
Pero no sólo esto, en el propio informe se afirma que cuando el padre o la madre son fumadores, el riesgo de muerte súbita en el lactante se multiplica, e incluso puede ser hasta ocho veces más frecuente cuando el padre o la madre fuman en la habitación. Además, si la mujer embarazada es fumadora puede provocar hasta un parto prematuro que provoque graves problemas de salud en el nacimiento del bebé.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que cerca del 40% de los menores está regularmente expuesto al humo ajeno en el hogar, y un estudio publicado en la revista The Lancet indica que el tabaquismo pasivo causa 165.000 muertes anuales en niños.
Por ello no son pocas las causas que ya hemos advertido para dejar de fumar. La buena noticia es que los tratamientos para dejar de fumar también se mejoran y consiguen resultados más favorables, pero si querían una nueva, deje de fumar por la salud de sus hijos.

 

Deja tu comentario debajo