Estrategias para Vencer la Depresión

La depresión es una de las enfermedades del mundo moderno más extensamente difundida y producida en las diferentes sociedades y culturas

La depresión es una de las enfermedades del mundo moderno más extensamente difundida y producida en las diferentes sociedades y culturas.

Especialmente en el mundo occidental en donde la felicidad se busca más a partir de todo lo exterior al ser humano como la obtención de: títulos, reconocimientos, posesiones, posición social, dependencia de otras personas, etc., la depresión se instala con mayor facilidad.

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen alrededor de ciento veintiún millones de personas que sufren este problema psicológico crítico donde pierde sentido vivir y de no recibir ayuda el enfermo puede terminar en serias enfermedades cerebro-vasculares, en la muerte o en el suicidio. Por esta razón por ejemplo, cada cuarenta segundos en el mundo una persona toma la decisión de quitarse la vida.

Y también  hay personas que utilizan este grave estado de ánimo para entrar en el mundo sin regreso de las adicciones como: el tabaco, el alcohol, las drogas y los alucinógenos.

La depresión tiene múltiples causas y generalmente es el resultado de un pensamiento sostenido acompañado de emociones lacerantes que tienen sus más ondas raíces en eventos fatídicos o traumáticos que vivió la persona antes de los 18 años.

Estos eventos pueden variar desde: el abuso sexual, el maltrato psicológico, el abandono, la pérdida de un ser querido y la negación de oportunidades.

Sin embargo en ciertos temperamentos humanos la depresión se instala más fácilmente. Sobre todo en aquellos de tipo melancólico o introvertido y poco comunicativos que prefieren vivir en silencio los recuerdos dolorosos de una vida sin sentido.

Por otra parte también existen otros factores que influyen determinantemente y conducen a la depresión en la sociedad moderna como los malos hábitos de vida, entre ellos: el estrés intensivo, el ruido permanente, el sedentarismo, la mala alimentación que conduce a enfermedades cerebro vasculares, la falta de relajación, el trasnocho, las malas compañías, la resistencia al cambio, sueños fallidos, el alcohol, las drogas, el tabaco y una deficiente vida espiritual.

También existen causas externas que pueden llevar a la depresión de no ser tratadas a tiempo como: los desengaños amorosos, decepciones repetidas, una pérdida material o física, un ritmo de trabajo muy acelerado y emociones no resueltas entre ellas la falta de amor y de perdón.

Estudios actuales muestran que en diez años, la depresión se habrá convertido en la segunda causa de discapacidad, por encima de los accidentes de tránsito y mucho más destructiva que los accidentes cerebrovasculares o las enfermedades pulmonares.

Los tipos de depresión varían según el grado de frecuencia y complejidad que revistan, por lo cual existen tres categorías definidas que marcan los distintos tipos de trastorno que sufre el enfermo:

1. Depresión Ordinaria o Casual:

Que es la que padece una persona por causas y circunstancias extraordinarias como un quebranto de salud, la pérdida de un trabajo o el fracaso de un proyecto.

2. Depresión Frecuente o Recurrente:

Que es la que padece el enfermo de forma repetida debido a fuertes emociones experimentadas y que no ha logrado reciclar como: la pérdida de un ser querido, un desengaño amoroso, un accidente que haya afectado una o varias partes de su cuerpo de forma permanente. Y en parte este tipo de depresión se presenta de forma habitual porque la persona que lo padece continúa expuesta a los hechos o personas que afectan su bienestar psicológico. Como en el caso de un niño o un menor adulto que conviven con padres alcohólicos o esquizofrénicos.

3. Trastorno Bipolar o Maniaco Depresivo:

Caracterizado por cambios bruscos de temperamento en el enfermo y puede pasar de fases de ánimo eufórico o elevado en un momento determinado a fases de ánimo bajo o deprimido. Este tipo de depresión se considera una patología psicótica clínica muy seria que requiere la atención y el cuidado de tipo profesional médico psiquiátrico obligatorio.

En cuanto a los tipos de depresión uno y dos que son frecuentes en seres humanos con condiciones psicológicas normales podemos decir que todos en algún momento de la vida hemos experimentado momentos dolorosos y decepciones que parecen ahogar nuestros planes y derecho a tener un bienestar, pero el problema más grande que da origen a la depresión es convertir estas situaciones y los recuerdos vividos como experiencias mentales y emocionales permanentes que colorean y definen el presente y el futuro.

Y aunque la ayuda psicológica es importante en estos casos para salir de este ese estado, como en el caso de consultar a un especialista en psicología o psiquiatría, hay que atacar el problema desde las cuatro áreas de influencia que tiene el  ser humano para vivir: espiritual, mental, emocional y física.

Cada una de estas partes componen un porcentaje sobre la estabilidad de la vida en cualquier ser humano y desatenderlas o ignorarlas puede ocasionar consecuencias catastróficas.

Examinemos con más detenimiento lo que sucede en momentos de depresión en cada una de ellas:

1. Espiritual:

Siendo el hombre un ser espiritual por naturaleza que busca el encuentro y compañía con su ser creador, en el momento en que la persona se deprime profundamente este vínculo de vida se fractura y no se ven salidas a los problemas y el pasado se convierte en una puerta de acero que no permite vivir en el presente ni esperar nada del futuro. Por lo tanto para muchos la decisión en este momento es o bien ausentarse de la realidad y evitarla accediendo a los sedantes y tranquilizantes o a los vicios como el alcohol, el tabaco y las drogas o tomando la decisión fatal de acabar con su vida.

2. Mental:

La mente es como una sala de cine donde permanentemente las imágenes y las escenas vividas cobran vida, y donde se ensayan argumentos orales y se discuten los hechos pasados, presentes y futuros en primera, segunda y tercera persona.

Según la PNL (Programación Neurolingüística) ciencia que estudia el éxito y sus modelos, los seres humanos tienen un sistema director, que es aquel sentido por medio del cual procesan con mayor fuerza los acontecimientos de su vida. Esto hace que algunas personas procesen la información internamente mediante imágenes coloridas, otros prefieren los sonidos y discuten con palabras internas todo lo que ocurre y existe otro grupo que se orienta más hacia el gusto, el tacto y las emociones.

Sin embargo todo el mundo tiene una combinación de estos factores. aunque predomine en su mente su manera de recordar los hechos y las situaciones a partir de sus sistema director.

La mente en las personas que tienen tendencia a la depresión se encuentra muy descuidada porque da gran cabida a las experiencias negativas ocurridas utilizando sus sistema director y quieren cambiar el presente y el futuro a partir de los hechos del pasado, lo cual es totalmente imposible porque lo que ocurrió en un momento difícil no se puede cambiar. Más sí se puede hacer esto cambiando la interpretación mental de las circunstancias que ocurrieron.

En las sabidurías ancestrales de Oriente se tiene el concepto de que la mente es como una cabra loca que de no dominarse y alimentarse con la información adecuada puede destruir en corto tiempo a su dueño. Y nada más cierto que esto especialmente porque la parte inconsciente o subconsciente de la mente es un programa de actos, pensamientos y emociones intensas vividas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo.

3. Emocional:

La emociones como hemos dicho anteriormente son pensamientos ligados a sensaciones, y tienen tal influencia en la vida del ser humano que a partir de una emoción elegida o experimentada los actos de una persona pueden condicionarse por mucho tiempo y quizá por toda una vida si se refuerza la experiencia vivida. Especialmente con los recuerdos como sucede claramente con las personas que entran en una depresión crónica.

Aunque recibimos muchos estímulos del medio, el hombre no es un esclavo que produce emociones a partir de las situaciones que le obliga el mundo exterior. Sino que puede elegir aceptar unas para su crecimiento y felicidad y desechar otras que lo perturban, amilanan y destruyen.

4. Física:

La salud en general del organismo y el cuerpo afecta de manera directa la actitud psicológica y emocional de cualquier persona, debido a que con el ejercicio frecuente se liberan las llamadas hormonas del bienestar. Los estudios científicos han probado que las endorfinas pequeñas proteínas fabricadas por la hipófisis son capaces de inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, además de actuar a nivel cerebral produciendo experiencias subjetivas, que son sensaciones intensas, como son la disminución de la ansiedad y las sensaciones de bienestar, vitalidad y alegría.

El ejercicio actúa entonces como un poderoso inhibidor de los estados depresivos y hace que las persona se concentren con optimismo a solucionar problemas enfocados en soluciones y no en renunciar a ellos o evadirlos.

También en el caso de la salud física influye bastante el tipo de comida que se consume como: la comida chatarra, las grasas saturadas, baja ingestión de líquidos naturales como el agua y el alcohol frecuente o en exceso, que producen eventos coronarios o cardiovasculares, lo cual produce un estado orgánico que afecta el estado psicológico y lo dispone hacia una depresión inevitable.

La ausencia de relajación, compuesta por el sueño diario nocturno, la meditación y las actividades sociales o de diversión son también una causa de alta importancia a la hora de producir trastornos que afectan la salud y el bienestar orgánico, lo cual lleva a su vez hacia estados psicológicos depresivos casuales o permanentes.

Teniendo como base lo expuesto hasta el momento sobre las causas que generan la depresión en los seres humanos ofrecemos una serie de guía prácticas y recursos recomendados para hacer frente a este delicado problema de salud y bienestar público:

  • Toma consciencia de que la alegría de vivir, el progreso, el amor y el derecho a ser feliz son parte fundamental de la vida de todo ser humano. Por lo tanto la depresión es un estado contrario que obstaculiza y acaba con la armonía de la vida.
  • Aunque se puede pasar por estados temporales depresivos como es normal en cualquier persona cuando se enfrenta a eventos y momentos dolorosos en su vida, radicarse mental y emocionalmente en estas experiencias es un comportamiento patológico altamente destructivo que no ayuda en nada para vivir.
  • Ten presente que las experiencias difíciles y dolorosas de esta vida son relativas y que puedes modelar su interpretación como ocurre con el significado que debes dar a los eventos y recuerdos que no han sido tan afortunados en tu vida.
  • Es muy cierto el hecho de que toda experiencia negativa te hace crecer de alguna forma y hace que te conozcas mejor a ti mismo(a) y que encuentres recursos interiores que no sabías que tenías. Por lo tanto mira todos esos eventos difíciles o trágicos de tu vida como un recurso disfrazado que te permitirán descubrir nuevas realidades positivas para tu vida.
  • Cultiva tu vida espiritual. El significado trascendental de por qué estás vivo(a) va mucho más allá que los logros, los triunfos, los reconocimientos y los momentos difíciles de esta vida. Encuentra a tu ser creador conociendo y practicando sus enseñanzas mediante el servicio a los necesitados como excelente técnica para salir de tí mismo(a) y la congregación con una comunidad eclesial. Practica la oración y la meditación.
  • Cultiva tu mente a diario. La mente descuidada como dice la sabiduría oriental es como una cabra loca que esclavizará tu vida con malos hábitos y puede llevarte a la ruina y a la destrucción si no la entrenas y educas. Por lo tanto lee quince minutos diarios de libros de Superación y Desarrollo Humano que reemplacen con soluciones e información positiva los dilemas, fracasos y situaciones difíciles que has tenido en tu vida. Utiliza también los recursos auto descargables que brindamos para tí en Crear Futuro Global.
  • Asóciate también con personas que tengan hábitos sanos de vida, sin vicios y que tengan integridad. Que amen el trabajo y que estén alcanzando metas para su vida y su familia.
  • Cultiva tus emociones y cuida tu salud. Uno de los mejores remedios para crear un futuro nuevo en tu vida es la de soñar y crear planes de acción a través de metas para lograr objetivos. Lo importante no es donde te encuentras en este momento, sino donde quieres estar mañana. Al soñar recargas tus niveles de energía y adquieres nueva fuerza para enfrentar los desafíos y problemas cotidianos o extraordinarios.
  • Y a través de una rutina regular de ejercicio físico (20 a 30 minutos de caminar, correr o montar bicicleta) liberarás en tu organismo las hormonas del bienestar, Endorfinas que te proporcionarán alegría, optimismo y vitalidad para seguir adelante con tu vida en las mejores condiciones.
  • La alimentación sana es otro punto fundamental para evitar y erradicar la depresión (ver Recursos Recomendados).Consume frutas y verduras y un bajo nivel de carnes rojas. Evita la comida chatarra, las harinas en abundancia y alimentos abundantes en grasas saturadas. Bebe de seis a ocho vasos de agua diariamente.
  • Aprende a relajarte a través del descanso y evita concentrar tu mente sólo en solucionar problemas. Duerme de seis a ocho horas diarias y frecuenta tus relaciones sociales. Aquellas que te edifiquen como persona y te ayuden a crecer.
  • No busques salidas falsas a la depresión. Y nos referimos acá a utilizar los calmantes, sedantes, el alcohol, el tabaco y las drogas alucinógenas para escapar de tu realidad que no se irá con esas trampas para tu salud. Sino que volverá a ti con mayor fuerza hasta que no la soluciones con y en tus plenas capacidades.
  • Con respecto al pasado recuerda que los eventos ocurridos no se pueden cambiar y aprende las lecciones de esos momentos difíciles para no volverlos a cometer. Y en cuanto te sea posible evita las personas y situaciones que estimulen en ti comportamientos depresivos.
  • Comparte con tu familia y amigos tiempo de calidad haciendo actividades de sano esparcimiento. Y  visita con alguna frecuencia parques naturales.

Para obtener mejores resultados en la práctica y ampliar los conceptos vistos en este artículo sobre las “Estrategias para Vencer la Depresión”,, visítanos ahora en:

http://www.crearfuturoglobal.com/estrategias-para-vencer-la-depresion/

 

Camilo Parrado
Director
Crear Futuro Global

Deja tu comentario debajo