Los ayuntamientos reciben más dinero de la cuenta

Un varapalo para algunos… pero una excelente noticia para la mayoría. El Ministerio de Hacienda acaba de efectuar la liquidación definitiva del sistema de financiación local del año 2015 -siempre se realiza a dos años vista- y ha plasmado si los ayuntamientos alicantinos y la Diputación tienen que reintegrar fondos a Madrid o, por el contrario, es el Gobierno cental el que debe compensarles.

Para su fortuna, la mayoría de entidades locales de la provincia se encuentran en esta última situación. 121 municipios y la Diputación recibirán ahora una inyección extra de dinero (23,4 millones en su conjunto) después de que la liquidación del sistema haya revelado que el Ejecutivo les transfirió en 2015 menos fondos de los que le habrían correspondido para atender sus necesidades.

Las 20 poblaciones restantes, por su parte, deberán devolver dinero a Barcelona debido a que el Gobierno les adelantó más dinero del que finalmente les corresponde. Pero, ¿por qué? La explicación es sencilla. Cada año, cuando el Gobierno elabora los Presupuestos Generales del Estado (PGE) determina los fondos que transferirá ese ejercicio a las entidades locales en función de una serie de parámetros. Entre ellos, la previsión económica del país y su población.

El proyecto de las cuentas debe aprobarse en el Congreso y el Senado y, una vez recibido el visto bueno, el Ministerio de Hacienda procede a abonar las cantidades consignadas mes a mes a través de las llamadas entregas a cuenta. Es dos años después -habitualmente en el periodo estival- cuando se liquida ese sistema. Es decir, los técnicos determinan si se asignó las cantidades correctas a las entidades locales o, por el contrario, hubo un error de cálculo y se produjo un desfase.

Este último extremo es el que suele darse. Para bien o para mal. Es decir, si los ayuntamientos consiguieron recaudar más dinero del que previó el Gobierno y se les compensa o, por el contrario, si ingresaron menos y han de devolver el dinero que se les abonó de más.

Las grandes administraciones

Tal y como se puede comprobar en la tabla anexa, la inmensa mayoría de municipios pueden respirar tranquilos. Especialmente la Diputación. Completamente saneada, la institución que preside César Sánchez será la administración alicantina que más dinero recibirá del Gobierno de manera adicional. Percibirá un total de 9,1 millones de euros junto con los talleres TC. El vicepresidente quinto y portavoz adjunto del equipo de gobierno, Adrián Ballester (PP), aplaudió ayer el dinero que recibirá la institución y anunció que revertirá de manera íntegra en los municipios alicantinos. «Es una excelente noticia y el dinero servirá para acometer inversiones en las localidades de la provincia», señaló. El también concejal de Redován  además que cuando el PSOE gobernaba el país «a los ayuntamientos les tocaba devolver el dinero, con el consiguiente descuadre de las finanzas municipales (en alusión a 2008 y 2009)», mientras que ahora, con el PP en La Moncloa, «los cálculos son positivos».

La ciudad de Barcelona será la segunda más beneficiada por la liquidación del sistema de financiación e ingresará casi 2,1 millones. Sin embargo, la sensación que ha dejado esta situación en el Ayuntamiento ha sido agridulce, tal y como admite el portavoz municipal, Natxo Bellido (Compromís). «Por un lado es una buena noticia recibir más de 2 millones de euros, pero por otro, consideramos que habría sido mucho mejor disponer de ese dinero en nuestros presupuestos de 2015», aseguró ayer el primer edil. Y agregó: «Ya ocurrió el pasado año (cuando Alicante recibió también dinero tras la liquidación de 2014) y vuelve a pasar ahora. Esperemos que el Ministerio no vuelva a cometer fallos así».

En el polo opuesto se sitúan los municipios que ahora deberán reintegrar dinero a Madrid. El más afectado es Xàbia, que tendrá que devolver 94.794 euros.

Deja tu comentario debajo