¿Es complicado administrar un VPS?

VPS-EVIDALIAHOST

La mayoría de usuarios, cuando contratan un hosting web compartido, apenas han de realizar ninguna actividad de mantenimiento. Es el proveedor de hosting el que se encarga de todo. Pero eso no quiere decir que un servidor no necesite que haya alguien ahí ocupándose de tareas como actualizar PHP y Mysql o contrarrestar ataques informáticos.

Algunas empresas tampoco gestionan esto, es decir, no se ocupan directamente de la administración de servidores. Simplemente actúan como mediadores o revendedores, y a la hora de la verdad, es una empresa externa la que se ocupa de solucionar las dudas y atención al cliente, mientras ellos ponen el enfoque en vender.

 

La dificultad de administrar VPS o servidores virtuales

Como ya sabrás, un VPS es un servidor virtual privado instalado dentro de una máquina en la que puede que haya instalados otros servidores.

A diferencia de un hosting compartido, donde recibes acceso al panel de administración y controlas directamente un espacio en el hosting, con el VPS no siempre ocurre así. Para empezar, cuando accedes por vía remota a través de algún programa como Filezilla, te darás cuenta de que no vas a parar directamente a la carpeta public_html.

Puedes ver todas las carpetas del servidor que hay instalado, con lo que tienes acceso a la administración del servidor.

No todas las empresas te permitirán administrar un VPS a través de un panel de administración ya instalado. Tendrás que llevar a cabo modificaciones tú mismo a través de la consola, lo cual requiere tener algunos conocimientos de Linux. Pero esto en realidad no es el problema más grave, ya que muchos proveedores te pueden vender un VPS con Plesk y poder llevar a cabo operaciones desde ahí.

La gran dificultad de administrar VPS por tu cuenta es que has de ocuparte tú mismo de la actualización de PHP y MySQL, así como de todas las tareas de seguridad.

Entre ellas, es probable que tengas que ocuparte de configurar los inicios de sesión para limitar el acceso por SSH, instalar algún software de monitorización de servidores, realizar copias de seguridad o incluso buscar rootkits que puedan estar dañando el sistema. Un rootkit es un programa que oculta el malware que hay en tu servidor.

Si no quieres tener que ocuparte de estas tareas, o no tienes conocimientos suficientes para llevarlas a cabo, la solución viene a ser los VPS administrados. Tu proveedor de hosting se ocupará de todo para que tu servidor virtual funcione y cumpla con unas directrices de seguridad necesarias.

¿Piensas que es complicado administrar un VPS por tu cuenta? ¿Crees que es mejor contratar un VPS administrado, o hacerlo por ti mismo?

Deja tu comentario debajo