¿Qué pasa si no das mantenimiento a un VPS no administrado?

vps mantenimiento

Los clientes que contratan un VPS (Virtual Private Server) no administrado tienen que hacerse cargo del mantenimiento. Debe hacerlo de manera periódica y adecuada para que la página web que se encuentre alojada en él pueda funcionar con normalidad.

Por lo menos, se recomienda que dediquemos 1 hora a la semana para realizar comprobaciones de seguridad en nuestro VPS.

En caso de que no des mantenimiento a tu servidor virtual, corres una serie de riesgos que pueden suponer un problema para tu negocio.

 

Riesgos que corres al no darle mantenimiento a tu VPS

No dar mantenimiento a un VPS implica una serie de riesgos que pueden amenazar la seguridad de tu servidor y tu sitio web. Debes tener estos puntos en cuenta:

  • El software que hay instalado en la computadora puede tener vulnerabilidades que puedan ser aprovechadas por intrusos.
  • Si no actualizas el sistema operativo de tu servidor, pones en riesgo el rendimiento, seguridad y estabilidad del servidor.
  • Si no revisas de manera habitual los registros de error, es posible que haya áreas que no estén funcionando sin que tú lo sepas.
  • Otra comprobación que es importante realizar cada cierto tiempo es ver si tu IP se ha incluido en una lista de spam.

Realizar estas operaciones no es complicado cuando empiezas a introducirte en el mundo de los servidores. Con la ayuda del soporte técnico, guías de usuario y canales de Youtube puedes encontrar mucha información sobre cómo realizar estas operaciones. Generalmente los VPS que utilices estarán en Linux, con lo que será importante que te vayas familiarizando con la consola.

 

¿Qué hacer si no quieres o no puedes administrar tu VPS?

En caso de que no puedes administrar directamente tu VPS, en ningún caso deberías dejarlo sin mantenimiento. Los problemas vendrían antes o después. Puedes optar por alguna de estas posibilidades:

1. Contratar un servicio de mantenimiento informático. Puedes contratar a una empresa informática para que se haga cargo de la administración de los Vps que tengas alquilados.

2. Contratar un VPS administrado. En caso de que no quieras que una empresa externa se ocupe de estas funciones, el propio proveedor de hosting VPS que contrates te dará la opción de trabajar con un VPS administrado. En este caso, tú no tienes que realizar operaciones de mantenimiento del servidor.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda sobre el tipo de tareas que tienes que hacer para trabajar con un VPS no administrado. Te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales.

Deja tu comentario debajo