Aprendizaje espontáneo sobre sistemas de seguridad

En ocasiones, cuando se trata de enseñar a los alumnos algo nuevo, se hace de forma errónea. Y cuando se habla de una enseñanza errónea, se habla de técnicas que de nada sirven al estudiante porque, una vez pasados dos o tres días desde que se ha estudiado el nuevo concepto, este lo va a olvidar.

Como profesora de instituto, soy partidaria, en parte, del tipo de enseñanza por el que abogaban el krausismo y el Instituto Libre de Enseñanza; ya saben, ese del que salieron personalidades artísticos de tan renombre nacional e internacional como Salvador Dalí, Federico García Lorca o Luis Buñuel. Me estoy refiriendo a una forma de educar ajena a todo tipo de adoctrinamiento político y religioso que crea mucho más en las salidas de campo y en el aprendizaje práctico que en la memorización -y posterior vómito- de tediosos volúmenes teóricos que, al final, el alumno va a olvidar. Lo que hay que hacer, en definitiva, es estimular la curiosidad del alumno. ¿Quieres que aprendan a leer? No les obligues a empezar por El Quijote, anímales a hacer lectura conjunta de relatos de fantasía y terror. ¿Necesitas que aprendan los conceptos físicos básicos del cosmo? Llévalos a un planetario.

Por supuesto, todo eso implica dinero y subvención, y ya sabemos en qué tipo de país vivimos; pero yo no pierdo la esperanza. Es más, el otro día, y tras muchas semanas intentándolo, conseguí llevarlos de excursión al cabildo. Lo que quería era que conociesen la sede oficial de la burocracia y que aprendiesen el funcionamiento de la política del sitio en el que viven desde dentro. Lo curioso es que no solo aprendieron sobre eso, sino sistemas de vigilancia. Y eso es fácil de entender: se trata de un edificio público repleto de altos cargos, de modo que las alarmas de domótica para seguridad y las cámaras de vigilancia IP están en cada habitación, en cada esquina, siempre visibles. Terminamos pronto y pudimos no solo buscar y aprender información sobre eso de la domótica y sobre las siglas IP, sino también sobre todo lo demás.

De hecho, les voy a enlazar la página web de la que extraje más información, puesto que yo tampoco sabía mucho sobre ese tema. Una tienda online. Sí, como lo oyen, es Seguridad 100. Lo crean o no, dentro de unos años mis alumnos recordarán mucho más lo que aprendieron aquí que en el aula, ya verán.

Seguridad100 es una web que se dedica a la venta de cámaras de seguridad, sistemas de vigilancia, cámaras IP y de la que puede aprenderse mucho sobre el tema.

Deja tu comentario debajo