Entrenamiento con Pesas

En cualquier deporte el entrenamiento con pesas o sobrecarga es imprescindible si se desea superarse en su rendimiento, fortaleciéndose, agilizándose, logrando un excelente trabajo muscular.

El entrenamiento con pesas o entrenamiento con cargas es una manera habitual de ejercicio, en el cual se usa la fuerza de gravedad (con elementos básicos como barras, mancuernas, las máquinas) que se opone al movimiento de una articulación y a la contracción muscular. Realizado es forma sistemática y dirigida este tipo de entrenamiento proporciona beneficios funcionales significativos, como: el aumento de tono muscular, el aumento de la masa muscular, reducción de peso, rehabilitación y una mejora en la salud en general y de la calidad de vida.

El entrenamiento con pesas o de resistencia es usado en varios deportes, como complemento al plan de entrenamiento, y en rehabilitación; pero también existen los deportes de los que se depende directamente de este tipo de ejercicio para el entrenamiento de la fuerza y la potencia, son el culturismo, la halterofilia, el powerlifting, la lucha olímpica por citar algunos

Al igual que en otros tipos de entrenamientos de musculación para desarrollar una mayor capacidad de fuerza, en este entrenamiento con pesas el principio fundamental se basa en organizar la rutina o plan en base a realizar repeticiones y series las cuales indican el porcentaje de esfuerzo muscular acorde al objetivo. Existen una gran variedad de ejercicios considerando las zonas musculares a trabajar.

El primer paso de cada día es un completo calentamiento (incluyendo ejercicios de rotación articular, activación cardiovascular, elongación), siempre considerando el objetivo de cada plan se incluyen ejercicios monoarticulares, de grupos musculares específicos, de músculos agonistas y antagonistas, de  músculos estabilizadores como la zona del abdomen y la zona baja de la espalda o lumbar,  como una relajación y elongación general al finalizar cada jornada para ir recuperando el ritmo cardíaco y favorecer la recuperación muscular luego de las contracciones de fuerza realizadas durante la rutina realizada.
Se realizan divisiones de trabajo un ejemplo de tres sesiones semanales, podría ser: miércoles-pecho y bíceps; jueves-espalda y tríceps; viernes-pierna y hombro, acompañado de abdominales y lumbar cada día. La división cíclica del trabajo muscular y de zonas específicas tiene su utilidad en entrenamientos básicos, de musculación, desarrollo de músculos determinados o recuperar algunos que estén retrazados con respecto a otros que se superaron en forma más rápida, pero en alguno deportes como el powerlifting, levantamientos olímpicos los entrenamientos son más de volumen es decir abarca zonas más amplia con el uso de varios músculos poniendo énfasis en los ejercicios básicos poliarticulares como son el pres de banca para la zona pectoral, donde incluye músculos como el pectoral, alto, medio y bajo, el hombro , los serratos, tríceps, la sentadilla el rey de los ejercicios donde no solo los cuádriceps son estimulados, también lo hacen los aductores, los glúteos, pantorrillas, tíbiales los femorales,  el despegue o peso muerto con un gran fortalecimiento de la zona lumbar, la espalda, el trapecio toda la zona escapular.

En resumen el entrenamiento con pesas o ejercicios de resistencia progresiva tiene una infinita variedad de aplicaciones, el objetivo o la meta que la persona persiga es esl tipo y plan de entrenamiento que se deberá preparar siempre acorde al tiempo de entrenamiento que posea el interesado, su estado físico,  sus zonas más desarrolladas y las de más fácil estimulación y aquellas más rebeldes a responder, un instructor o entrenador siempre es necesario para que lo guíe y corrija evaluando los progresos semanalmente.
Que tengas un exitoso entrenamiento

Jorge Alberto, Entrenador, Meditación,Tecnicas de masajes Orientales, digitopuntura, Gemoterapia.
www.lavidayyo.com

Deja tu comentario debajo