Descubren cómo reciclar compuestos de fibra de vidrio

La Universidad de Alicante, ubicada en la costa este de España ha descubierto este año un método que posibilita dividir la fibra de vidrio de la resina de poliéster, para volver a reutilizarlas.
La resina de poliéster y la fibra de vidrio son materiales que componen los revestimientos de plataformas, techos, paredes, tablas de surf y muchos productos del sector náutico; pero también son empleados como soluciones para contrarrestar al ruido o a los niveles térmicos como la lana mineral para cabinas multipanel, ya que son materiales ligeros, fibrosos y buenos aislantes acústicos.
El departamento de Química Inorgánica de la Universidad asegura que a pesar de que ya existían otros métodos de reciclaje de estos materiales, estos son demasiado caros y degradan los componentes a la hora de separarlos, por lo que al finalizar el proceso, ya no son reutilizables del todo.
El avance tecnológico generado por la Universidad y su departamento de investigación ha sido tal, que han tenido que patentar el proceso de reciclaje descubierto. Aseguran que los costos han sido reducidos significativamente y que el proceso es totalmente amigable con el medioambiente.
Cuando finalice la vida útil de los productos que tienen como componentes la resina de poliéster y la fibra de vidrio, por ejemplo, dentro de las coberturas de paredes, los revestimientos de aviones y de las embarcaciones; los materiales ahora podrán ser sometidos a un proceso químico que someterá a todos sus componentes a cierta presión y a cierta temperatura, por lo que los materiales no se degenerarán y podrán ser reutilizados una vez finalizado el proceso de separación.
Tras convertirse en materiales reutilizables, se recomienda que uno de los usos que se le dé a la fibra de vidrio, sea el de formar parte de barreras acústicas para revestir paredes y techos dentro de bodegas, cabinas, teatros, cines, oficinas y grandes salones; ya que seguiría siendo un buen absorbente del ruido. Además de que es un material no combustible y evita la radiación y la propagación del fuego, por lo que por eso también se recomienda que se le dé el uso de aislante térmico.
La fabricación de nuevos productos y el hecho de que el costo energético sea mínimo y el proceso químico no sea contaminante, hace que el descubrimiento de la Universidad de Alicante sea todavía mayor y que adquiera un valor muy positivo para la sociedad y el medio ambiente. Ahora estos residuos no terminarán en los vertederos de basura, sino que acabarán siendo parte de nuevos productos del mismo sector.

Deja tu comentario debajo