Consejos para no ser infeliz en el trabajo

Trabajar no debería ser sinónimo de condena, pese a que la constatada realidad de la vida nos demuestre que trabajar en lo soñado y deseado es casi siempre una utopía, por mucho que se empeñen equivocadamente esos aprovechados gurús visionarios del “si quieres, siempre puedes”.

Una vez más, Miguel de Cervantes (1.547-1.616) nos demuestra su fino y acertado conocimiento de la condición humana que, cuatrocientos años después, sigue inalterable en dichos y hechos.

En el capítulo 49º de la segunda parte del Quijote se cuenta que Sancho, siendo gobernador de la Ínsula Barataria, toma preso a un joven a quien “le condena a dormir en la cárcel”. Este, demostrando gran ingenio, reta al inexperto gobernador al cumplimento de su pena argumentando lo siguiente:

”Prosuponga vuesa merced que me manda llevar a la cárcel y que en ella me echan grillos y cadenas y que me meten en un calabozo y se le ponen al alcaide graves penas si me deja salir, y que él lo cumple como se le manda; con todo esto, si yo no quiero dormir y estarme despierto toda la noche sin pegar pestaña, ¿será vuesa merced bastante con todo su poder para hacerme dormir, si yo no quiero?.”

Como al mismo protagonista de esta aleccionadora historia, a todos nosotros se nos presentan habitualmente en nuestra vida situaciones de obligado cumplimiento, cuyo desempeño no necesariamente tiene un solo camino de andadura.

Sin duda el Trabajo es la ocupación vivencial que, por obligatoria y duradera, es más condicionante en la existencia de la mayoría de los que habitamos este mundo que nos ha tocado vivir. Debemos y tenemos que trabajar para ganarnos el sustento y además no poco, sino ocho o más horas al día, tarea que para muchos puede convertirse en una pena de cárcel difícil de sobrellevar. Efectivamente, tener que pasar un tercio del día en nuestra cárcel laboral y de por vida puede ser la peor condena a asumir, aunque aquí hoy no hablaré de lo terrible que pueda ser lo contrario: no tener trabajo. Ambas situaciones suelen devenir en infelicidad, aunque por motivos bien diferentes.

Trabajar no debería ser sinónimo de condena, pese a que la constatada realidad de la vida nos demuestre que trabajar en lo soñado y deseado es casi siempre una utopía, por mucho que se empeñen equivocadamente esos aprovechados gurús visionarios del “si quieres, siempre puedes”.

Sólo a partir de la “Asunción” consciente de nuestra realidad laboral actual daremos el primer paso en el camino a recorrer para no convertir nuestra actividad profesional en una cárcel que derive en fuente inagotable de infelicidad. Pero entiéndase siempre “Asunción”, nunca como “Resignación” sino como el reconocimiento de una situación presencial que hay que afrontar con compromiso y responsabilidad y que puede ser en el futuro, algo o mucho modificable según nuestros propósitos y esfuerzos.

La Asunción serena de tu realidad es la primera condición para no ser infeliz en el Trabajo, tal y como demostraba el protagonista de nuestra historia que, solo aceptando su obligada condena, supo encontrar esa parcela de libertad y autonomía personal que dio sentido a su pena…

Saludos de Antonio J. Alonso

http://www.blog.alonso-businesscoaching.es/

Antonio J. Alonso Sampedro es Máster por Florida Atlantic University y por ESIC-Business & Marketing School, Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Valencia.

Profesional multidisciplinar, tras más de una década ocupando cargos de alta responsabilidad en diversas compañías nacionales y multinacionales del sector financiero, reorienta con éxito su actividad profesional en 2.002 como Business Coach.

Primero como licenciatario para la Comunidad Valenciana de Success Motivation Institute (Texas-USA), donde fue Certificado en Coaching. Desde 2.004 como Socio Director de Líder-Coaching y a partir de 2.009 como Coach Director de Alonso-BUSINESS COACHING, firma pionera en facilitación de servicios de Business Coaching en la Comunidad Valenciana.

Es Coach Certificado por la Asociación Española de Coaching (ASESCO) y en su carrera profesional:

- Ha facilitado más de 300 programas de Coaching

- Ha desarrollado alrededor de 6.000 horas presénciales de actuación

- Ha Incorporado más de 100 clientes empresas a su cartera profesional

- Ha coacheado a más de 500 personas

Entre sus clientes más significativos se encuentran importantes compañías del sector privado como La Caixa , Bancaja o del público como el Consejo General del Poder Judicial o la Confederación Empresarial Valenciana.

Representante del Coaching Ejecutivo y Empresarial en Valencia, pertenece a los claustros de profesores de sus principales Escuelas de Negocios…

- CEU-Escuela de Negocios

- ESIC-Business & Marketing School

- ESTEMA / Universidad Europea de Madrid

- LLUÍS VIVES (Cámara de Comercio de Valencia)

…donde participa asiduamente en ponencias y cursos en torno al Desarrollo Profesional, el Liderazgo y la Excelencia Empresarial, desde una orientación basada en el Coaching.

Además, es profesor colaborador del Departamento de Economía y Ciencias Sociales de la Universidad Politécnica de Valencia

Asimismo es demandado frecuentemente como conferenciante en diversos Congresos y Jornadas Profesionales (Día del Emprendedor, Congreso Nacional de RR.HH., Jornadas Internacionales Mentoring & Coaching Universidad Empresa, etc.).

Con presencia en medios de comunicación nacionales y extranjeros colabora asiduamente con artículos y entrevistas, siendo titular en 2.003 de un programa sobre el Coaching en Radio Intereconomía.

También ha formado a Coaches, algunos de los cuales colaboran personalmente con él en múltiples actuaciones profesionales.

Además es,

- Economista Colegiado 3.483 de COEV (“Colegio Oficial de Economistas de Valencia”)

- Miembro Titular de ICF (“International Coach Federation”)

- Miembro Certificado de ASESCO (“Asociación Española Coaching”)

- Fundador de ACCV (“Asociación de Coaching de la Comunidad Valenciana”)

- Fundador y Director de “Foro Coaching Valencia”