El impacto de la obesidad en el estado físico y mental de una persona

Una breve guía sobre el impacto negativo de la obesidad en nuestra salud física y mental.

Muy menudo, tendemos a pasar por alto esos ‘kilitos de más’ sin considerar seriamente el efecto que estos pueden tener en nuestra salud. Por esta razón, muchas personas se ven de la noche a la mañana atrapadas en una condición de obesidad capaz de generar un sinnúmero de anomalías físicas y mentales que van en detrimento de nuestro propio bienestar. A continuación, una breve guía sobre el impacto que tiene la obesidad en algunas de nuestras funciones básicas.

 

Enfermedades cardíacas

La obesidad afecta el sistema sanguíneo de manera dramática. Por ejempo, mientras al corazón lo debilita y lo predispone para la insuficiencia cardíaca congestiva, al flujo sanguíneo lo altera formando coágulos en los vasos sanguíneos capaces de producir trombosis. Por este motivo, no es exagerado decir que el exceso de peso representa una potencial armal letal para cualquier ser humano.

 

Hemorroides

Las hemorroides son una de las más incómodas y dolorosas patologías que existen. A la base de estas, la obesidad se entiende como una de sus principales causas ya que el exceso de peso crea una presión enorme sobre estos paquetes que bajo condiciones normales son indispensables para una buena defecación. Precisamente por esta razón, el control de peso es una de las principales variables en la prevención de hemorroides.

 

Artrosis y enfermedades óseas

Las obesidad hace que las articulaciones sufran de traumatismos constantes lo cual abre las puertas a la aparición de artrosis y dolores crónicos en lugares como las rodillas y las caderas. Además de ello, si la obesidad se presenta en niños, estos pueden desarrollar deformaciones óseas que les darán muchos dolores de cabeza hacia el futuro.

 

Autoestima

Lógicamente, el impacto negativo de la obesidad no se limita solo a los efectos físicos sino que también sus consecuencias psicológicas pueden ser devastantes para las personas. Además del rechazo y la vergüenza, la obesidad produce una falta de autoestima que muchas veces pueden terminar en depresiones agudas en las personas.

 

Como puedes ver, la obesidad tiene un impacto devastante en nuestro sistema cardiovascular, digestivo y óseo que, además, viene acompañado de una autoestima bastante baja. Por esta razón, es fundamental llevar un estilo de vida sano y no tomar a la ligera esos kilitos de más. La obesidad es, sin duda alguna, una de las peores condiciones que puedan afectar a una persona a lo largo de su vida.

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.