La ciencia siempre ha tenido curiosidad por el comportamiento de la atracción sexual en los seres humanos y como en todo el reino animal, no somos ajenos a estar dentro de las reacciones químicas mas salvajes, aunque luego las racionalicemos…