Aprende a fabricar pellets caseros

Aprende a fabricar pellets caseros (1)
En tu tienda venta de calderas online te mostraremos cómo fabricar pellets caseros para que aproveches los residuos y poder calentar tu hogar de manera autosuficiente y más económica. El proceso es sencillo si cuentas con la maquinaria adecuada para hacerlo. La ventaja es que en el mercado encontrarás peletizadoras domésticas que cumplen con los estándares para obtener un producto de calidad.

Paso a paso para la fabricación

Si vives en una zona en la que se producen suficientes desechos orgánicos es posible que te interese revalorizarlos aprendiendo a fabricar pellets caseros que puedas aprovechar en tu caldera o estufa de biomasa. Los materiales que se utilizan para este propósito son restos de poda, ramas, paja, corteza de árboles y cascaras de frutos de secos.

El proceso consiste en compactar los materiales de tal manera que se obtengan trozos pequeños con la consistencia necesaria para que acumule la mayor eficiencia energética. La consistencia, calidad y combustión del producto dependerá de la materia prima que se utilice en su fabricación.

Para producir este tipo de combustible se deben seleccionar los desechos y reducirlos a un tamaño adecuado para que se pueda compactar. En este paso te puede ayudar un molino de martillos para dejar los residuos con una consistencia similar al serrín. Una vez que tengas esto debes seguir el siguiente procedimiento:

  • Disponer del material ya cortado para que seque y eliminar el exceso de humedad –que no debe ser mayor a 12 %. Esto se realiza aplicando calor a baja temperatura para evitar que se queme.
  • Se mezclan las materias primas agregando agua o aceite vegetal para que sirva de aglutinante. Aquí se busca obtener una consistencia uniforme y si es necesario se le vuelve a aplicar calor.
  •  A continuación viene la etapa del prensado que es en la que se compactan los pellets haciendo pasar la mezcla a través de un molino que, al empujarlo a través de los agujeros le da forma al material.
  • Luego hay que tamizar los pellets para eliminar los residuos y gránulos que no cumplan con las condiciones y, por lo tanto, afecten el funcionamiento de la unidad de calefacción.
  • Aún calientes, se colocan los pellets a secar una vez más de forma natural para evitar que se formen grietas.
  • Si quieres verificar que los pellets son de calidad toma uno y colócalo en un vaso con agua. Si se hunde es porque es denso y está bien fabricado. En cambio, si flota quiere decir que es capaz de absorber humedad y, por lo tanto, no es de calidad.

Maquinas peletizadoras

La fabricación de pellets debe hacerse con una máquina especial para este propósito. El uso de estos equipos se conocía solo a escala industrial, pero ahora se han sumado los de uso doméstico, más compactos y fácil manejo para procesar este tipo de biomasa en casa.

Algunas de ellas hacen todo el trabajo y otras requieren de complementos para el proceso. Invertir en una de estas máquinas puede significar un buen ahorro gracias a que es más económico fabricar los pellets en casa que comprarlos en fábrica, además de ser una oportunidad de proveer a otras personas de combustible. Teniendo en cuenta que estos equipos cumplan con estándares de calidad, significa que obtendrás material eficiente para tu caldera o estufa, un elemento imprescindible para su funcionamiento adecuado.

Esperamos haberte ayudado a entender cómo fabricar pellets caseros. También te podemos ofrecer recomendaciones sobre las medidas de seguridad que debes tomar en tu chimenea para evitar accidentes.

Deja tu comentario debajo