¿Cómo quitar la humedad de las toallas?

Tus prendas de baño pueden ser foco de malos olores si no conoces ¿cómo quitar la humedad de las toallas? Desde Toallas Personalizadas te brindaremos algunos consejos para evitar que los paños se deterioren antes de lo previsto. Un correcto proceso de lavado, secado y almacenamiento evitará la proliferación de bacterias.

Quitar la humedad de las toallas con estos trucos

Las propiedades de las toallas de baño se van perdiendo con el tiempo, en especial, si son de mala calidad o no tienen un correcto aseo. El proceso de secarlas se vuelve una complicación por la extrema acumulación de humedad que presentan. Esto es un foco para la aparición de bacterias que provocan malos olores, pérdida en los niveles de absorción y apariencia envejecida.

Al ser estas prendas elementos tan cotidianos en ocasiones descuidamos su correcto cuidado, olvidamos la importancia de leer las famosas etiquetas de lavado. Si conoces cómo mantener suaves y limpias tus toallas evitarás recurrir a múltiples compras de juegos nuevos cada año.

Quitar la humedad de tus toallas y optimizar su proceso de absorción es más fácil de lo que parece. Te mostramos 5 trucos que te servirán para este fin:

Truco 1 – Vinagre con bicarbonato de sodio

Estos elementos son potentes limpiadores con la capacidad de eliminar gérmenes y bacterias que provocan el mal olor. Al momento de usar este truco es importante no mezclarlos. Primero debes lavar las toallas con agua caliente y vinagre blanco diluido. Cuando termine el ciclo se vuelve a lavar, pero esta vez con 125 gramos de bicarbonato de sodio.

Truco 2 – No lavar las toallas juntas

Resulta tentador ahorrar tiempo con un solo ciclo de lavado. Pero esto puede resultar perjudicial para las toallas. Ya que acumularán mayor humedad y el proceso de secado será precario. Aunque tardes más el método es efectivo. Te recomendamos no usar exceso de detergentes, esto puede ser contraproducente. Una vez secas sacúdelas para abrir los poros de la tela.

Truco 3 – Amoniaco diluido

Mezcla este elemento con un poco de jabón y realiza un lavado previo de tus toallas antes de llevarla a la máquina. Esta sustancia minimiza la adhesión de los detergentes. Nunca mezclar elementos como el cloro con el amoniaco, su efecto es venenoso.

Truco 4 – Hábitos de secado

Nunca pongas una toalla húmeda en el cesto de ropa sucia para lavar. Las otras prendas van a impregnarse con el olor a humedad. Al momento de secar hazlo en lo posible al aire libre o en un espacio con ventilación efectiva, debe estar totalmente extendida. Si tienes secadora ponla a temperatura media para no afectar los tejidos de la prenda.

Truco 5 – Productos antihumedad

Instala productos antihumedad en tu baño si este no cuenta con una ventilación natural para prevenir la aparición de moho. Esto ayudara a optimizar el proceso de secado, eliminarán los malos olores evitando la condensación y ayudará a que tus toallas duren más tiempo.

Consejos al guardar tus toallas

Guardar tus toallas correctamente evitará que la humedad se apodere de ellas. Ten en cuenta estos consejos.

  • No guardarlas en la parte trasera de los armarios. Allí estarán expuestas a la aparición de moho, estos espacios son propensos a acumular humedad con rapidez.
  • Al momento de almacenar asegúrate de que las toallas estén secas por completo. El mismo procedimiento debe hacerse antes de volverlas a usar.
  • Al elegir el tipo de tela de la toalla toma en consideración tus actividades. Si practicas deportes acuáticos o de otra índole quizás lo mejor sea inclinarte por la microfibra por su resistencia y absorción.
  • Extiende la toalla por completa al momento de secarla.
  • Date una buena ducha y evita que las bacterias de tu cuerpo se trasladen a la toalla.

¿Listo para quitar la humedad de las toallas? ¿Qué otros trucos usas para hacerlo? Déjanos saberlo en los comentarios.

Deja tu comentario debajo