Claves para entender el lenguaje corporal del perro

Lenguaje corporal del perro

Aprender a interpretar lo que te quiere decir el can se convertirá en la base de una relación muy estrecha. En tu venta de cachorros online te traemos las claves para entender el lenguaje corporal del perro, de manera que te puedas comunicar con él, saber qué sienten y qué te quieren decir. Estas mascotas son muy inteligentes y capaces de interpretar tus expresiones, entonces por qué no ponerse a su altura y hacer lo mismo por ellos; de esta forma también evitarás problemas.

Interpretando el lenguaje canino

Una de las razones por las que los perros son una de las mejores mascotas es porque son capaces de comunicarse con sus dueños, aunque no lo hacen a través de las palabras sí dan señales a través de otro sistema del que los humanos también nos gusta presumir: el lenguaje corporal. Es un mecanismo mucho más simple que utilizan para “hablar” entre ellos y como sus dueños son parte de su familia, entonces también lo utilizarán con ellos.

Sus expresiones faciales, movimientos corporales, la posición de la cola y las orejas… todo cuanto hace el perro tiene una razón de ser y es nuestra obligación, como sus dueños, saberlo interpretar porque ellos ya lo hacen con nuestros propios gestos. Si quieres decir con propiedad que conoces bien a tu mascota memoriza estas claves para entender el lenguaje corporal del perro.

Si tiene las orejas hacia atrás, la cola entre las piernas y la cabeza gacha, significa que el perro tiene miedo, está frente a una situación que le hace sentir inseguro. Los gemidos también son parte de esta conducta. Puede pasar del miedo al enfado mostrando sus dientes y gruñendo a lo que le produce esta sensación.

Un perro incómodo ante alguna situación también se reconoce cuando permanece con la boca cerrada, voltea la cara y se lame los labios cuando alguien se le acerca. Los bostezos, sacudidas fuertes, ojos medio cerrados y respiración sostenida son señales de tensión y estrés.

Si mantiene la cola y orejas bajas, cuerpo encorvado, evita el contacto visual y sin mostrar los dientes es una señal de sumisión. Por el contrario, si tiene la cola y cabeza erguidas y con la mirada fija, se trata de un perro dominante. Para manifestar su ira, levantará las orejas y se mantendrá alerta, los ojos bien abiertos y labios retraídos enseñando la dentadura

Para llamar tu atención e invitarte a jugar se mostrará más relajado, estará sonriente, agachará el pecho o se sentará frente a ti, el movimiento de la cola es enérgico y te ofrecerá su pata. En estas circunstancias te está invitando a divertirse un poco y quizás que los lleves a practicar algún deporte para perros.

¿Por qué debes reconocer estas señales?

Saber qué es lo que quiere decir el can te indicará cómo actuar en consecuencia. Cuando demuestra que está molesto debes evitar mirarle a los ojos porque para ellos es una señal de desafío en la naturaleza, por lo tanto puede llevar a una mordida. También debes reconocer cuando tiene miedo o está incómodo para alejarlo del problema y evitar castigos innecesarios que podrían alterar su conducta.

¿Qué te han parecido estas claves para entender el lenguaje corporal del perro? Cuéntanos cómo logras interpretar la conducta de tu mascota y si esto ha mejorado tu relación con ella.

Deja tu comentario debajo