La Misión de los Setenta y la Lección del Lobo (Final)

(…) aun siendo incomprendidos por cierta parte del Pueblo, los Apóstoles y Discípulos de Jesús no dejaron de dar el recado del Maestro. ¿Surgieron obstáculos? ¡Claro que sí! Pero es en estas horas que demuestra su perseverancia, su talento apostólico. Si solamente quiere facilidad, entonces, usted es un incapaz, ante Dios.

Cruzada del Nuevo Mandamiento de Jesús en la Iglesia Familiar nº 1 de la Religión de Dios

(...) aun siendo incomprendidos por cierta parte del Pueblo, los Apóstoles y Discípulos de Jesús no dejaron de dar el recado del Maestro. ¿Surgieron obstáculos? ¡Claro que sí! Pero es en estas horas que demuestra su perseverancia, su talento apostólico. Si solamente quiere facilidad, entonces, usted es un incapaz, ante Dios.

He usado este espacio en ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO!, respondiendo a la solicitud de varios lectores, para que se publiquen los fragmentos de una charla que di, en forma improvisada, el 31 de diciembre de 2004, en Rio Grande do Sul. Aproveché la oportunidad para revisar y agregar nuevas consideraciones sobre el tema, cuyo fundamento es el Evangelio de Jesús, según San Lucas, capítulo 10.

Durante ese período, en distintas oportunidades, hablé personalmente o por los Medios de Comunicación de la Buena Voluntad (Radio, Televisión e Internet: www.boavontade.com), sobre la agilidad con que los jóvenes de la Militancia Ecuménica de la Religión de Dios abordaron el tema que planteé a las conciencias, como contribución al fortalecimiento moral y espiritual ante las luchas de la vida moderna. Este hecho me trajo inmensa alegría al Alma.

En este número de ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO!, les presento la parte final de la explicación que hice los primeros días del año 2005. Por referirse a la lección eterna del Divino Pastor, por cierto, corresponderá, aunque modestamente, a la actual y profunda necesidad de la Criatura Humana, vivenciar, en el día a día, las enseñanzas del Creador de nuestras existencias:

El principio está en cada uno de nosotros

(...) Nadie en estas Obras de Buena Voluntad*1 debe herir la propia mente, alimentando obstáculos enfermizos, pues veremos, en los próximos años, la gloria de nuestro esfuerzo. El principio del Bien existe en cada uno de nosotros. Enseñó San Pablo Apóstol, en la Segunda Epístola a los Corintios, 6:16:

— “(...) Vosotros sois el Templo del Dios vivo (...)”.

De ahí alguien puede preguntar: “— ¿Y las luchas?”

¡Enfrentémoslas! Convertirse en un sedentario moral es lo que provoca tantas cosas malas en el gran cuerpo colectivo llamado sociedad mundial. Cualquiera, en este Planeta, por menor que se considere, es una pieza vital del extenso organismo Humanidad. Una vez más, rememoro lo que constantemente afirmaba el recordado Hermano Alziro Zarur (1914-1979):

— “Un pequeño nervio de un diente cariado, con su dolor, molesta a todo el organismo humano”.

¿Quieres continuar elegante, joven? ¡Muévete! Ve a socorrer a los que sufren, con la fuerza de tu corazón bien formado. Joven, ¿quieres guardar la fortaleza de los músculos? Haz ejercicio en el servicio del Bien, porque cualquier cosa que hicieres de malo es sobre tu cabeza que caerá.

En cuanto a sobrellevar cualquier dificultad que pueda surgir en el camino, tengamos en mente esta enseñanza del Cristo:

— “Si tuvieres Fe del tamaño de un grano de mostaza, diréis a los montes: Salgan de aquí, láncense al mar, y así sucederá. Nada les será imposible”. (Evangelio de Jesús, según San Mateo, 17:20)

Razón y seducción

En el Evangelio de Jesús, según San Lucas, 10:7, leemos esta advertencia del Cristo de Dios a Sus discípulos, que se propusieron divulgar la Buena Nueva del Maestro por todos los rincones de la Tierra y que, naturalmente, precisarían hospedarse en las residencias de las personas que adherían al Santo Evangelio:

- “No os paséis de casa en casa”.

Me acuerdo del viejo Legionario de la Buena Voluntad Achilles de Andrade de Souza (1913-1991) diciendo: “Mono que salta de rama en rama quiere chumbo”. Quiere decir, en el caso, chumbo moral, espiritual.

“No mudar de casa en casa” significa también no ser liviano en el pensamiento. Hoy, encara un hecho espiritualmente de esa manera, mañana de otra forma...

“Ah, pero ¿entonces no quiere que yo evolucione?”

Claro que sí. Jesús predica nuestra evolución. Mi advertencia es contra el comportamiento de los llamados “maría-va-con-las-otras”. Además, a los 18 años escribí una página titulada "Razón y Seducción", que refleja bien mi pensamiento sobre este asunto. Y la hice constar en las Directrices Espirituales de la Religión de Dios, tomo II, en la página 21:

Zarur acostumbraba decir en sus prédicas: “alcanzar el equilibrio es la meta suprema”; y concluía: “el Bien nunca será vencido por el mal”. Ahora, para no ser alcanzado por el mal, el pecado, la frustración o como quiera llamarlo, el Ser Humano debe tener Buena Voluntad, lo que quiere decir: conservar, al lado de un acentuado buen sentido, una firme voluntad. Será, pues, aquel que cultiva el equilibrio, por peor que sea la tempestad, quien sabe aquello que realmente es, visto que ilumina su camino en la Verdad (de Dios) y no niega de antemano lo que puede existir. Sabe porque sabe, esto es, porque aprende humildemente, sin considerarse dueño de la Verdad. Ya el falto de ánimo, que se deja arrastrar por los otros, o por la apariencia de los hechos, cree en lo que las personas en quienes confía le dijeron que crea... Así lo hace porque le agradan esas personas y algunas cosas a las que se acostumbró y cree no poder vivir sin ellas... Este es el prisionero de las convenciones, el “maría-va-con-las-otras”. Aquí entra el sentimentalismo censurado por R. H. Blyth (escritor citado por José J. Veiga) como aquello que “es dar a las cosas más ternura de la que Dios les da”. Traduciendo en lenguaje simple, es ser “más realista que el rey”. Resumiendo: el primero, el de la Voluntad Buena, se guía por la razón iluminada por Dios; el segundo, el de voluntad negligente y que no conoció la verdadera iniciación espiritual, se deja dominar por la seducción. Es un triste esclavo del miedo.

Verdadera liberación

Vamos ahora al análisis ecuménico de las anotaciones de San Lucas, 10:9 a 12, sobre las palabras de Jesús:

10:9 – “Y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: "El Reino de Dios se ha acercado a vosotros..."

¿Qué tal elegir este Año como el de la caminata más fuerte para el florecimiento, en la Tierra, del Reino de Dios, que está próximo? Tan cerca, que se encuentra dentro del propio Ser Humano, conforme Jesús revela en Su Buena Nueva*2. Por eso, no precisamos buscar lejos lo que intrínsecamente se encuentra en nosotros. Es lógico que nos gusta ir a lugares en los cuales todo vibra en positivo, en que se ora, o lugares con paisajes maravillosos. Es beneficioso para el Espíritu, pero no es que eso sea lo más necesario para nuestra liberación. Nos liberamos realizando el Bien, de acuerdo con las Leyes Divinas, que no pueden ser interpretadas por el prisma del odio, porque “Dios es Amor” (Primera Epístola de San Juan, 4:8).

Mientras expreso estas reflexiones sin ninguna pretensión, alguien puede pensar: “¡Ahí viene éste con esa historia de caridad!” Con certeza, es la conclusión de alguien que ignora que la Caridad no se limita al hecho de dar un pan al que pide. Por ejemplo, la verdadera Política, cuando es ejercida en beneficio de los pueblos, debería llamarse Caridad, porque es una estrategia de Dios*3. Como ejemplo, encontramos hasta escépticos que se esfuerzan por seguir ese comportamiento. Por eso, los saludamos aquí como nuestros Hermanos. “El Ateo también es hijo de Dios”.

Es imprescindible que no nos olvidemos que Dios es Amor, conforme definió San Juan Evangelista. Amor es sinónimo de Caridad. San Pablo Apóstol resalta que de las tres virtudes teologales (Fe, Esperanza, Caridad), “la más importante es la Caridad”. Entonces, consideramos que sustenta a las demás. Se trata de la sintonía que nos mantiene en afinidad con los objetivos mayores de la Creación. De ahí, la Navidad Permanente de la LBV, propuesta por el siempre recordado Hermano Zarur, bajo la invocación de “¡por un Brasil mejor y por una Humanidad más feliz!”

Ni el polvo de aquellas ciudades interesa a nuestras sandalias

"10 Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, salid a sus plazas y decid:

“11 "Aun el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros

Vean, no es para tirar la sandalia en el rostro de nadie. Sacudir el polvo es un símbolo, pues ni el polvo de la ignorancia reinante interesa a las sandalias de los peregrinos que sirven al Cristo y que, por eso, no tienen tiempo para perder con discusiones estériles o promotoras de vanidades.

Llevar, siempre, el mensaje de Dios

“11 (...) “No obstante, sabed que el Reino de Dios está próximo”. (...)

Así llegamos al punto crucial de este capítulo, en este análisis que estamos haciendo: Recibió una elevada misión, cúmplala. No genere dificultad para su propio progreso espiritual y, consecuentemente, material. Y no transfiera la culpa de sus fracasos a los otros. Trate de corregirse y aprenda a trabajar en equipo, lo que es imprescindible para que se libere del gran trastorno que es alimentar diferencias personales. Sobre el enorme perjuicio que eso provoca, con graves consecuencias para el infractor de la Ley del Cristo, que determina la unión entre Sus verdaderos servidores, escribió el ilustre Dr. Bezerra de Menezes, por la psicografía de Francisco Periotto:

Dr. Bezerra de Menezes
São Paulo, sábado, 22/7/2006Los Seres de Buena Voluntad jamás pueden permitir las vanidades ni los personalismos. Esto es una tragedia. No dejen que nadie se comporte así. Adviertan a sus compañeros de jornada, para su propio bien y para el bien de la Causa por la cual luchan. Todos aquí Arriba somos probados, constantemente, en nuestras pequeñas cualidades, pues el Cristo no juega con la jerarquía. (...) Si no somos nada ante la Cristiandad, imaginemos el mal que sucederá si permitimos que los personalismos sobrevivan en nosotros.

Una lección que debe reinar: todos son importantes, todos son útiles, todos, de alguna manera, pueden contribuir. Si hacemos nuestra parte, los Espíritus jamás dejarán de hacer la parte de ellos.

Sean siempre los primeros en servir. (...) Solamente así los Espíritus podrán ayudarlos. (...) Jesús no tiene tiempo que perder. La orden es UNIR, la orden es CONGREGAR. Un rollo compresor desciende del Mundo Espiritual, sobre la Tierra.

Aquellos que no abandonen su tarea, estarán allá adelante cuando los que así no lo hicieren vuelvan a abrir los ojos a la realidad de la existencia, la cual en este mundo engañoso, aún pocos ven.

Mucha gente no quiso oír el Mensaje Redentor del Cristianismo del Cristo*4. Esos persiguieron a los Apóstoles San Pedro, San Pablo, San Juan y a los demás que se mantuvieron fieles a Jesús. Aunque sin ser comprendidos por cierta parte del Pueblo, los Apóstoles y Discípulos de Jesús no dejaron de dar el recado. Ahí está. ¿Surgieron obstáculos? Pero es en estas horas que demuestra su perseverancia, su talento apostólico. Si solamente quiere facilidad, entonces, usted es un incapaz, ante Dios. Después no reclame, más adelante, en su vida, cuando se encuentre en situaciones difíciles creadas por usted mismo, por haber dejado de honrar su deber. Y acuérdese que la estructura de un mundo equilibrado, estable, feliz, es que cada uno cumpla con sus obligaciones. De lo contrario, viviremos eternamente la impunidad, la desmoralización, el caos, alcanzando a los fundamentos, a las estructuras de la convivencia civilizada, hasta que ellas vengan abajo, aplastando todo y a todos. La Historia está repleta de ejemplos.

¡¿La televisión no es para educar?!

Lo que pienso yo, y lo veo curioso además de trágico, es que algunos promueven todo lo que es bajo, a veces por los Medios de Comunicación, y después se reúnen, en los mismos Medios, visando encontrar la solución para los estragos provocados por aquello que ellos mismos promocionaron.

"Ah, pero la televisión no es para educar”, afirmó un distraído.

¡Tampoco es para deseducar!, le respondemos enfáticamente.

Cabe aquí esta amonestación de Jesús, en el capítulo 10 de Su Evangelio, según San Lucas:

"12 Y os digo que en aquel Día habrá menos rigor para Sodoma que para aquella ciudad que no quiso oír el llamamiento.

El texto bíblico se refiere a “ciudad”, pero puede ser un país, una villa o una única casa.

Estemos atentos a las señales del Regreso de Jesús

Sin embargo, es preciso que el predicador, o la predicadora, invite, en forma adecuada, a la meditación, al oyente, telespectador, internauta, e interlocutor.

"¡Pero Usted está bien exaltado!”

 

¡No! Solamente estoy siendo elocuente. Finalmente, comenzamos un Año-Nuevo, ¡cuando el barullo de los fuegos y de las fiestas es infernal! (risas). Por lo tanto, hay mucha gente desatenta. Es sólo por eso. Y es indispensable que ellos escuchen lo que se dice aquí, pues se trata de los deberes de un apostolado que exige atención y gran responsabilidad, principalmente porque vivimos un instante grave en la Historia, anunciado desde los más antiguos profetas, en especial, en el Apocalipsis de Jesús, que Zarur denominaba “el más importante libro de la Biblia Sagrada, en la actualidad planetaria”:

La Sexta Trompeta
Capítulo 9

“13 EL sexto Ángel tocó la trompeta, y oí una voz procedente de los cuatro ángulos del altar de oro, que se encuentra en la presencia de Dios,

"14 la cual decía al sexto Ángel, el mismo que tenía la trompeta: Desata los cuatro Ángeles que se encuentran atados junto al gran río Éufrates.

“15 Fueron, entonces, desatados los cuatro Ángeles que se hallaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para que matasen a la tercera parte de los hombres.

“16 El número de los ejércitos de la caballería era de veinte mil veces diez millares; yo oí su número: doscientos millones.

“(...)

“20 Los otros hombres, aquellos que no fueron muertos por esos flagelos, no se arrepintieron de las obras de sus manos, pues no dejaron de adorar a los demonios y los ídolos de oro, de plata, de cobre, de piedra y de palo, que ni pueden ver, ni oír, ni andar,

“21 ni aún se arrepintieron de sus asesinatos, ni de sus hechicerías, ni de su prostitución, ni de sus hurtos”.

Y como los otros hombres que no fueron muertos no se arrepintieron de sus malas obras (20 y 21), Dios — para que no destruyan la Tierra, de una vez, tuvo que mandar al Sexto Ángel del Sexto Flagelo:

El Sexto Flagelo
Capítulo 16

“12 Derramó el sexto Ángel su taza sobre el gran río Éufrates, cuyas aguas se secaron para que se preparase el camino de los reyes que vienen del lado del nacimiento del sol (el Oriente).

“13 Entonces yo vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta tres espíritus inmundos semejantes a ranas;

“14 porque estos son espíritus de demonios, operadores de señales, y se dirigen a los reyes del mundo entero, con el fin de juntarlos para la pelea del gran día del Dios Todo-Poderoso.

"15 (He ahí que vengo como viene el ladrón. Bienaventurado aquel que vigila y guarda sus ropas, para no andar desnudo, y no se vea su vergüenza.)

“16 Y os juntó en un lugar que en hebreo se llama Armagedón”.

Ustedes, que oyen nuestra prédica del Apocalipsis a los Simples de Corazón, con seguridad saben por dónde pasa el gran río Éufrates, “cuyas aguas se secaron para que se preparase el camino de los reyes que viene del lado del nacimiento del sol (el Oriente)”.

A pesar de todos los avisos que descienden a nosotros desde el Mundo Espiritual, el Ser Humano provoca el Armagedón, del que tanta gente habla, sin saber, a veces, de qué se trata.

Sorprendidos

Acuérdese de que en esas ocasiones la mayoría es sorprendida*5. Tenemos, pues, que alertar a todos, civilizadamente, pero con la energía necesaria. Fue Jesús quien dijo que el gran día de Su Regreso Triunfal sería cuando menos se esperarse, por cuanto las muchedumbres andan dispersas por las convocatorias de la existencia humana y/o mundana que más tarde se revelarán, dolorosas, a los que desertan de Él y de Su Doctrina:

— “Por cuanto, así como en los días anteriores al diluvio, comían y bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no lo percibieron, sino cuando vino el diluvio y los llevó a todos — así será también la venida del Hijo de Dios" (Evangelio de Jesús, según San Mateo, 24:38 y 39).

¿Qué tal creer en Jesús y hacer como “los setenta” que Él envió al mundo? Aunque muchos de ellos, antes deslumbrados por los milagros de que fueron testigos, mientras cumplían de manera correcta la misión que el Divino Taumaturgo les había encargado, desertaron cobardemente por no soportar el duro discurso doctrinario que Él profiriera, en otra ocasión:

“¿Quién puede soportar palabras tan enérgicas?” (Evangelio de Jesús, según San Juan, 6:60)

Prédica austera

Y rápido se escaparon.

Para los que no tienen conocimiento de esa prédica austera de Jesús, que resultó en la deserción de muchos que Lo acompañaban, a continuación hago un resumen de los versículos 22 al 59, del capítulo 6, de las anotaciones del Evangelista-Profeta San Juan:

Luego de la multiplicación de panes y peces realizada en un monte, en las orillas del Tiberíades, el Divino Maestro se alejó en dirección a Capernaun. Los que supieron de las maravillas hechas por el Cristo Ecuménico fueron a Su encuentro. En ese momento, el Divino Educador profirió una seria censura a los que Lo buscaban:

“— En verdad, en verdad os digo que me buscáis no por los prodigios que visteis, sino porque comisteis pan y os saciasteis. Con todo, trabajad no por la comida que perece, sino por el alimento que perdura por la vida eterna, la cual el Hijo de Dios os dará, porque a éste el Padre, Dios, lo selló”.

Enseguida, Jesús crea una gran discusión al revelarles que Él es el Alimento Espiritual de los Pueblos:

"Yo soy el Pan Vivo que descendió del Cielo; si alguien comiere de ese pan, vivirá para siempre; y el pan que yo diere es mi carne, que yo ofrezco por la vida del mundo”.

Hubo una ruidosa divergencia entre los que oían la prédica del Hijo de Dios y que murmuraban entre sí:

"¿Cómo puede este Jesús darnos Su carne para comer?”

Enfrentando la ignorancia de ellos, el Proveedor Celestial dijo más:

“Quien come de mi carne y bebe de mi sangre tiene la Vida Eterna, y Yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne verdaderamente es comida, y mi sangre verdaderamente es bebida. Quien come de mi carne y bebe de mi sangre, permanece en mí, y Yo en él”.

Claro que el Cristo Ecuménico no está defendiendo la antropofagia, con ésto. La carne a que Jesús se refiere es la riqueza de Su doctrina, y la sangre, la perseverancia, el sacrificio a ser aceptado por Sus discípulos al abrazar la Causa del Apostolado Divino. Fue cuando Jesús, que no juega con cosa seria y no le importa la excesiva susceptibilidad generalmente denunciante de los débiles de carácter, volviéndose para los doce que habían permanecido, los interrogó:

“¿Y ustedes? ¿Queréis ir con ellos también?”

Comentario de Alziro Zarur (1914-1979)

Todavía recuerdo un importante comentario del Proclamador de la Religión de Dios, Alziro Zarur, hecho en la década de 1960, sobre este polémico pasaje del capítulo 6 del Evangelio de Jesús, según San Juan:

“(...) Como decía el Apóstol San Pablo: ‘Las cosas espirituales se distinguen espiritualmente’. De lo contrario, parecen una locura. El Apóstol de los Gentíos dice más: ‘La letra mata, el Espíritu vivifica’ (Segunda Epístola a los Corintios, 3:6). El Pan Vivo que descendió del cielo es la propia carne de Jesús para alimentarnos, son Sus enseñanzas de Vida Eterna, es la palabra de Dios. Quien siga esos preceptos se alimentará de Él para todo, siempre. Vivirá de Él, obedeciendo a él, tan íntimamente como si estuviese comiendo la propia carne de Jesús y bebiendo Su sangre.

“A algunos de los discípulos no les gustó, se quedaron pensando que el Divino Maestro no estaba en Su juicio perfecto y se alejaron de Él.

"(...) Pero el Cristo de Dios les preguntó también a los doce Apóstoles si ellos querían irse, como los otros. Vemos que Jesús prefiere perder a todos, a modificar la enseñanza de la Verdad, a desobedecer al Padre Celestial, aunque se quede solo, pero Él sustentará la verdad, ¡cueste lo que cueste! Vemos que el Apóstol San Pedro dijo muy bien: ‘Pero, ¿para dónde iremos, Señor? ¿Para quién, si tienes palabras de Vida Eterna? Nosotros creemos y sabemos que Tú eres el Santo de Dios’.”

“Bella confesión. Entonces, Jesús responde: ‘¿Yo no os elegí? ¡Sin embargo, uno de ustedes es un demonio!’ Jesús ya sabía que la función de Judas sería la de traidor. Eso prueba que la gente a veces es obligada a soportar un Judas por mucho tiempo. Es que Él solo puede salir en la hora determinada por la ‘Gente de arriba’ (del Mundo Espiritual). Que vea quien tiene ojos para ver, que oiga quien tiene oídos para oír, porque esta es, realmente, la Palabra de Dios”.

Jesús es abandonado por muchos discípulos – El testimonio de Pedro

Para aclaración de todos, he aquí el pasaje del Evangelio del Cristo al que nos referimos, según San Juan, 6:60 a 71:

“60 Pues, muchos de Sus discípulos, oyendo ésto, dijeron: Este discurso es duro; ¿quién lo puede soportar?

“61 Pero, sabiendo Jesús que Sus discípulos murmuraban ésto, les dijo: ¿Esto os escandaliza?

“62 ¿Qué sería, pues, si vieras subir al Hijo de Dios hacia donde estaba primero?

“63 El espíritu es lo que vivifica, la carne para nada aprovecha. Las palabras que Yo os he dicho son espíritu y vida.

“64 Pero hay algunos de ustedes que no creen. Pues Jesús sabía, desde el principio, quiénes eran los que no creían, y quién era el que lo había de entregar.

“65 Y continuó: Por eso os digo que nadie puede venir a mí, si no le fuere concedido por el Padre.

“66 A causa de eso, muchos de Sus discípulos volvieron hacia atrás y no anduvieron más con Él.

“67 Entonces, Jesús preguntó a los doce: ¿Ustedes también quieren retirarse?

“68 Le contestó Simón Pedro: Señor, ¿para quién iremos nosotros, si apenas Tú tienes las palabras de la Vida Eterna?

“69 Nosotros ya hemos creído y bien sabemos que Tú eres el Santo de Dios.

“70 Les respondió Jesús: ¿No los elegí a ustedes, los doce? Sin embargo, uno de ustedes es el diablo.

“71 Jesús se refería a Judas, hijo de Simón Iscariote; porque era él quien lo habría de entregar, siendo uno de los doce”.

Por Amor a Jesús, superar las pruebas

En consecuencia, cuando el Cristo Ecuménico venga con un discurso desafiante, una genuina provocación — lo que es una constante en la vida de Sus legítimos discípulos —, no huya como hicieron algunos de los falsos seguidores del Divino Maestro. Llamo de nuevo su atención hacia el hecho de que aquellos setenta discípulos realizaron verdaderos prodigios para los cuales ellos no estaban capacitados, sólo lo hicieron porque el Poder de Dios descendió sobre ellos. Sin embargo, cuando Jesús decidió probarlos y a otros más que Lo acompañaban, les hizo aquella predicción fuerte y ellos reclamaron: “¡No podemos soportar ese discurso!” Y fueron alejándose. Quedaron solamente doce. El Pastor Celestial, con su coraje, volvió a los que quedaban y les preguntó: — ¿ustedes también quieren ir? Si así lo desean, pueden ir.

El testimonio de las mujeres

Pero ellos se quedaron, no fueron tras el “lobo”. Aunque Lo hayan traicionado, otro Lo haya negado y la mayoría se haya escondido con gran temor*6 en el día más dramático de la indescriptible prueba del Maestro; menos San Juan Evangelista, que estuvo allá, en la terrible hora de la crucifixión, con María, Madre de Jesús; su hermana; María Magdalena; María, mujer de Clopas; y la madre de los hijos de Zebedeu; posiblemente Juana de Cuza, y tantas más que el Evangelista no pudo anotar.

¡Presten atención a la fuerza de carácter de aquellas mujeres! ¡No huyeron! Es preciso que todos se reflejen en el testimonio dado por ellas, en los instantes finales de Nuestro Señor Jesús Cristo, y con igual bravura perseveren hasta el final.

Bien a propósito, la totalidad del notable Manifiesto a los Jóvenes, que la entusiasta periodista y escritora Nina Arueira (1916-1935) escribió a los 15 años de edad (anoten bien eso en sus corazones):

 

"A la Juventud de Mi Tierra*7

"Despertad, gente de mi tierra, porque el día se levanta por sobre todo, la noche de los sueños y de los insomnios se diluye en la luz; cortejos blancos de fulgores vencieron las tinieblas y sobre ellas implantaron su victoria...

"Despertad al trabajo; despertad a la vida... Vuestras almas son capaces; estirad vuestros miembros, distended vuestros nervios, afirmad vuestra voluntad, cantad vuestro himno de alegría y entusiasmaos con el sol, con los pájaros, con las flores...

"La creación palpita; la naturaleza canta; los elementos rumorean...

"¿Y vuestros corazones palpitan inútilmente, mozos de mi tierra? ¿Y vuestros espíritus no se expanden en vosotros?

"Soñad sueños de glorias, de altitudes, y caminad valientes hacia vuestros ideales; partid como bandeirantes sobre el destino y mostrad al mundo vuestros esfuerzos...

"Tened conciencia de que sois hombres; hombres útiles; hombres fuertes; hombres sabios.

"Abominad el tedio; abominad la inutilidad, odiad el pesimismo... Todo lo que es humano os es posible.

"No seáis nunca débiles, parásitos e imprestables. Cread una ley para vuestro culto: el Deber. Una sabiduría para vuestro ejemplo: la Disciplina. No os enorgullezcais de vuestras victorias, pero estad orgullosos de vuestro hecho.

"Avergozaos de no ser espiritualmente poderosos; el raciocinio, el espíritu, el ingenio, el cuerpo evolucionado sobre todos los irracionales, os dicen que no debéis ser pequeños; caminad hacia el sol; hacia las luces; procurad la Belleza, embelleced vuestras vidas; amad lo Bello; impresionaos con lo estético; lo que es feo no os atraiga; que el Feo os horripile; que el Feo os cause náuseas, y porque no os es posible despreciar el cuerpo deformado, procurad la belleza del espíritu, mucho más impresionante que las deformidades de la materia.

"Cantad la alegría, glorificad la vida; sed optimistas, porque seréis fuertes, seréis buenos. No os dejéis prender por preconceptos y por ideas ajenas; convenceos de que debéis ser los reformadores de la civilización, los implantadores de un nuevo mundo.

"Nada os detenga; seréis sabios, Hércules, semidioses si quisiereis adoptar este principio de la teosofía: 'los hombres son dioses en evolución'.

"Mirad en la historia antigua; ¿por qué no podéis ser más sabios que Salomón, cuando Salomón era humano? ¿Por qué no podéis ser más artistas que Praxíteles, mayores que Julio César, que Platón, que Horacio, que toda esa constelación antigua de antiguas civilizaciones?

"Vosotros, que nacisteis en un mundo más propicio ¿por qué no sois grandes, mayores que los mayores?

"Tenéis alas; ¿por qué no voláis? Tenéis poder; ¿por qué no gobernáis?

"¿Que extraña serpiente os paraliza los miembros que no os movéis, que no os agitáis?

"¿Qué hubo de tan extraordinario que vuestras voces no retumban?

"Avergozaos de no ser... Levantaos y ser. Que la Muerte no os desfallezca el ánimo; vuestros hijos serán vuestros continuadores; la posteridad se acordará de vosotros.

"No temáis la grandeza de vuestros ideales. Si no realizáis todos, el mañana terminará vuestras obras.

"Cantad la alegría de vivir; no seáis 'compasivos' para con los débiles y los desilusionados; sed enérgicos para con ellos; la energía despierta la energía.

"No os embriaguéis con vuestros hechos; si vencéis un escalón, otro os estará esperando. Sed mayores que el momento, estad más allá de toda la fama; que la posibilidad no se extinga para vosotros.

"No estacionéis; caminad siempre; en planicies o ascensiones, id hasta el final... porque sois hombres (y mujeres) para quien todos los proyectos son realizables porque todo lo que el espíritu os oferta ya fue trabajado, como en un servicio fotográfico: el espíritu trabaja la prueba; vosotros copiaréis en el propio papel.

"No os receléis de rugidos; las fieras rugen, pero podéis domarlas para no ser vencidos por ellas.

"No os desanimen los obstáculos; convenceros de que sois más fuertes que las barreras, y desviadlas.

"Tened por obligación realizar lo mejor en cada día; formad vuestros métodos diarios y seguid fieles a la disciplina que hubieres adoptado en vuestros hábitos. No digáis nunca que 'no tenéis tiempo'; procurad dividir vuestras horas de ocupaciones y recreo, y siempre tendréis una hora para otra cosa; cantad en vuestros descansos; fantasía vuestros momentos de distracción; reíd, reíd de todo y para todo; procurad la música; no os es difícil encontrar esa gran amiga del espíritu, ese seno amigo donde vuestros cerebros pueden reposar, deliciosa y con confianza.

"Procurad el arte; deleitad vuestros ojos en la armonía de los colores o en la pureza de las líneas; rodeaos de lo Bello, creadlo en vosotros.

"Dejad que vuestros corazones evolucionen ya con vuestros cerebros; amad pues, amad la vida, a los niños, las flores y las cosas; amad, que el amor espiritualiza la materia; el amor es la base sólida de la fraternidad; el amor os iluminará el mundo; cuanto más améis, menos malos seréis; cuanto más améis, más habéis sembrado el bien. Pero, tened presente: amar no es desear; amar es divino, desear es humano y grosero. Y vosotros, deseáis progresar, no sólo por vosotros, sino para que seáis el despuntar de una raza fuerte, de una civilización más firme.

"Ideando y realizando seréis hombres (y mujeres) superiores; amando, seréis espíritus tocados por la pureza del Nirvana. No permitáis que os enfurezcan, colocaos encima de los pequeños gusanos y reptiles, para que su veneno no os alcance; si os quisieren herir el buen humor, cantad y sonreíd.

"Así seréis grandes, así seréis fuertes, así tendréis una moral sin hipocresía... Sobre todo, no finjáis humildad, nunca; seréis antes, grutas oscuras donde se esconderían víboras.

"Caminad, pues, juventud de mi tierra; caminad liberada de ideas ajenas; firme en el propósito de alcanzar las mayores altitudes; segura de que nada os cortará el vuelo; caminad, mozos de mi tierra, y haced de la juventud campista*8 la primera juventud del mundo...

"Seguid; si la vanidad os susurra que ya alcanzaste mucho, preguntad a vuestros hechos y ellos os apuntarán el ansia que sustituye cada descubrimiento vuestro; cuanto más caminéis hacia la curva del infinito, tanto más distante él os seducirá, e instante a instante, será más bello, de nuevos cambios, de otros misterios.

"Llenad vuestros sueños de altitudes; llenad vuestros ojos de sueños, y partid; alcanzaréis victorias, pero que ellas no apaguen de vuestra mente el ideal de la última victoria...

"La última gloria es la generación dinámica que preparáis... ¡Adelante!"

Ante tan elocuentes expresiones de la apasionante poeta Nina, creo conveniente recordar, una vez más, la amonestación del Maestro Jesús, oh jóvenes de todas las edades:

“En vuestra perseverancia, salvaréis vuestras Almas” (Evangelio de Jesús, según San Lucas, 21:19)

Por lo tanto, nunca deshonren el compromiso asumido con Él.

No hay “lobo” que nos intimide, por cuanto, estamos seguros en la Divina Seguridad de las seguras manos de Jesús.

Y para todos los que pacientemente hasta aquí me acompañaron, el Confort Celestial y la Bendición Divina del Apocalipsis del Cristo de Dios, capítulo final (22), versículos 20 y 21:

“20 Aquel que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo sin tardanza. Amén. ¡Ven, Señor Jesús!

“21 La gracia de Nuestro Señor Jesús Cristo sea con todos ustedes para todo, siempre. Amén”.

_____________

*1 Obras de Buena Voluntad — Formadas por la Legión de la Buena Voluntad, Religión de Dios y Fundación José de Paiva Netto.

*2 Buena Nueva — Así también es conocido el Evangelio, del griego Euangélion y del latin Evangeliu.

*3 Caridad: Estrategia de Dios — Paiva Netto aborda más ampliamente el tema en sus obras El Capital de Dios, Sociedad Solidaria Altruística Ecuménica y en la colección El Apocalipsis de Jesús para los Simple de Corazón (de la cual forman parte los libros Las Profecías sin Misterio, Somos todos Profetas y Apocalipsis sin miedo), colección esta que ya alcanzó la representativa marca de 1,3 millón de ejemplares vendidos.

*4 Cristianismo del Cristo — En nombre de la figura excelsa del Divino Maestro, el cristianismo de los hombres realizó muchos hechos contrarios a las lecciones de Amor y Justicia dejadas por el propio Jesús, en las Escrituras Sagradas.

*5 (...) mayoría es sorprendida — Recuerdo que, en sus prédicas legionarias, el recordado periodista, hombre de radio, escritor y poeta, Alziro Zarur, acostumbraba afirmar que “es preciso preparar a Brasil y al Mundo para los hechos previstos por Jesús, en Su Evangelio y en Su Apocalipsis. Ningún Legionario de Dios será sorprendido”.

*6 (...) la mayoría se ha escondido con gran temor — Importante resaltar que, después del traumático evento del Gólgota, muchos de los Apóstoles y discípulos del Divino Taumaturgo se redimieron de la debilidad momentánea, volviéndose testigos fieles y fuertes del redentor Mensaje del Cristianismo del Cristo. Hecho registrado por el Evangelista San Lucas, en Hechos de los Apóstoles de Jesús.

*7 La Juventud de Mi Tierra — Texto publicado en la Revista Espírita de Campos, edición de enero/febrero de 2000.

*8 Campista — Nina Arueira se refiere a la juventud de Campos, Estado de Rio de Janeiro. (...) aun siendo incomprendidos por cierta parte del Pueblo, los Apóstoles y Discípulos de Jesús no dejaron de dar el recado del Maestro. ¿Surgieron obstáculos? ¡Claro que sí! Pero es en estas horas que demuestra su perseverancia, su talento apostólico. Si solamente quiere facilidad, entonces, usted es un incapaz, ante Dios.

He usado este espacio en ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO!, respondiendo a la solicitud de varios lectores, para que se publiquen los fragmentos de una charla que di, en forma improvisada, el 31 de diciembre de 2004, en Rio Grande do Sul. Aproveché la oportunidad para revisar y agregar nuevas consideraciones sobre el tema, cuyo fundamento es el Evangelio de Jesús, según San Lucas, capítulo 10.

Durante ese período, en distintas oportunidades, hablé personalmente o por los Medios de Comunicación de la Buena Voluntad (Radio, Televisión e Internet: www.boavontade.com), sobre la agilidad con que los jóvenes de la Militancia Ecuménica de la Religión de Dios abordaron el tema que planteé a las conciencias, como contribución al fortalecimiento moral y espiritual ante las luchas de la vida moderna. Este hecho me trajo inmensa alegría al Alma.

En este número de ¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO!, les presento la parte final de la explicación que hice los primeros días del año 2005. Por referirse a la lección eterna del Divino Pastor, por cierto, corresponderá, aunque modestamente, a la actual y profunda necesidad de la Criatura Humana, vivenciar, en el día a día, las enseñanzas del Creador de nuestras existencias:

El principio está en cada uno de nosotros

(...) Nadie en estas Obras de Buena Voluntad*1 debe herir la propia mente, alimentando obstáculos enfermizos, pues veremos, en los próximos años, la gloria de nuestro esfuerzo. El principio del Bien existe en cada uno de nosotros. Enseñó San Pablo Apóstol, en la Segunda Epístola a los Corintios, 6:16:

— “(...) Vosotros sois el Templo del Dios vivo (...)”.

De ahí alguien puede preguntar: “— ¿Y las luchas?”

¡Enfrentémoslas! Convertirse en un sedentario moral es lo que provoca tantas cosas malas en el gran cuerpo colectivo llamado sociedad mundial. Cualquiera, en este Planeta, por menor que se considere, es una pieza vital del extenso organismo Humanidad. Una vez más, rememoro lo que constantemente afirmaba el recordado Hermano Alziro Zarur (1914-1979):

— “Un pequeño nervio de un diente cariado, con su dolor, molesta a todo el organismo humano”.

¿Quieres continuar elegante, joven? ¡Muévete! Ve a socorrer a los que sufren, con la fuerza de tu corazón bien formado. Joven, ¿quieres guardar la fortaleza de los músculos? Haz ejercicio en el servicio del Bien, porque cualquier cosa que hicieres de malo es sobre tu cabeza que caerá.

En cuanto a sobrellevar cualquier dificultad que pueda surgir en el camino, tengamos en mente esta enseñanza del Cristo:

— “Si tuvieres Fe del tamaño de un grano de mostaza, diréis a los montes: Salgan de aquí, láncense al mar, y así sucederá. Nada les será imposible”. (Evangelio de Jesús, según San Mateo, 17:20)

Razón y seducción

En el Evangelio de Jesús, según San Lucas, 10:7, leemos esta advertencia del Cristo de Dios a Sus discípulos, que se propusieron divulgar la Buena Nueva del Maestro por todos los rincones de la Tierra y que, naturalmente, precisarían hospedarse en las residencias de las personas que adherían al Santo Evangelio:

- “No os paséis de casa en casa”.

Me acuerdo del viejo Legionario de la Buena Voluntad Achilles de Andrade de Souza (1913-1991) diciendo: “Mono que salta de rama en rama quiere chumbo”. Quiere decir, en el caso, chumbo moral, espiritual.

“No mudar de casa en casa” significa también no ser liviano en el pensamiento. Hoy, encara un hecho espiritualmente de esa manera, mañana de otra forma...

“Ah, pero ¿entonces no quiere que yo evolucione?”

Claro que sí. Jesús predica nuestra evolución. Mi advertencia es contra el comportamiento de los llamados “maría-va-con-las-otras”. Además, a los 18 años escribí una página titulada "Razón y Seducción", que refleja bien mi pensamiento sobre este asunto. Y la hice constar en las Directrices Espirituales de la Religión de Dios, tomo II, en la página 21:

Zarur acostumbraba decir en sus prédicas: “alcanzar el equilibrio es la meta suprema”; y concluía: “el Bien nunca será vencido por el mal”. Ahora, para no ser alcanzado por el mal, el pecado, la frustración o como quiera llamarlo, el Ser Humano debe tener Buena Voluntad, lo que quiere decir: conservar, al lado de un acentuado buen sentido, una firme voluntad. Será, pues, aquel que cultiva el equilibrio, por peor que sea la tempestad, quien sabe aquello que realmente es, visto que ilumina su camino en la Verdad (de Dios) y no niega de antemano lo que puede existir. Sabe porque sabe, esto es, porque aprende humildemente, sin considerarse dueño de la Verdad. Ya el falto de ánimo, que se deja arrastrar por los otros, o por la apariencia de los hechos, cree en lo que las personas en quienes confía le dijeron que crea... Así lo hace porque le agradan esas personas y algunas cosas a las que se acostumbró y cree no poder vivir sin ellas... Este es el prisionero de las convenciones, el “maría-va-con-las-otras”. Aquí entra el sentimentalismo censurado por R. H. Blyth (escritor citado por José J. Veiga) como aquello que “es dar a las cosas más ternura de la que Dios les da”. Traduciendo en lenguaje simple, es ser “más realista que el rey”. Resumiendo: el primero, el de la Voluntad Buena, se guía por la razón iluminada por Dios; el segundo, el de voluntad negligente y que no conoció la verdadera iniciación espiritual, se deja dominar por la seducción. Es un triste esclavo del miedo.

Verdadera liberación

Vamos ahora al análisis ecuménico de las anotaciones de San Lucas, 10:9 a 12, sobre las palabras de Jesús:

10:9 – “Y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: "El Reino de Dios se ha acercado a vosotros..."

¿Qué tal elegir este Año como el de la caminata más fuerte para el florecimiento, en la Tierra, del Reino de Dios, que está próximo? Tan cerca, que se encuentra dentro del propio Ser Humano, conforme Jesús revela en Su Buena Nueva*2. Por eso, no precisamos buscar lejos lo que intrínsecamente se encuentra en nosotros. Es lógico que nos gusta ir a lugares en los cuales todo vibra en positivo, en que se ora, o lugares con paisajes maravillosos. Es beneficioso para el Espíritu, pero no es que eso sea lo más necesario para nuestra liberación. Nos liberamos realizando el Bien, de acuerdo con las Leyes Divinas, que no pueden ser interpretadas por el prisma del odio, porque “Dios es Amor” (Primera Epístola de San Juan, 4:8).

Mientras expreso estas reflexiones sin ninguna pretensión, alguien puede pensar: “¡Ahí viene éste con esa historia de caridad!” Con certeza, es la conclusión de alguien que ignora que la Caridad no se limita al hecho de dar un pan al que pide. Por ejemplo, la verdadera Política, cuando es ejercida en beneficio de los pueblos, debería llamarse Caridad, porque es una estrategia de Dios*3. Como ejemplo, encontramos hasta escépticos que se esfuerzan por seguir ese comportamiento. Por eso, los saludamos aquí como nuestros Hermanos. “El Ateo también es hijo de Dios”.

Es imprescindible que no nos olvidemos que Dios es Amor, conforme definió San Juan Evangelista. Amor es sinónimo de Caridad. San Pablo Apóstol resalta que de las tres virtudes teologales (Fe, Esperanza, Caridad), “la más importante es la Caridad”. Entonces, consideramos que sustenta a las demás. Se trata de la sintonía que nos mantiene en afinidad con los objetivos mayores de la Creación. De ahí, la Navidad Permanente de la LBV, propuesta por el siempre recordado Hermano Zarur, bajo la invocación de “¡por un Brasil mejor y por una Humanidad más feliz!”

Ni el polvo de aquellas ciudades interesa a nuestras sandalias

"10 Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, salid a sus plazas y decid:

“11 "Aun el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros

Vean, no es para tirar la sandalia en el rostro de nadie. Sacudir el polvo es un símbolo, pues ni el polvo de la ignorancia reinante interesa a las sandalias de los peregrinos que sirven al Cristo y que, por eso, no tienen tiempo para perder con discusiones estériles o promotoras de vanidades.

Llevar, siempre, el mensaje de Dios

“11 (...) “No obstante, sabed que el Reino de Dios está próximo”. (...)

Así llegamos al punto crucial de este capítulo, en este análisis que estamos haciendo: Recibió una elevada misión, cúmplala. No genere dificultad para su propio progreso espiritual y, consecuentemente, material. Y no transfiera la culpa de sus fracasos a los otros. Trate de corregirse y aprenda a trabajar en equipo, lo que es imprescindible para que se libere del gran trastorno que es alimentar diferencias personales. Sobre el enorme perjuicio que eso provoca, con graves consecuencias para el infractor de la Ley del Cristo, que determina la unión entre Sus verdaderos servidores, escribió el ilustre Dr. Bezerra de Menezes, por la psicografía de Francisco Periotto:

Dr. Bezerra de Menezes
São Paulo, sábado, 22/7/2006Los Seres de Buena Voluntad jamás pueden permitir las vanidades ni los personalismos. Esto es una tragedia. No dejen que nadie se comporte así. Adviertan a sus compañeros de jornada, para su propio bien y para el bien de la Causa por la cual luchan. Todos aquí Arriba somos probados, constantemente, en nuestras pequeñas cualidades, pues el Cristo no juega con la jerarquía. (...) Si no somos nada ante la Cristiandad, imaginemos el mal que sucederá si permitimos que los personalismos sobrevivan en nosotros.

Una lección que debe reinar: todos son importantes, todos son útiles, todos, de alguna manera, pueden contribuir. Si hacemos nuestra parte, los Espíritus jamás dejarán de hacer la parte de ellos.

Sean siempre los primeros en servir. (...) Solamente así los Espíritus podrán ayudarlos. (...) Jesús no tiene tiempo que perder. La orden es UNIR, la orden es CONGREGAR. Un rollo compresor desciende del Mundo Espiritual, sobre la Tierra.

Aquellos que no abandonen su tarea, estarán allá adelante cuando los que así no lo hicieren vuelvan a abrir los ojos a la realidad de la existencia, la cual en este mundo engañoso, aún pocos ven.

Mucha gente no quiso oír el Mensaje Redentor del Cristianismo del Cristo*4. Esos persiguieron a los Apóstoles San Pedro, San Pablo, San Juan y a los demás que se mantuvieron fieles a Jesús. Aunque sin ser comprendidos por cierta parte del Pueblo, los Apóstoles y Discípulos de Jesús no dejaron de dar el recado. Ahí está. ¿Surgieron obstáculos? Pero es en estas horas que demuestra su perseverancia, su talento apostólico. Si solamente quiere facilidad, entonces, usted es un incapaz, ante Dios. Después no reclame, más adelante, en su vida, cuando se encuentre en situaciones difíciles creadas por usted mismo, por haber dejado de honrar su deber. Y acuérdese que la estructura de un mundo equilibrado, estable, feliz, es que cada uno cumpla con sus obligaciones. De lo contrario, viviremos eternamente la impunidad, la desmoralización, el caos, alcanzando a los fundamentos, a las estructuras de la convivencia civilizada, hasta que ellas vengan abajo, aplastando todo y a todos. La Historia está repleta de ejemplos.

¡¿La televisión no es para educar?!

Lo que pienso yo, y lo veo curioso además de trágico, es que algunos promueven todo lo que es bajo, a veces por los Medios de Comunicación, y después se reúnen, en los mismos Medios, visando encontrar la solución para los estragos provocados por aquello que ellos mismos promocionaron.

"Ah, pero la televisión no es para educar”, afirmó un distraído.

¡Tampoco es para deseducar!, le respondemos enfáticamente.

Cabe aquí esta amonestación de Jesús, en el capítulo 10 de Su Evangelio, según San Lucas:

"12 Y os digo que en aquel Día habrá menos rigor para Sodoma que para aquella ciudad que no quiso oír el llamamiento.

El texto bíblico se refiere a “ciudad”, pero puede ser un país, una villa o una única casa.

Estemos atentos a las señales del Regreso de Jesús

Sin embargo, es preciso que el predicador, o la predicadora, invite, en forma adecuada, a la meditación, al oyente, telespectador, internauta, e interlocutor.

"¡Pero Usted está bien exaltado!”

 

¡No! Solamente estoy siendo elocuente. Finalmente, comenzamos un Año-Nuevo, ¡cuando el barullo de los fuegos y de las fiestas es infernal! (risas). Por lo tanto, hay mucha gente desatenta. Es sólo por eso. Y es indispensable que ellos escuchen lo que se dice aquí, pues se trata de los deberes de un apostolado que exige atención y gran responsabilidad, principalmente porque vivimos un instante grave en la Historia, anunciado desde los más antiguos profetas, en especial, en el Apocalipsis de Jesús, que Zarur denominaba “el más importante libro de la Biblia Sagrada, en la actualidad planetaria”:

La Sexta Trompeta
Capítulo 9

“13 EL sexto Ángel tocó la trompeta, y oí una voz procedente de los cuatro ángulos del altar de oro, que se encuentra en la presencia de Dios,

"14 la cual decía al sexto Ángel, el mismo que tenía la trompeta: Desata los cuatro Ángeles que se encuentran atados junto al gran río Éufrates.

“15 Fueron, entonces, desatados los cuatro Ángeles que se hallaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para que matasen a la tercera parte de los hombres.

“16 El número de los ejércitos de la caballería era de veinte mil veces diez millares; yo oí su número: doscientos millones.

“(...)

“20 Los otros hombres, aquellos que no fueron muertos por esos flagelos, no se arrepintieron de las obras de sus manos, pues no dejaron de adorar a los demonios y los ídolos de oro, de plata, de cobre, de piedra y de palo, que ni pueden ver, ni oír, ni andar,

“21 ni aún se arrepintieron de sus asesinatos, ni de sus hechicerías, ni de su prostitución, ni de sus hurtos”.

Y como los otros hombres que no fueron muertos no se arrepintieron de sus malas obras (20 y 21), Dios — para que no destruyan la Tierra, de una vez, tuvo que mandar al Sexto Ángel del Sexto Flagelo:

El Sexto Flagelo
Capítulo 16

“12 Derramó el sexto Ángel su taza sobre el gran río Éufrates, cuyas aguas se secaron para que se preparase el camino de los reyes que vienen del lado del nacimiento del sol (el Oriente).

“13 Entonces yo vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta tres espíritus inmundos semejantes a ranas;

“14 porque estos son espíritus de demonios, operadores de señales, y se dirigen a los reyes del mundo entero, con el fin de juntarlos para la pelea del gran día del Dios Todo-Poderoso.

"15 (He ahí que vengo como viene el ladrón. Bienaventurado aquel que vigila y guarda sus ropas, para no andar desnudo, y no se vea su vergüenza.)

“16 Y os juntó en un lugar que en hebreo se llama Armagedón”.

Ustedes, que oyen nuestra prédica del Apocalipsis a los Simples de Corazón, con seguridad saben por dónde pasa el gran río Éufrates, “cuyas aguas se secaron para que se preparase el camino de los reyes que viene del lado del nacimiento del sol (el Oriente)”.

A pesar de todos los avisos que descienden a nosotros desde el Mundo Espiritual, el Ser Humano provoca el Armagedón, del que tanta gente habla, sin saber, a veces, de qué se trata.

Sorprendidos

Acuérdese de que en esas ocasiones la mayoría es sorprendida*5. Tenemos, pues, que alertar a todos, civilizadamente, pero con la energía necesaria. Fue Jesús quien dijo que el gran día de Su Regreso Triunfal sería cuando menos se esperarse, por cuanto las muchedumbres andan dispersas por las convocatorias de la existencia humana y/o mundana que más tarde se revelarán, dolorosas, a los que desertan de Él y de Su Doctrina:

— “Por cuanto, así como en los días anteriores al diluvio, comían y bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no lo percibieron, sino cuando vino el diluvio y los llevó a todos — así será también la venida del Hijo de Dios" (Evangelio de Jesús, según San Mateo, 24:38 y 39).

¿Qué tal creer en Jesús y hacer como “los setenta” que Él envió al mundo? Aunque muchos de ellos, antes deslumbrados por los milagros de que fueron testigos, mientras cumplían de manera correcta la misión que el Divino Taumaturgo les había encargado, desertaron cobardemente por no soportar el duro discurso doctrinario que Él profiriera, en otra ocasión:

“¿Quién puede soportar palabras tan enérgicas?” (Evangelio de Jesús, según San Juan, 6:60)

Prédica austera

Y rápido se escaparon.

Para los que no tienen conocimiento de esa prédica austera de Jesús, que resultó en la deserción de muchos que Lo acompañaban, a continuación hago un resumen de los versículos 22 al 59, del capítulo 6, de las anotaciones del Evangelista-Profeta San Juan:

Luego de la multiplicación de panes y peces realizada en un monte, en las orillas del Tiberíades, el Divino Maestro se alejó en dirección a Capernaun. Los que supieron de las maravillas hechas por el Cristo Ecuménico fueron a Su encuentro. En ese momento, el Divino Educador profirió una seria censura a los que Lo buscaban:

“— En verdad, en verdad os digo que me buscáis no por los prodigios que visteis, sino porque comisteis pan y os saciasteis. Con todo, trabajad no por la comida que perece, sino por el alimento que perdura por la vida eterna, la cual el Hijo de Dios os dará, porque a éste el Padre, Dios, lo selló”.

Enseguida, Jesús crea una gran discusión al revelarles que Él es el Alimento Espiritual de los Pueblos:

"Yo soy el Pan Vivo que descendió del Cielo; si alguien comiere de ese pan, vivirá para siempre; y el pan que yo diere es mi carne, que yo ofrezco por la vida del mundo”.

Hubo una ruidosa divergencia entre los que oían la prédica del Hijo de Dios y que murmuraban entre sí:

"¿Cómo puede este Jesús darnos Su carne para comer?”

Enfrentando la ignorancia de ellos, el Proveedor Celestial dijo más:

“Quien come de mi carne y bebe de mi sangre tiene la Vida Eterna, y Yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne verdaderamente es comida, y mi sangre verdaderamente es bebida. Quien come de mi carne y bebe de mi sangre, permanece en mí, y Yo en él”.

Claro que el Cristo Ecuménico no está defendiendo la antropofagia, con ésto. La carne a que Jesús se refiere es la riqueza de Su doctrina, y la sangre, la perseverancia, el sacrificio a ser aceptado por Sus discípulos al abrazar la Causa del Apostolado Divino. Fue cuando Jesús, que no juega con cosa seria y no le importa la excesiva susceptibilidad generalmente denunciante de los débiles de carácter, volviéndose para los doce que habían permanecido, los interrogó:

“¿Y ustedes? ¿Queréis ir con ellos también?”

Comentario de Alziro Zarur (1914-1979)

Todavía recuerdo un importante comentario del Proclamador de la Religión de Dios, Alziro Zarur, hecho en la década de 1960, sobre este polémico pasaje del capítulo 6 del Evangelio de Jesús, según San Juan:

“(...) Como decía el Apóstol San Pablo: ‘Las cosas espirituales se distinguen espiritualmente’. De lo contrario, parecen una locura. El Apóstol de los Gentíos dice más: ‘La letra mata, el Espíritu vivifica’ (Segunda Epístola a los Corintios, 3:6). El Pan Vivo que descendió del cielo es la propia carne de Jesús para alimentarnos, son Sus enseñanzas de Vida Eterna, es la palabra de Dios. Quien siga esos preceptos se alimentará de Él para todo, siempre. Vivirá de Él, obedeciendo a él, tan íntimamente como si estuviese comiendo la propia carne de Jesús y bebiendo Su sangre.

“A algunos de los discípulos no les gustó, se quedaron pensando que el Divino Maestro no estaba en Su juicio perfecto y se alejaron de Él.

"(...) Pero el Cristo de Dios les preguntó también a los doce Apóstoles si ellos querían irse, como los otros. Vemos que Jesús prefiere perder a todos, a modificar la enseñanza de la Verdad, a desobedecer al Padre Celestial, aunque se quede solo, pero Él sustentará la verdad, ¡cueste lo que cueste! Vemos que el Apóstol San Pedro dijo muy bien: ‘Pero, ¿para dónde iremos, Señor? ¿Para quién, si tienes palabras de Vida Eterna? Nosotros creemos y sabemos que Tú eres el Santo de Dios’.”

“Bella confesión. Entonces, Jesús responde: ‘¿Yo no os elegí? ¡Sin embargo, uno de ustedes es un demonio!’ Jesús ya sabía que la función de Judas sería la de traidor. Eso prueba que la gente a veces es obligada a soportar un Judas por mucho tiempo. Es que Él solo puede salir en la hora determinada por la ‘Gente de arriba’ (del Mundo Espiritual). Que vea quien tiene ojos para ver, que oiga quien tiene oídos para oír, porque esta es, realmente, la Palabra de Dios”.

Jesús es abandonado por muchos discípulos – El testimonio de Pedro

Para aclaración de todos, he aquí el pasaje del Evangelio del Cristo al que nos referimos, según San Juan, 6:60 a 71:

“60 Pues, muchos de Sus discípulos, oyendo ésto, dijeron: Este discurso es duro; ¿quién lo puede soportar?

“61 Pero, sabiendo Jesús que Sus discípulos murmuraban ésto, les dijo: ¿Esto os escandaliza?

“62 ¿Qué sería, pues, si vieras subir al Hijo de Dios hacia donde estaba primero?

“63 El espíritu es lo que vivifica, la carne para nada aprovecha. Las palabras que Yo os he dicho son espíritu y vida.

“64 Pero hay algunos de ustedes que no creen. Pues Jesús sabía, desde el principio, quiénes eran los que no creían, y quién era el que lo había de entregar.

“65 Y continuó: Por eso os digo que nadie puede venir a mí, si no le fuere concedido por el Padre.

“66 A causa de eso, muchos de Sus discípulos volvieron hacia atrás y no anduvieron más con Él.

“67 Entonces, Jesús preguntó a los doce: ¿Ustedes también quieren retirarse?

“68 Le contestó Simón Pedro: Señor, ¿para quién iremos nosotros, si apenas Tú tienes las palabras de la Vida Eterna?

“69 Nosotros ya hemos creído y bien sabemos que Tú eres el Santo de Dios.

“70 Les respondió Jesús: ¿No los elegí a ustedes, los doce? Sin embargo, uno de ustedes es el diablo.

“71 Jesús se refería a Judas, hijo de Simón Iscariote; porque era él quien lo habría de entregar, siendo uno de los doce”.

Por Amor a Jesús, superar las pruebas

En consecuencia, cuando el Cristo Ecuménico venga con un discurso desafiante, una genuina provocación — lo que es una constante en la vida de Sus legítimos discípulos —, no huya como hicieron algunos de los falsos seguidores del Divino Maestro. Llamo de nuevo su atención hacia el hecho de que aquellos setenta discípulos realizaron verdaderos prodigios para los cuales ellos no estaban capacitados, sólo lo hicieron porque el Poder de Dios descendió sobre ellos. Sin embargo, cuando Jesús decidió probarlos y a otros más que Lo acompañaban, les hizo aquella predicción fuerte y ellos reclamaron: “¡No podemos soportar ese discurso!” Y fueron alejándose. Quedaron solamente doce. El Pastor Celestial, con su coraje, volvió a los que quedaban y les preguntó: — ¿ustedes también quieren ir? Si así lo desean, pueden ir.

El testimonio de las mujeres

Pero ellos se quedaron, no fueron tras el “lobo”. Aunque Lo hayan traicionado, otro Lo haya negado y la mayoría se haya escondido con gran temor*6 en el día más dramático de la indescriptible prueba del Maestro; menos San Juan Evangelista, que estuvo allá, en la terrible hora de la crucifixión, con María, Madre de Jesús; su hermana; María Magdalena; María, mujer de Clopas; y la madre de los hijos de Zebedeu; posiblemente Juana de Cuza, y tantas más que el Evangelista no pudo anotar.

¡Presten atención a la fuerza de carácter de aquellas mujeres! ¡No huyeron! Es preciso que todos se reflejen en el testimonio dado por ellas, en los instantes finales de Nuestro Señor Jesús Cristo, y con igual bravura perseveren hasta el final.

Bien a propósito, la totalidad del notable Manifiesto a los Jóvenes, que la entusiasta periodista y escritora Nina Arueira (1916-1935) escribió a los 15 años de edad (anoten bien eso en sus corazones):

"A la Juventud de Mi Tierra*7

"Despertad, gente de mi tierra, porque el día se levanta por sobre todo, la noche de los sueños y de los insomnios se diluye en la luz; cortejos blancos de fulgores vencieron las tinieblas y sobre ellas implantaron su victoria...

"Despertad al trabajo; despertad a la vida... Vuestras almas son capaces; estirad vuestros miembros, distended vuestros nervios, afirmad vuestra voluntad, cantad vuestro himno de alegría y entusiasmaos con el sol, con los pájaros, con las flores...

"La creación palpita; la naturaleza canta; los elementos rumorean...

"¿Y vuestros corazones palpitan inútilmente, mozos de mi tierra? ¿Y vuestros espíritus no se expanden en vosotros?

"Soñad sueños de glorias, de altitudes, y caminad valientes hacia vuestros ideales; partid como bandeirantes sobre el destino y mostrad al mundo vuestros esfuerzos...

"Tened conciencia de que sois hombres; hombres útiles; hombres fuertes; hombres sabios.

"Abominad el tedio; abominad la inutilidad, odiad el pesimismo... Todo lo que es humano os es posible.

"No seáis nunca débiles, parásitos e imprestables. Cread una ley para vuestro culto: el Deber. Una sabiduría para vuestro ejemplo: la Disciplina. No os enorgullezcais de vuestras victorias, pero estad orgullosos de vuestro hecho.

"Avergozaos de no ser espiritualmente poderosos; el raciocinio, el espíritu, el ingenio, el cuerpo evolucionado sobre todos los irracionales, os dicen que no debéis ser pequeños; caminad hacia el sol; hacia las luces; procurad la Belleza, embelleced vuestras vidas; amad lo Bello; impresionaos con lo estético; lo que es feo no os atraiga; que el Feo os horripile; que el Feo os cause náuseas, y porque no os es posible despreciar el cuerpo deformado, procurad la belleza del espíritu, mucho más impresionante que las deformidades de la materia.

"Cantad la alegría, glorificad la vida; sed optimistas, porque seréis fuertes, seréis buenos. No os dejéis prender por preconceptos y por ideas ajenas; convenceos de que debéis ser los reformadores de la civilización, los implantadores de un nuevo mundo.

"Nada os detenga; seréis sabios, Hércules, semidioses si quisiereis adoptar este principio de la teosofía: 'los hombres son dioses en evolución'.

"Mirad en la historia antigua; ¿por qué no podéis ser más sabios que Salomón, cuando Salomón era humano? ¿Por qué no podéis ser más artistas que Praxíteles, mayores que Julio César, que Platón, que Horacio, que toda esa constelación antigua de antiguas civilizaciones?

"Vosotros, que nacisteis en un mundo más propicio ¿por qué no sois grandes, mayores que los mayores?

"Tenéis alas; ¿por qué no voláis? Tenéis poder; ¿por qué no gobernáis?

"¿Que extraña serpiente os paraliza los miembros que no os movéis, que no os agitáis?

"¿Qué hubo de tan extraordinario que vuestras voces no retumban?

"Avergozaos de no ser... Levantaos y ser. Que la Muerte no os desfallezca el ánimo; vuestros hijos serán vuestros continuadores; la posteridad se acordará de vosotros.

"No temáis la grandeza de vuestros ideales. Si no realizáis todos, el mañana terminará vuestras obras.

"Cantad la alegría de vivir; no seáis 'compasivos' para con los débiles y los desilusionados; sed enérgicos para con ellos; la energía despierta la energía.

"No os embriaguéis con vuestros hechos; si vencéis un escalón, otro os estará esperando. Sed mayores que el momento, estad más allá de toda la fama; que la posibilidad no se extinga para vosotros.

"No estacionéis; caminad siempre; en planicies o ascensiones, id hasta el final... porque sois hombres (y mujeres) para quien todos los proyectos son realizables porque todo lo que el espíritu os oferta ya fue trabajado, como en un servicio fotográfico: el espíritu trabaja la prueba; vosotros copiaréis en el propio papel.

"No os receléis de rugidos; las fieras rugen, pero podéis domarlas para no ser vencidos por ellas.

"No os desanimen los obstáculos; convenceros de que sois más fuertes que las barreras, y desviadlas.

"Tened por obligación realizar lo mejor en cada día; formad vuestros métodos diarios y seguid fieles a la disciplina que hubieres adoptado en vuestros hábitos. No digáis nunca que 'no tenéis tiempo'; procurad dividir vuestras horas de ocupaciones y recreo, y siempre tendréis una hora para otra cosa; cantad en vuestros descansos; fantasía vuestros momentos de distracción; reíd, reíd de todo y para todo; procurad la música; no os es difícil encontrar esa gran amiga del espíritu, ese seno amigo donde vuestros cerebros pueden reposar, deliciosa y con confianza.

"Procurad el arte; deleitad vuestros ojos en la armonía de los colores o en la pureza de las líneas; rodeaos de lo Bello, creadlo en vosotros.

"Dejad que vuestros corazones evolucionen ya con vuestros cerebros; amad pues, amad la vida, a los niños, las flores y las cosas; amad, que el amor espiritualiza la materia; el amor es la base sólida de la fraternidad; el amor os iluminará el mundo; cuanto más améis, menos malos seréis; cuanto más améis, más habéis sembrado el bien. Pero, tened presente: amar no es desear; amar es divino, desear es humano y grosero. Y vosotros, deseáis progresar, no sólo por vosotros, sino para que seáis el despuntar de una raza fuerte, de una civilización más firme.

"Ideando y realizando seréis hombres (y mujeres) superiores; amando, seréis espíritus tocados por la pureza del Nirvana. No permitáis que os enfurezcan, colocaos encima de los pequeños gusanos y reptiles, para que su veneno no os alcance; si os quisieren herir el buen humor, cantad y sonreíd.

"Así seréis grandes, así seréis fuertes, así tendréis una moral sin hipocresía... Sobre todo, no finjáis humildad, nunca; seréis antes, grutas oscuras donde se esconderían víboras.

"Caminad, pues, juventud de mi tierra; caminad liberada de ideas ajenas; firme en el propósito de alcanzar las mayores altitudes; segura de que nada os cortará el vuelo; caminad, mozos de mi tierra, y haced de la juventud campista*8 la primera juventud del mundo...

"Seguid; si la vanidad os susurra que ya alcanzaste mucho, preguntad a vuestros hechos y ellos os apuntarán el ansia que sustituye cada descubrimiento vuestro; cuanto más caminéis hacia la curva del infinito, tanto más distante él os seducirá, e instante a instante, será más bello, de nuevos cambios, de otros misterios.

"Llenad vuestros sueños de altitudes; llenad vuestros ojos de sueños, y partid; alcanzaréis victorias, pero que ellas no apaguen de vuestra mente el ideal de la última victoria...

"La última gloria es la generación dinámica que preparáis... ¡Adelante!"

Ante tan elocuentes expresiones de la apasionante poeta Nina, creo conveniente recordar, una vez más, la amonestación del Maestro Jesús, oh jóvenes de todas las edades:

“En vuestra perseverancia, salvaréis vuestras Almas” (Evangelio de Jesús, según San Lucas, 21:19)

Por lo tanto, nunca deshonren el compromiso asumido con Él.

No hay “lobo” que nos intimide, por cuanto, estamos seguros en la Divina Seguridad de las seguras manos de Jesús.

Y para todos los que pacientemente hasta aquí me acompañaron, el Confort Celestial y la Bendición Divina del Apocalipsis del Cristo de Dios, capítulo final (22), versículos 20 y 21:

“20 Aquel que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo sin tardanza. Amén. ¡Ven, Señor Jesús!

“21 La gracia de Nuestro Señor Jesús Cristo sea con todos ustedes para todo, siempre. Amén”.

_____________

*1 Obras de Buena Voluntad — Formadas por la Legión de la Buena Voluntad, Religión de Dios y Fundación José de Paiva Netto.

*2 Buena Nueva — Así también es conocido el Evangelio, del griego Euangélion y del latin Evangeliu.

*3 Caridad: Estrategia de Dios — Paiva Netto aborda más ampliamente el tema en sus obras El Capital de Dios, Sociedad Solidaria Altruística Ecuménica y en la colección El Apocalipsis de Jesús para los Simple de Corazón (de la cual forman parte los libros Las Profecías sin Misterio, Somos todos Profetas y Apocalipsis sin miedo), colección esta que ya alcanzó la representativa marca de 1,3 millón de ejemplares vendidos.

*4 Cristianismo del Cristo — En nombre de la figura excelsa del Divino Maestro, el cristianismo de los hombres realizó muchos hechos contrarios a las lecciones de Amor y Justicia dejadas por el propio Jesús, en las Escrituras Sagradas.

*5 (...) mayoría es sorprendida — Recuerdo que, en sus prédicas legionarias, el recordado periodista, hombre de radio, escritor y poeta, Alziro Zarur, acostumbraba afirmar que “es preciso preparar a Brasil y al Mundo para los hechos previstos por Jesús, en Su Evangelio y en Su Apocalipsis. Ningún Legionario de Dios será sorprendido”.

*6 (...) la mayoría se ha escondido con gran temor — Importante resaltar que, después del traumático evento del Gólgota, muchos de los Apóstoles y discípulos del Divino Taumaturgo se redimieron de la debilidad momentánea, volviéndose testigos fieles y fuertes del redentor Mensaje del Cristianismo del Cristo. Hecho registrado por el Evangelista San Lucas, en Hechos de los Apóstoles de Jesús.

*7 La Juventud de Mi Tierra — Texto publicado en la Revista Espírita de Campos, edición de enero/febrero de 2000.

*8 Campista — Nina Arueira se refiere a la juventud de Campos, Estado de Rio de Janeiro.

Paiva Netto
Presidente de la Legión de la Buena Voluntad
paivanetto@lbv.org.br
http://www.paivanetto.com.br/index.php/es

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.