Caza con perros: ejercicios para el aprendizaje

En este artículo hablaremos sobre los perros para cacería, sus características físicas, aptitudes, recomendaciones en cuanto al entrenamiento y aprendizaje del animal, momentos recomendables para sacar al animal a cazar para optimizar aún más su entrenamiento.

En este artículo hablaremos sobre los perros para cacería, sus características físicas, aptitudes, recomendaciones en cuanto al entrenamiento y aprendizaje del animal, momentos recomendables para sacar al animal a cazar para optimizar aún más su entrenamiento.

Diferencias entre distintas razas de perros de cacería radican en el trabajo que se realiza con el animal y cómo se ejecuta según las respectivas características. No es lo mismo un perro de determinada raza que utilicemos para cazar tórtolas que el tipo de perro en cuanto a sus características físicas como son los perros para la caza del jabalí.

Algunos sostienen que si el perro tiene buenas aptitudes físicas (fortaleza), a partir de los seis meses estaría apto para soportar una jornada de caza completa. De todas formas la edad óptima para su mejor aprendizaje es entre los ocho meses y el primer año.

Al comienzo, durante las primeras jornadas de caza, se debe dejar actuar al perro de forma natural, sin estarle demasiado encima y sin darle constantes órdenes.

Ejercicios:

Traer: Es de los primeros ejercicios que se le enseñan a los futuros perros de caza, usted deberá lanzar un objeto y enseñarle a que lo traiga. Aquí entra en juego el interés del animal por el elemento en cuestión, sea cariñoso, compañero y paciente durante los primeros tiros. Al volver al perro con el objeto no es conveniente retirárselo de inmediato, sino más bien acariciarlo y demostrarle que lo hizo de forma correcta, así él nos lo entregará, a diferencia de arrebatar el objeto contra su voluntad, esto hará que el perro ofrezca mayor resistencia.

Una vez que el perro aprendió este ejercicio deberemos comenzar a repetirle la palabra “muerto” u otra similar, de forma tal que relacione este vocablo con el hallazgo de la pieza.

Cobrar: Es uno de los ejercicios de mayor dificultad, este consiste en que el perro tome la pieza con la boca y la traiga de inmediato hacia nosotros.

Se debe tener en cuenta que tras el disparo debemos permanecer quietos en nuestro puesto, para que sea el perro quien se traslade a localizar la pieza. Para que este ejercicio resulte el perro debe estar correctamente adiestrado para traer, de forma tal que al oír la palabra “muerto” o la que hayamos utilizado al enseñarle, salga a buscar la presa de inmediato.

Recuerde que debe ser paciente con el perro y darle todo el tiempo que necesite para aprender las órdenes, así también darle ánimo y premiarlo por cada objetivo concretado, esto hará que se motive aún más y no desista. También le recomendamos que intercambie experiencias con otros cazadores que posean perros de la misma raza y asista a eventos como ferias de perros de caza, dónde recibirá información útil para desempeñar esta tarea.

Luciano Martinez. Asesor comercial Caza Wonke.

perros para cacería
Portal digital sobre la actividad cinegética. El diario de la caza del siglo XXI le acerca a todos los cazadores la actualidad más inminente sobre el mundo de la caza y la naturaleza, armas, perros para caceria, relatos cinegéticos y las mejores opiniones.
Twitter @lu_cazador

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.