Sin dudas, la carnada fresca se ha convertido en un arma letal para lograr buenas capturas. El calamar de por sí es un cebo efectivísimo, pero si le añades que los puedas capturar frescos, entonces esa efectividad puede hasta duplicarse.