Seguridad en bicicletas.

En el medio urbano predomina una política de segregación de bicicletas de paseo en ciclovías o carriles para bicis, que pueden ser para uso exclusivo de ciclistas, o también compartirse con vehículos de discapacitados y patinadores.

En el medio urbano predomina una política de segregación de bicicletas de paseo en ciclovías o carriles para bicis, que pueden ser para uso exclusivo de ciclistas, o también compartirse con vehículos de discapacitados y patinadores.

En algunos lugares, como ocurre en España, en las vías interurbanas es obligatorio que aquellos que circulan en bicicletas de paseo, lo hagan con el casco puesto; además de que algunos usan otras formas de protección como rodilleras, guantes de cuero y coderas. En Suiza por ejemplo, es obligatorio además, que las bicicletas de paseo tengan la cobertura de una póliza de bajo coste para circular.

Pero si uno quiere andar en una mtb mountain bike o bicicleta de montaña, a estas medidas de seguridad se les deben sumar otras particulares debido a que estas bicicletas están diseñadas para recorridos en superficies naturales agrestes.

Son casos en que hay que pensar en la dificultad para hallar un taller en ruta y por ello la importancia de que el ciclista cuente en su mtb mountain bike con un juego de herramientas básico, que comprenda aceite, estuche para reparar pinchazos en cámaras, destornilladores, cámara de aire, bomba de mano, tronchacadenas, llaves Allen, bomba de mano y espátulas para desmontar llantas.

Estas herramientas útiles para mtb mountain bike se comercializan en los mercados de «multiherramientas», como el caso de las navajas suizas que incluyen varias herramientas de estas con un peso liviano y ocupando poco espacio.

En el caso de seguridad para niños, no sólo están los cascos, rodilleras y coderas especiales que pueden hallarse en cualquier lugar que venda bicicletas infantiles sino que además, está por salir al mercado un “giroscopio” que se coloca en la rueda delantera de las bicicletas infantiles para evitar las caídas, dejando de lado las famosas rueditas de los costados. Este utencillo es una masa con forma de rueda que gira alrededor de un eje, resistiendo los cambios en la orientación del eje de rotación. Por eso, al colocarse en las ruedas delanteras de las bicicletas infantiles posibilita que a velocidades realmente bajas, la bicicleta no se balancee para un lado y termine en el suelo.

Deja tu comentario debajo