Cuándo Es El Momento Oportuno Para Cambiar Las Encimeras Baño

Las encimeras de baño representan un elemento fundamental en la decoración del baño. ¿Cómo saber cuándo cambiarlo?

En el hogar de cada uno de nosotros existen espacios en donde la privacidad es fundamental, siendo el principal de ellos el baño. Pasamos allí una buena parte de la mañana poniéndonos a tono para salir a nuestras actividades diarias habituales: estudio, trabajo, compras, etcétera. Prácticamente todos los hombres y mujeres emplean las encimeras de baño para poner durante su rutina de acicalamiento los objetos que deben emplear para realizarla –cepillos de dientes, peinillas, máquinas de afeitar, entre otros–. Si además tenemos en cuenta que en un hogar común hay entre 3 y 5 miembros, no es un reto darse cuenta de que las encimeras baño están sometidas a un uso diario intenso, por lo que es normal que con el paso de un par de años, se haga imperativo la necesidad de realizar algún tipo de mejora, reparación o mantenimiento en estas.

Llegados a este punto, muchos son los hombres y las mujeres que se preguntan cuándo es momento de reconocer que las encimeras baño están muy deterioradas, hasta tal punto que no vale la pena desgastarse más reparándolas o llevar a cabo esfuerzos infructuosos con el fin de extender su vida útil. No se debe olvidar que las encimeras baño están en un hambiente de alta condensación de agua y humedad, por lo que es normal que los materiales con las que están fabricadas sufran un desgaste nada despreciable.

Teniendo todo lo anterior presente, muchos expertos opinan que la vida útil de las encimeras baño dependen en gran medida del tipo de materiales con las cuales están hechas. Sin embargo, generalmente su funcionalidad difícilmente se extiende más allá de 5 años –o menos si cuentas con una fabricada de madera u otros compuestos orgánicos–. Dicho lo anterior, si las encimeras baño en tu piso cuentan con más de un lustro, es momento de ir pensando en un reemplazo.

Caesarstone