AL MAL TIEMPO… MÁS BIENESTAR PSICOLÓGICO

Este artículo realiza un análisis sobre la vinculación de la crisis financiera actual y las nuevas demandas de las personas en materia de atención terapéutica y crecimiento personal. Hemos hecho especial hincapié, por una parte, en un listado de claves (mentales, emocionales y conductuales) que pueden ayudarnos en nuestro día a día, para no caer en el desánimo o el pesimismo de la crisis; y, por otra parte, en el conjunto de medidas y propuestas que hemos diseñado desde Sendasana para atender las necesidades de las personas de nuestro entorno.

 

AL MAL TIEMPO… MÁS BIENESTAR PSICOLÓGICO

No inventamos nada nuevo si afirmamos que la cuesta de enero de 2011, en una coyuntura de crisis como la que estamos atravesando en la actualidad, aún parece tornarse más empinada y exigente para muchos hogares e individuos de nuestro entorno.

Ya hemos visto, en el contexto actual, cómo la crisis global no sólo afectaba al sustrato del estado de bienestar y consumo propios de nuestra sociedad. La crisis ha hecho que se tambalearan los pilares de nuestro autoconcepto profesional y personal; socavando el bienestar, el humor y el carácter de los individuos y, lo que, a nuestro parecer, aún es más grave, desequilibrando o desestructurando las dinámicas, los lazos, los afectos y los tiempos familiares, sentimentales y sociales.

Ahora podemos observar con claridad cómo nuestro entorno social está rodeado de miedo, de preocupación, de tristeza, de estrés, de rabia, de incomodidad, etc. Nadie está tranquilo del todo ya que en su cabeza aparecen una y otra vez inquietudes tales como la inseguridad del mantenimiento de su trabajo, el pago de la hipoteca, la viabilidad de su negocio, etc. Todas estas variables nos convierten en seres más vulnerables y, por tanto, nos agrian o empeoran el carácter y el humor ante las personas de nuestro entorno.

En este punto, nos parece también muy significativo rescatar un preocupante dato que vincula la crisis financiera actual con el aumento en el consumo de antidepresivos y ansiolíticos, y la epidemiología creciente de problemas psicológicos (trastornos de sueño, episodios de ansiedad, angustia, falta de apetito, dolores musculares, de cabeza, estrés, adicciones, depresión, etc.). Al hilo de lo anterior, las visitas a los psicólogos, como fuente de apoyo, guía, escucha y acompañamiento, han aumentado, alrededor del 35%, desde que comenzó la actual crisis económica.

El centro de terapia psicológica Sendasana – Espacio Abierto al Bienestar -, nació del análisis ajustado y realista de esa inquietud general, de esa insatisfacción, de esa toma de conciencia, de esa necesidad de denuncia y apoyo ante situaciones injustas o dramáticas de nuestro entorno.

Ante este panorama, y según lo que afirman los expertos en el tema, la rabia, la frustración o la creación de conflictos interpersonales no deben convertirse jamás en la vía a seguir para reconciliarnos con nuestra situación económica o vital. Seguir preocupándonos, pero sin hacer nada, o quedarnos en casa, con los brazos bajados, esperando que el Estado, o los órganos de responsabilidad política y económica que nos representan, encuentren la fórmula y la solución mágica que resuelva la crisis socio-económica y alivie, al mismo tiempo, nuestra desorientación, nuestro caos vital, nuestra búsqueda incesante de respuestas, nuestras frustraciones personales, nuestros miedos e inseguridades, etc., tampoco será una buena solución a nuestros problemas. En estas situaciones, ¡debemos actuar!

La actual crisis mundial representa un gran reto para la sociedad, más que en el sentido económico, en un sentido reflexivo y crítico, lo cual será el avance necesario para lograr una gestión y administración adecuadas que se apoyen en los aspectos realmente importantes para continuar la vida social y sus compromisos. Será necesario, por tanto, asumir un rol más proactivo y responsable de nuestra realidad, y reinventar las bases mismas de nuestra identidad personal y social, para lograr una existencia más plena, más sostenible y más comunitaria para todos.

Entonces, ¿qué acciones podemos emprender para enfrentarnos a este desafío?

Algunas pautas (mentales, emocionales y conductuales) que pueden ayudarnos, en nuestro día a día, para no caer en el desánimo o el pesimismo de la crisis son:

  • Más allá de la alarma social vigente, debemos asumir la crisis como un desafío o reto reflexivo, al mismo tiempo que oportunidad de crecimiento (individual y colectivo), para reconocer errores del pasado, y emprender acciones correctivas de cara al futuro.
  • Reconocer que es tiempo para la responsabilidad, la priorización de necesidades, la fijación de nuevos límites y el reajuste de nuestros gastos. Diseña, por tanto, un plan de acción realista y progresivo.
  • No debemos cuidar únicamente nuestro bolsillo, debemos preparar y fortalecer nuestra estructura psicológica (mental, emocional y conductual): sistema inmunológico extra.
  • No caer en el dramatismo, la precipitación, la indefensión o las decisiones drásticas, ejercitando nuestro auto-control y nuestro músculo de la tolerancia a la frustración. Mantenernos fuertes y activos, siendo excelentes, y dando lo mejor de nosotros cada día, será un factor clave que nos aleje de la depresión y los problemas de salud mental.
  • Elegir y potenciar actitudes positivas de tranquilidad, de optimismo, alegría y buen humor. Mantener esta actitud no va a solucionar la crisis, pero nos ayudará a llevarla mejor y, sobre todo, a vivir y disfrutar nuestra vida. ¡Al mal tiempo, buena cara, pues!
  • Mantener vivo nuestro tiempo de ocio y cuidado personal, incorporando, por una parte, nuevas rutinas en nuestra vida, o realizando, por otra, actividades relajantes y estimulantes, que no supongan un gran desembolso económico (una caminata, una clase de yoga, diez minutos diarios de meditación, un pequeño descanso, un taller de crecimiento personal, etc.). Estas actividades nos ayudarán a reducir el estrés y a ganar en claridad mental.
  • Valorar e intensificar la comunicación, el apoyo y las actividades compartidas con nuestra red de apoyo (familia, amigos, pareja…).
  • Pedir una muleta o un apoyo profesional extra si sentimos que no recordamos el camino de regreso, o que no tenemos las herramientas psicológicas para superar una dificultad concreta. Reclama tu derecho propio a ser acompañado o guiado en momentos difíciles. La terapia (individual y grupal) puede convertirse en ese espacio o instancia especializada y profesional para construir las bases de un crecimiento personal genuino.

Es, entonces, un tiempo para trabajar, para hacerlo con un mayor interés y disciplina, para mirar un poco más hacia dentro. Lo que parece inalcanzable es siempre posible, solo hay que proponérnoslo con convicción, porque la perseverancia siempre será premiada. Sí, el problema ya está presente, pero la forma de enfrentarlo adecuadamente está en nosotros.

Al hilo de todo lo anterior, Sendasana, como empresa comprometida, sostenible, sensible y partícipe de las necesidades de su ecosistema (social, cultural y económico), asume como misión y principal objetivo: la construcción de un entorno psicosocial más pleno, feliz y digno para todos.

Este objetivo empresarial se traduce en una serie de acciones y estrategias comprometidas con nuestra realidad, que implican recoger las necesidades y demandas del entorno, y prestar el apoyo oportuno a colectivos especialmente necesitados, desfavorecidos o en riesgo de exclusión social.

Es obvio que todos merecemos pensar, sentir y actuar de una forma más saludable, plena y feliz. En este sentido, Sendasana quiere luchar contra el desánimo general que hay frente a la crisis, proponiendo, a la sociedad murciana, un abanico ecléctico de propuestas, complementos y fórmulas para el bienestar, la salud y el crecimiento, sin que ello suponga un menoscabo importante en nuestra economía.

El diseño y puesta en práctica de soluciones a medida incluye descuentos especiales para desempleados, bonos de descuento y vales de regalo, especiales ventajas para promotores de Sendasana, etc.

Nos hemos propuesto hacer llegar nuestros servicios (individuales y grupales) a todos los colectivos, por lo que, hemos proyectado un calendario, para los meses de enero y febrero, que contempla un ciclo de talleres, grupos de apoyo y terapias accesibles para todo el mundo. Las personas que quieran probar los beneficios del yoga, la danza del vientre o la biodanza podrán asistir a una primera sesión totalmente gratis. Nuestras próximas charlas que abordan aspectos vinculados tan cruciales como son la autoestima, el erotismo y la sexualidad, las relaciones interpersonales, la comunicación, etc. tienen un precio de 5 euros. Por su parte, los talleres intensivos de fin de semana, diseñados desde el enfoque de la psicología positiva, la gestalt, la hipnosis terapéutica, etc., te permitirán realizar un trabajo más profundo por sólo 35 euros.

En suma, no dejes de acercarte a nosotros si necesitas un andamio psicológico extra: nuestra primera sesión de atención y evaluación psicológica es totalmente gratuita. Haznos llegar tu experiencia y necesidad ante la situación de crisis; cómo la estas afrontando; como te estás preparando para ella; cuéntanos casos que conozcas en tu entorno… Si estás desesperado, haznos llegar tus problemas, te intentaremos ayudar.

En Sendasana, nos hacemos eco de las necesidades de las personas. ¡Te escuchamos!

* Cristina Centeno Soriano

Directora y terapeuta del Centro de terapia psicológica SENDASANA – “Espacio Abierto al Bienestar”.

www.sendasa.com