El año sabático y los beneficios que puedes obtener de él

Tomarse un año libre para explorar el mundo y pensar en su futuro es una elección popular entre los jóvenes. Los jóvenes ansiosos por conocer más del mundo y aprender acerca de sí mismos antes de comprometerse con una carrera universitaria de tres o cuatro años pueden disfrutar algunas de las experiencias más gratificantes y emocionantes de sus vidas cuando se toman un año sabático.

El año sabático, que tradicionalmente tiene lugar en el año entre el final de la escuela y el comienzo de la universidad o el trabajo, puede abarcar gran variedad de actividades: desde viajar por países exóticos y descubrir diversas culturas a participar en proyectos comunitarios. Además de dar a los jóvenes la oportunidad de marcar la diferencia y enriquecer su experiencia de vida, un año sabático después de los rigores escolares también puede resultar increíblemente útil para ayudarlos a obtener una idea de lo que desean hacer con su vida, y hacia dónde dirigirse.

Los años sabáticos son una práctica común y popular, muy bien vista por los habitantes de muchos países alrededor del mundo; por el contrario, la actitud general hacia los estudiantes suele ser algo desdeñosa. Sin embargo, los que piensan tomarse un año sabático necesitan considerar cuidadosamente muchos factores al evaluar las ventajas y las desventajas de un año libre.

Entre las ventajas se encuentra la oportunidad de disfrutar de experiencias de vida únicas que simplemente son inalcanzables por los que están atados a trabajos o estudios de tiempo completo, ya sea que esto implique trabajar en un país extranjero o trabajar como voluntario cerca del hogar. Además de ser enriquecedoras, estas actividades también pueden ayudar a recaudar fondos inestimables para mantenerse durante el año libre e incluso contribuir a su establecimiento en el futuro.

Sin embargo, hay algunas desventajas que son comentadas a menudo por aquellos que deciden viajar en su año sabático y que varían de persona a persona. Estar lejos del hogar, en muchos casos por primera vez, puede ser una experiencia angustiosa para aquellos que  estén muy apegados a sus familiares y amigos, pero afortunadamente ahora es más cómodo que nunca hacer llamadas internacionales y mantenerse en contacto de otras maneras, como por Internet.

A las personas que viajan en su año sabático también les puede resultar más difícil aclimatarse a su vida de regreso al hogar, o pueden descubrir que las oportunidades que antes los esperaban están ahora fuera de su alcance. Sin embargo, para la mayoría de los viajeros, las ventajas sobrepasan las desventajas cuando se toman un año libre, y es mucho más probable escuchar palabras de pesar de las personas que decidieron no tomarse un año sabático que de las personas que lo hicieron.
Amante de los comics, me gusta escribir en mis pocos ratos libres.