La ley y la gracia

Para entender qué es la Gracia y qué es la Ley, es necesario tener definidos los conceptos y así conocer el contexto de la Palabra. Y poder diferenciar lo que es el pueblo de Israel y la Iglesia de Jesucristo

Veamos pues, el pueblo de Israel vivió en la ley, y la Iglesia de Jesucristo vive en la Gracia; no vive en la ley, por lo tanto no somos el pueblo de Israel; somos el cuerpo de Cristo y él es la cabeza de la  Iglesia. Conociendo esta diferencia,  usted puede escudriñar mejor las Sagradas Escrituras y no dejarse engañar con nuevas doctrinas. Seamos como los de Berea, que todo lo que se les enseñaba lo escudriñaban en las Escrituras para ver si estas cosas eran así (Hechos 17:11). 

¿Qué es la Ley?

La Ley existió antes de la gracia; en la Ley, el perdón y la salvación se obtenían por medio de obras; esto era imposible cumplirlo, nadie podía en su totalidad obedecer la ley, lo confirma Gálatas 3:10 que nos dice:  “Quienes ponen su confianza en la ley están bajo maldición, porque la Escritura dice: “Maldito sea el que no cumple fielmente todo lo que está escrito en el libro de la ley”
Por tanto está claro que nadie es reconocido como justo en virtud de la ley, pues la Escritura dice: ” El justo por la fe vivirá” Gálatas 3:11. También en Gálatas 2:16 nos dice: “…sabemos que nadie es reconocido como justo por cumplir la ley sino gracias a la fe en Jesucristo”.
“Antes de venir la fe, la ley nos tenia presos, esperando a que la fe fuera dada a conocer. La ley era para nosotros como el esclavo que vigila a los niños, hasta que viniera Cristo, para que por la fe obtuviéramos la justicia. Pero ahora que ha llegado la fe, ya no estamos a cargo de ese esclavo que era la ley, pues por la fe en Cristo Jesús todos ustedes son hijos de Dios, ya que al unirse a Cristo en el bautismo, han quedado revestidos de Cristo" Gálatas 3:23-27.
¡Cristo pone término a la ley!
¿Qué es la Gracia?
La gracia es la  misericordia,  amor y  perdón de Dios;  por medio de la cual da salvación y vida eterna a todos los pecadores, por la fe en Cristo Jesús. Este concepto está plasmado en Juan 3:16 "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" .
"Dios hizo que Cristo, al derramar su sangre, fuera el instrumento del perdón. Este perdón se alcanza por la fe. ...El quería mostrar en el tiempo presente cómo nos hace justos; pues así como él es justo, hace justos a los que creen en Jesús" Romanos 3:25-26
Esto nos lo confirma Efesios 2:8-9 "Porque por Gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe"
Ahora la libertad que nos ha dado Cristo, no la convirtamos en libertinaje, como nos lo dice Galatas 5:13; y en 1 de Pedro 2:15 -16 "Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios".  
Veamos en  Tito 2.11–13  lo que  nos enseña sobre la gracia de Dios: "Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo".
Esta Palabra nos muestran claramente que la gracia de Dios no se refiere únicamente a su gran misericordia, al amor y al perdón de Dios, sino que se refiere también al poder que Dios nos da a través del Espíritu Santo, para dejar de practicar el pecado en nuestro diario día a día y así vivir una vida de santidad.
Este escrito es una cortesía de www.asolasconjesus.com 

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.