Tener un banco de abdominales en casa

En casa queremos montar una especie de gimnasio y cómo no, queremos tener los tan famosos bancos de abdominales que se ven en todos los gimnasios. Por ello, hemos accedido a una web que está bastante completa.

Quiero tener un banco de abdominales en casa. Soy una persona práctica por naturaleza y hay una habitación de la casa que tengo muerta de risa; el típico salón comedor que solo está para ser bonito y charlar con tus invitados… pero la cosa es que yo nunca tengo invitados; y cuando vienen nuestros amigos (de mi pareja y míos) lo que hacemos es apalancarnos en la sala de estar, como debe ser. Entonces, ¿qué hago con esa habitación? Alguna finalidad útil tiene que tener. Esta pregunta y esta afirmación me las hacia en bucle hace una semana; hasta que, por fin, me vino la iluminación: un gimnasio casero.

Claro que no es fácil levantar un gimnasio casero, porque de todos es sabido que las máquinas y aparatos de deporte no son precisamente baratas; tampoco necesariamente caras, pero no baratas. La idea inicial que hemos tenido ha sido la de vender todos los muebles del salón en una tienda de artículos y muebles de segunda mano y, con lo que saquemos, comprar parte del futuro gimnasio. De todas formas, mientras lo hacemos hemos decidido comprarnos uno, porque todavía queda hueco en el salón para él. Tras muchos debates y discusiones hemos llegado a un concenso: nos compraremos un banco de abdominales; y para ello, lo que haremos será visitar Shupy.

Shupy es una tienda online en la que los dos solemos comprar cuando necesitamos cualquier cosa, porque vende de todo; entre ese “todo”, claro está, bancos de abdominales. El banco de abdominales Ab Rocket Twister parece cumplir con todos los requisitos que buscamos; y desde luego, nos puede ayudar a satisfacer el “mono” que tenemos de tener un gimnasio sin tener que pagar una cantidad mensual por ello. Por cierto, ya ven que están de oferta; miren su precio original y fíjense a cuánto está ahora. Esa rebaja no es moco de pavo.

Y tú, ¿dónde has conseguido el banco de abdominales Ab Rocket Twister?

Deja tu comentario debajo