Decoración del hogar con clavos, la forma más barata de hacerlo

Mostrando il_570xN.1169356044_kx8i.jpeg
El día de hoy te hablaremos de cómo con tan poco presupuesto podrás realizar algunos cambios en la decoración de tu hogar. Sólo necesitarás un poco de cemento a granel para restaurar tu pared y comprar en la ferretería algunos clavos, en la mercería algunos metros de estambre de colores, tener un martillo y un lápiz.
Queremos que la creatividad inunde tu mente y te llene de nuevas ideas para decorar tu casa, pues tendrás que visualizar en qué habitaciones podrás colocar tus creaciones, suponemos no todas tus paredes estarán cubiertas de cemento, sino de tabicón por lo que tendrás que ser consciente de lo que harás y tal vez pensarlo un poco más antes de perforar tus paredes. De todos modos no olvides que siempre podrás recubrirlas de nuevo.
Paso 1:
Para empezar imagina qué diseños te gustaría ver sobre tus paredes. Por ejemplo, si el estilo de tu hogar es rústico, tal vez le vayan bien algunos cactus o algunos animales salvajes. O si tu estilo es más minimalista, tal vez alguna letra o una frase, algún símbolo, flechas o corazones.
Paso 2:
Una vez teniendo el diseño, elige el lugar donde lo vas a colocar y dibuja con un lápiz su contorno. Estima la cantidad de material que utilizarás. Toma en cuenta que tendrás que poner un clavo cada centímetro. Piensa también en los colores que emplearás para que puedas conseguirlos en la Mercería, así como su grosor, el tipo de material y la cantidad que necesitarás de cada uno.
Paso 3:
Mide el contorno de la figura que dibujaste, si su perímetro no es exacto, por ejemplo, que fuera 16.37 cm, y sabiendo que por cada centímetro debe haber un clavo, clava uno cada 1.1 cm.
Paso 4:
Haz un primer nudo a uno de los clavos con el estambre con el que empezarás a tejer la figura, pero asegúrate de que quede sobrante, no hagas el nudo al ras. Pasa el estambre por fuera del contorno de la figura 2 veces y detente una vez que llegues al primer clavo.
Paso 5:
Entreteje el estambre entre los clavos. Puede ser que elijas entretejer primero entre los clavos que están al otro extremo de la figura, o empezar a tejer entre los clavos que están más cerca. Si tienes tiempo haz una prueba de cómo se ve uno y luego el otro. La regla es que tienes que el estambre tiene que pasar por todos los clavos.
Haz lo mismo con cada figura. Lo ideal sería que cada figura tenga su propio color.
Para sumar estilo, toma en cuenta que los colores deben combinar, si utilizas colores vivos, que todos lo sean, o si son neutros o tonos pasteles, de igual manera que los otros también lo sean.

Deja tu comentario debajo