Etiquetas autoadheribles para frascos de cocina

Si dentro de ti vive una amante de la decoración vintage, estamos seguros de que este artículo te gustará muchísimo, pues hablaremos de cómo decorar tu cocina utilizando etiquetas hechas de papel autoadherible, las cuales son una manera muy original, práctica, barata y súper útil de cambiar el estilo que ahora tiene tu cocina.
Las etiquetas autoadheribles son muy fáciles de encontrar, las hay de todas las formas y colores, sólo será cuestión de que previsualices cómo es que quieres que se vean tus etiquetas y tu cocina en general. Ya sea que las quieras todas iguales, o quieras tener en tamaños, formatos y colores diferentes.
Etiquetas de todos los tamaños
Si fuera el caso de que quisieras ver etiquetas de otros tamaños, te recomendamos comprar papel opalina para que hagas tus propios diseños y los imprimas de acuerdo a tus necesidades. Además, si te encargas del diseño, podrás asegurarte de que tus etiquetas sean únicas, les darás tu propio estilo y podrás acoplarlas de acuerdo al diseño y colores de tu cocina.
Lo que deben decir las etiquetas
Básicamente lo que las etiquetas deben decir es lo que cada frasco contiene, puede ser: azúcar, sal, cualquier condimento, hojas de olor, semillas, leguminosas, cereales, galletas, pasta, dátiles, en fin, cualquier alimento que pueda contener un frasco. Igualmente, puedes salirte de la zona y puedes ocupar los frascos en otro espacio de tu casa. Por ejemplo, podrían contener detergente de ropa, crayolas, clips, grapas, plumas, lápices, etcétera.
¡Lava muy bien los frascos!
Las etiquetas pueden ir en frascos de mermelada, o provenir de otros condimentos que hayas utilizando con anterioridad, como lo son la mostaza o la mayonesa. No obstante, debido al olor que desprenden estos alimentos, te recomendamos lavarlos muy bien. Tal vez sea necesario que los dejes remojando en agua con un chorrito de cloro o detergente de pino, y pasadas algunas horas, los laves como lavarías un vaso.
Asegúrate de tenerlos completamente secos antes de pegar las etiquetas autoadheribles, de esta manera el pegamento se adherirá más fácilmente. Las etiquetas no deben decir precisamente el nombre de lo que contienen, pueden tener una idea feliz como: “¡Buenos días!”, o  bien, sí decir lo que contienen, pero en inglés como: sugar, salt, pepper, garlic, cookies, pencils…
De cualquier forma, si quieres ampliar tu panorama de cómo puedes diseñar tu etiquetado, te invitamos a googlear “etiquetas para frascos”. Si te llegase a gustar el diseño de algunas etiquetas, bastará con que compres pliegos de papel autoadherible y las imprimas sobre él.
Y listo, tendrás una cocina completamente nueva.

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.