Conductas de riesgo en adolescentes

Entre las principales causas de mortalidad, enfermedad e invalidez de conductas de riesgo que comienzan en la juventud podrían incluirse el consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas y la conducta sexual que conduce al embarazo precoz y enfermedades de transmisión sexual Entre las principales causas de mortalidad, enfermedad e invalidez de conductas de riesgo que comienzan en la juventud podrían incluirse el consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas y la conducta sexual que conduce al embarazo precoz y enfermedades de transmisión sexual:

– Embarazo en adolescentes: Uno de los problemas más comunes que afecta la mayoría de adolescentes jóvenes es el embarazo en la adolescencia. Actualmente se le considera un embarazo precoz porque sucede antes de que la mujer concluya su madurez biológica, sicológica y su formación educacional. El embarazo irrumpe en la vida de los adolescentes en momentos en que todavía no alcanzan la madurez física y mental y se suman que la mayoría son primigestas, con lo que se añade los propios riesgo de ser un primer embarazo.

Ruoti (M, Ruoti A, et al.: Sexualidad y embarazo en adolescentes. Instituto de Investigaciones de Ciencias de Salud. Paraguay: Universidad de Asunción, 1992.) plantea que el embarazo en cualquier edad constituye un hecho biopsicosocial muy importante, pero la adolescencia conlleva a una serie de situaciones que pueden atentar tanto contra la salud de la madre como la del hijo, y constituirse en un problema de salud, que no debe ser considerado solamente en términos del presente, sino del futuro, por las complicaciones que acarrea.

Es frecuente que estos embarazos se presenten como una situación no deseada o no planificada, producto de una relación débil de pareja, lo que determina una actitud de rechazo y ocultamiento de su condición, por temor a la reacción del grupo familiar

El embarazo supone siempre una ruptura con su vida habitual y puede enfrentarlas a un matrimonio obligado, a un aborto, a una adopción o a sumirse en una mayor dependencia familiar.

La causa mas importante es la falta de educación sexual. Muchos adolescentes llegan a esa edad sin información sobre las funciones sexuales, la relación entre los sexos y cómo se previene un embarazo no deseado. Pero no solo es necesario información sino valores sobre sexo, la pareja…

En los hogares no se adopta una actitud abierta y comprensiva con respecto al sexo. Muchos padres, dominados por mitos y temores, rehúsan la responsabilidad de formar a sus hijos en el tema del sexo, Los jóvenes buscan información en otras fuentes, sobre todo entre los amigos o en lecturas poco serias y nada orientadoras. La escuela y la familia hacen muy poco por la educación sexual de los niños y adolescentes. Se le suma la sobrevaloración del sexo que existe en la cultura actual. Las condiciones actuales favorecen las tempranas relaciones sexuales. Crecen rodeados de una cultura donde la televisión, el cine, la música, la publicidad y los lugares de encuentro y diversión se pueblan de mensajes en los cuales las relaciones sexuales son comunes, aceptadas y esperables. La información sobre los métodos anticonceptivos a los que pueden recurrir es escasa y muchas veces errónea. El creciente uso de alcohol y drogas desde edades cada vez mas tempranas también hace su aporte negativo. Los adolescentes, bajo los efectos de esas sustancias, están en peores condiciones para prevenir el embarazo.

– Drogas: Una de las conductas riesgosas más difundidas en la adolescencia es el consumo de alcohol y drogas, porque creen que es una marca distintiva de la adultez (Craig, 1997). La adolescencia se constituye actualmente en un factor de riesgo para el consumo de drogas, porque le permiten adquirir una identidad, establecer fuertes lazos de amistad, recursos para enfrentar situaciones estresantes.

– Tabaco: Después del alcohol la siguiente droga en importancia por número de consumidores es el tabaco: uno de cada tres escolares se declara fumador habitual. El tabaco es una de las drogas cuyo consumo está más extendido y que más problemas de salud causa. La edad media de inicio en el consumo de tabaco son los 14 años. Mayoritariamente el inicio se produce en el seno del grupo de amigos y se asocia a la percepción simbólica del tránsito a la edad adulta. Destaca el mayor consumo de tabaco durante el fin de semana. La pauta de consumo más generalizada entre las personas que fuman es el consumo diario y dependiente. Por ello, debemos considerar esta droga como una de las que con mayor frecuencia produce dependencia. El mayor consumo los fines de semana muestra la asociación entre tiempo de ocio y consumo de drogas, lo que indica la necesidad promover hábitos saludables en la ocupación del tiempo libre.

– Otras drogas: Muchos son los niños y jóvenes que en la actualidad prueban por primera vez la droga y muchos que lo usan diariamente. Este es un problema que afecta todas las clases sociales. El término droga se usa para nombrar a una serie de sustancias que producen alteraciones y deterioro físico y mental creando dependencia en los seres humanos.
La organización mundial de la salud (O.M.S.) define las drogas como:

«Una sustancia (natural o química) que, introducida en un organismo vivo por cualquier vía de administración (ingestión, inhalación, por vía intravenosa o intramuscular), es capaz de actuar sobre el cerebro y producir un cambio en las conductas de las personas debido a que modifica el estado psíquico (experimentación de nuevas sensaciones) y tiene capacidad para generar dependencia».

Existen muchos tipos de drogas pero las más comunes son el alcohol, tabaco, cocaína, marihuana, alucinógenos e inhalantes.
Cursos educacion