Educación holista más allá del maerialismo

La visión holista reconoce la importancia de la espiritualidad como un conducto crucial para la evolución de la conciencia, donde se desarrolle la inteligencia y sabiduría del ser humano, sin negar el aspecto intelectual, pues como menciona David Purpel, el intelecto no es una condición para la sabiduría y bondad. Es decir, el ser humano puede estar dotado de una excepcional inteligencia, con la cual pueda desarrollar grandes proyectos, como por ejemplo, una bomba atómica que acabe con los seres vivos.

EDUCACION HOLISTA MAS ALLA DEL MATERIALISMO

Por Flor Valle

Guadalajara, México. 2016

 

Me parece oportuno hacer mención de una frase del Dr. Ramón Gallegos en su libro  El espíritu de la educación, ¨El objetivo de la educación mecanicista es: nutrir la conciencia egocéntrico-industrial¨, pues ciertamente la educación asemeja a las líneas de ensamblaje de las fábricas y recalca: Aprendizaje como asimilación de información, profesor como instructor, inteligencia como sinónimo de habilidades lógico-matemáticas.

La visión holista reconoce la importancia de la espiritualidad como un conducto crucial para la evolución de la conciencia, donde se desarrolle la inteligencia y sabiduría del ser humano, sin negar el aspecto intelectual,  pues como menciona David Purpel, el intelecto no es una condición para la sabiduría y bondad. Es decir, el ser humano puede estar dotado de una excepcional inteligencia, con la cual pueda desarrollar grandes proyectos, como por ejemplo, una bomba atómica que acabe con los seres vivos.

Por tal motivo y para preservar  nuestra vida en este planeta, se requiere que el cambio se geste desde la conciencia del espíritu humano, es necesario que los nuevos planteamientos educativos consoliden la verdadera naturaleza del ser, tomando en cuenta la ecología, los valores fundamentales, la espiritualidad y la sabiduría. Dando su debida importancia hacia donde nos dirigimos, que futuro estamos creando, siendo responsables y respetuosos de nuestro hogar.

La teoría sobre la evolución de la inteligencia asegura que la evolución de la especie humana también depende del desarrollo del cerebro a través del enriquecimiento espiritual. Espíritu y cerebro tienen que trabajar juntos para evolucionar. Como la conciencia está en el cerebro, al enriquecer nuestro espíritu alcanzamos dones como el discernimiento y la sabiduría. La evolución de la humanidad depende de lo físico y espiritual unidos.

Todo ser humano tiene derecho a las grandes vivencias del espíritu, pero generalmente nos encontramos en un estado de adormecimiento de la conciencia, es decir, la no conciencia. El paso por esta vida es en un estado de ensoñación, de inconsciencia, no aceptan su letargo, la mayoría de las acciones las realizamos bajo el influjo de la fascinación, dejando de percibir todos los procesos internos.

La importancia de la auto-observación radica en estar plenamente presente la vida,   identificando los pensamientos, sentimientos y emociones. En el entendido de que se debe actuar con rectitud y respeto a la vida.

 

El propósito de la educación holista  no es sólo  preparar a los estudiantes para el éxito académico, también pretende  que éstos  aprendan desafíos como  vivir en sociedad,  conocerse a  sí mismos, construyendo   relaciones sanas ,   siendo  responsables,  compasivos , practicando la innovación y la creatividad.

Esto es  educación integral, libre de condicionamientos dogmáticos, donde se fomenta el aprendizaje a través del debate, la experimentación, los cuestionamientos, dejando a un lado las calificaciones, los juicios, las etiquetas, lo señalamientos y las comparaciones,  siendo las relaciones personales  tan importantes como cualquier materia académica.

El Dr. Ramon Gallegos propone una visión integral de la educación y menciona que los educadores deben trabajar  en base a cinco niveles de totalidad, para una evolución de la conciencia por lo que me parece importante mencionarlos.-

El primer nivel propone trabajar con la conciencia individual, es decir, cada niño tiene su propio estilo para aprender, por lo que se debe respetar su personalidad, su capacidad de aprendizaje, sus diferencias individuales que lo hacen único.

El segundo nivel habla de una conciencia comunitaria, refiriéndose a poner énfasis a la calidad de las relaciones humanas, partiendo del hecho que vive en comunidad, que no es un ser aislado, desarrollar su inteligencia interpersonal, el niño debe de aprender la importancia de vivir en armonía con sus semejantes, ya sea e familia, dentro de la escuela, en su ciudad, etc.

El tercer nivel de totalidad habla de la conciencia social, y se refiere a la conciencia nacional o racial, se trabaja para desarrollar en el alumno una conciencia de justicia social, democracia y paz que le permitan elevar sus valores sobre cooperación y desarrollo.

El cuarto nivel se refiere a la conciencia planetaria, la cual les enseñe a fomentar el bien no sólo de su comunidad o de las personas que le rodean, si  no un interés por la humanidad entera, es decir: pensar globalmente y actuar localmente, sabiendo que lo que todo lo que haga afecta o beneficia al mundo entero.

El quinto nivel con que trabaja el educador holista es la conciencia individual o conciencia cósmica que incluye y trasciende todas las anteriores. Recalcando que la conciencia espiritual es la esencia de la naturaleza humana, lo que realmente somos, compasión y amor.

Educar en la espiritualidad abrir camino hacia la conciencia interior, ahí donde radican nuestros más puros sentimientos, hemos aprendido que un corazón iluminado es fuente de bondad.

En el mundo en el que estamos viviendo, la influencia de lo externo nos ha rebasado, hemos dejado de ver hacia dentro, los niveles de profundidad de nuestro ser se han oscurecido, es decir, todo lo que en apariencia nos llena es superficial, la cultura de tener, de aparentar. Sabemos que no es posible seguir viviendo de esta manera, nos ha rebasado el egoísmo y la codicia, estamos trabajando arduamente en la destrucción de nuestro mundo, entonces, en base a esto, debemos de plantearnos una interrogante, que tipo de hombres y mujeres queremos formar? Que se les está enseñando en las aulas? Esta enseñanza está formando mejores seres humanos?

La respuesta es clara. Entonces debemos tomar muy en serio la  propuesta que nos hace el Dr. Ramon Gallegos sobre los cinco niveles de conciencia que debe de tener un educador para poder integrar un modelo educativo en cuyo enfoque principal sea fomentar el vivir con responsabilidad, paz, amor e inteligencia,

El niño debe de saber que tiene personas cerca del él en las cuales puede confiar y lo quieren incondicionalmente, que le ayudan a  poner límites,  que con su ejemplo le demuestran la manera correcta de actuar, que lo ayudan  aprender,  que es amado y apreciado por otros, que debe ser  respetuoso de sí mismo y de los demás, ayudarlo a descubrir que la fuente verdadera de la felicidad es cuando da y hace cosas buenas por los demás, que para ser libre es necesario responsabilizarse de sus propios actos, sembrar en él la auto-confianza en el entendido de que todo saldrá bien, orientarlo a establecer buena comunicación con los demás, teniendo la certeza de que puede hablar sobre cosas que lo asustan o preocupan, que es inteligente y una ilimitada capacidad creadora, que es capaz de convivir con sus semejantes en paz, que respeta la naturaleza pues ve al planeta como su único hogar.

Es necesario fomentar pues, como educadores holstas,  la concientización de que somos encarnación del amor de Dios, que es aquí donde se encuentra el verdadero poder, pues la principal tragedia del mundo es haber perdido nuestra esencia divina, sabiendo que hay atributos que nos pertenecen por derecho propio como son la sabiduría, el amor, la alegría, la armonía, la paz y la felicidad, los cuales se encuentran en cada uno de nosotros, siendo los educadores, padres de familia, tutores y demás personas involucradas con la educación, el conducto que ayude a los alumnos a tomar conciencia de ello, siendo la luz que los guie hacia el  desarrollo de su espiritualidad.

La educación holista se pretende cultivar la moral, los aspectos emocionales, físicos, psicológicos y espirituales del alumno. Se requiere formar seres humanos felices, con una vida llena de amor, de pasión por vivirla, deseos de aprender,  seguros, creativos para que hagan frente a los problemas que se les han heredado, para cambiar la visión cuadrada que ha prevalecido durante muchos años, por este motivo, de tal manera la educación holista basa sus principios en valores como la compasión y la paz.

Se requiere pues, que los educandos se desarrollen de forma integral, es decir, en todos los aspectos de su vida y su ser. Que desplieguen todo su potencial tanto intelectual, social, físico, emocional, creativo y artístico. No podemos fragmentarlo, es un solo ser, todos los aspectos anteriores tienen la misma importancia y deben de ser tomados en cuenta por igual.

La educación holista busca el aprendizaje de la bondad humana y la grandeza personal, retomando el sentido de la vida y con esto, la alegría de ser quien es. Es verdad que se debe preparar con esfuerzo y dedicación, disciplina y constancia, pero no con amenazas que infundan temor. Aquellos niños que cuestionan y expresan su curiosidad e inquietudes, cuando su maestro no está alineado con el amor y comprensión, suele reprimirlo, castigarlo, matando así toda creatividad, el niño no entiende que está haciendo mal.

 

El doctor Ramón Gallegos en su libro La educación del corazón,  nos han dejado un legado de doce principios  los cuales orientan y guían a todos aquellos que estamos interesados en un cambio de visión dentro de las esferas de la educación y por ende, del mundo actual para beneficio de estas y futuras generaciones.

 

Estos doce principios permitirán trabajar de una manera clara, dándole un sentido integral-espiritual a la educación, es por esta razón que me parece sumamente vital comentarla en el presente trabajo.

                                                                                                             

1.- Comunidad de aprendizaje, que tiene que ver con la participación tano de profesores, estudiantes, padres, administradores y empleadores, comprometidos con la transformación personal, social y cultural de todos los involucrados, donde se asemeja  más a una familia que a un frio e indiferente proceso educativo, enseñándole al estudiante a ser feliz, a vivir la vida, respetando su individualidad y diversidad, una comunidad conde todos aprenden de todos.

 

Educar para la vida no sólo se basa en las materias y buenas notas, hay que ir más allá, hacia una educación integral, es decir, tomar en cuenta la importancia  de vivir en armonía con los demás, responsable, compasiva y generosamente, buscando la paz interior, teniendo la capacidad tomar decisiones de manera responsable en base a valores y ética.

Se educa desde una perspectiva interdisciplinaria, donde todas las materias se impartan desde la perspectiva holista. Se desarrolla también una conciencia para una sociedad sustentable, un amor y respeto al planeta, mediante el dialogo, paciencia, flexibilidad, respeto, apertura, transparencia y espiritualidad donde todas las experiencias humanas son importantes.

 

2.-Inteligencias  múltiples.-  La educación holista incluye y trasciende esta teoría, desarrollando todo tipo de inteligencia, incluyendo la onírica, dándole un sentido holista, en el entendido de que todas son igualmente importantes, pues tendemos a pensar que sólo las materias de español y matemáticas son cruciales para el desempeño en la vida, sin embargo, se debe integrar los aspectos que concienticen a los seres humanos a generar un mundo donde se pueda vivir en paz. Este es un proceso  se toma en cuenta más que el conocimiento, la sabiduría para accionar de manera responsable, siempre basándose en los valores como amor y compasión, cruciales para este objetivo.

 

3.-Estilos de aprendizaje.- Las investigaciones demuestras que todos aprendemos de manera diferente, así que no es posible que con un sistema estandarizado, absolutamente  todos los estudiantes aprendan de manera uniforme., esto es, la forma en que aprenden es más bien particular.  En educación holista los alumnos aprenden a usar sus mentes, a cómo preguntar, indagar, amar la vida, a desarrollar sus capacidades sociales, físicas, emocionales, cognoscitivas, estéticas y espirituales, así como el conocimiento de uno mismo.

 

4.- Pluralismo epistemológico.-  Las personas no son procesadores de información, maquinas computarizadas que almacenen los vastos conocimientos que la escuela  pretende que hagan, es ilógico pensar que los alumnos aprenderán un cúmulo de libros, es preciso hacer uso de la inteligencia para darle sentido a lo que se está viendo. La educación holista reconoce que el ser humano aprende mediante tres dispositivos: el ojo de la carne o empírico, el ojo de la mente o simbólico y el ojo del espíritu o contemplativo y que las tres se complementan para el aprendizaje.

 

5.-  Currículo Holista.-  este parte del principio de la totalidad, es decir, todo está interconectado, siendo construido de manera integral, flexible, dinámica que permita un desarrollo global del estudiante, donde desarrolle si integridad. Todo conocimiento se desarrollo en un contexto cultural, cada uno puede tener puntos de vista diferentes y se motiva a ser respetados. Se hace hincapié también, en las enseñanzas que conecten a los alumnos con el mundo natural, valores como la paz y la comprensión, buscando así un mejor conocimiento humano.

 

6.- Transdisciplinariedad.-  Se propone una reconciliación entre la ciencia y la espiritualidad, es decir, que puedan complementarse el conocimiento humano siendo la ciencia, el arte, las tradiciones, humanidades, filosofía y espiritualidad una unidad de conocimiento. Se trata de educar a la totalidad al ser humano y no de manera separada, fragmentada, pues en realidad todos estamos unidos en el universo.

Debemos incluir pues,  aspectos que permitan al alumno desarrollarse de manera integral, tales como intelectuales que deben ser cultivados con amor y respeto, la inteligencia lógico-matemática y verbal aprendidas a través de las experiencias educativas para ser dominadas plenamente, así como también desarrollar su parte social que le permita convivir con el resto de los individuos.

 

7.- Sociedad integral.- Se basa en la propuesta de una sociedad basada en la sustentabilidad, desarrollo equitativo, justicia social y genuina espiritualidad, que de pie a un mundo donde los seres humanos logren su iluminación con un alto bienestar ético-espiritual. También llamada comunidad tolerante y compasiva, pretende inculcar a la sociedad que sus esfuerzos sean encausados hacia conseguir el bien de la humanidad asegurando así nuestra  supervivencia, dejando de lado el egocentrismo.

 

8.- Integridad.- Significa enriquecer el sentido de la vida, lo significados, la comprensión mutua y propia, el sentido de permanencia, aprender a ser, amar, fortalecer los ideales, desarrollar la inteligencia global, profundizar el autoconocimiento, despertar y realizar la propia espiritualidad.  Integridad educativa significa mejorar la educación en cuanto a métodos, contenidos, ambientes y fines se refiere.

 

9.- Dialogo holista.- El dialogo significa comunicación profunda de manera significativa, es decir, escucharnos unos a otros y respetar las ideas. El propósito del dialogo es crear significados comunes. Prestar atención más allá de mente, sin juicios previos, con entendimiento, dejando fluir libremente lo que los demás desean expresar, dando cabida a la opinión. Es poder escuchar con el corazón abierto, sin necesidad de tener la razón o no, simplemente, permitir.

 

10.- Práctica integral.- No es suficiente con desarrollar una teoría transformadora, se necesita sobre todo, llevarla a la práctica, sin acción no hay resultados. En la educación holista una manera de llegar a lograr todo lo anterior es mediante la práctica de mediación, yoga, cuidado personal, acción compasiva, devoción, auto indagación, practica de las virtudes, visualización, etc que nos llevará hacia una genuina espiritualidad holista donde podamos liberarnos de condicionamientos, prejuicios y barreras que impidan vivir en armonía y compasión.

 

11.-   Compasión.-  Para poder llevar a cabo una educación holista, es indispensable la compasión, ya que es la esencia de toda naturaleza bondadosa, donde se respeta, no se juzga, se ama, se comprende, se escucha, se apoya, se compromete, se da por completo. El amor es la base de toda educación, sin este ingrediente habría solo vacio y frialdad. La compasión invita aliviar el sufrimiento de los demás, es justa, alejada del sentimiento de venganza, del odio, de la maldad, trasciende el egocentrismo, la compasión es amor incondicional y debe practicarse entre toda la comunidad holista.

 

12.- Espiritualidad.-  Es el corazón de la educación holista la base y sentido de su existencia. La espiritualidad no es lo mismo que religión, esta última se basa en creencias religiosas, mientras la espiritualidad  es una experiencia que establece un orden interno en nuestra conciencia. Es necesaria para una plena autorrealización, pues nos lleva a la comprensión de nuestra verdadera naturaleza.  Porque en realidad somos seres espirituales así nacimos, con la capacidad de amar a todos los seres que nos rodean, es amor universal incondicional.

 

Estos fueron los doce principios en los que se basa la educación holista. Como podemos darnos cuenta, es un modelo donde en primera instancia, se involucran a todos los miembros de la sociedad. El compromiso de todos los actores encaminara a un cambio de visión del mundo en el cual estamos inmersos. La importancia de educar a nuestros estudiantes de todos los niveles, radica en que si nos basamos en esta  propuesta educativa, lograremos rectificar el camino que nos ha traído hasta este sitio, donde impera la falta de respeto a la vida, al planeta, impera la falta de valores, de ética, de amor, compasión, responsabilidad, interés por los demás, neurosis y egos, que nos tienen viviendo al filo de la incertidumbre, la violencia y la destrucción.

 

La educación holista prepara a los alumnos a aceptar sus responsabilidades como miembros de una sociedad democrática, así como también, desarrollar habilidades, valores y actitudes que les permitan contribuir a la sociedad, realización personal, aprender y prepararse para ser agentes de cambio.

 

 BIBLIOGRAFIA.

Gallegos, Ramón.  (2013). Educación Holista. Pedagogía del Amor Universal. Editorial Fundación para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos, Ramón. (2013). El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Editorial Fundación para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos, Ramón. (2013). Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Editorial Fundación para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos, Ramón. (2001). Educación del corazón. Editorial Fundación para la Educación Holista, Guadalajara.

Gallegos, Ramón. (2008). Educación para la vida y la Paz. El corazón de la educación holista. Editorial Fundación para la Educación Holista, Guadalajara.

 

Fundación Internacional para la Educación Holista
Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual
www.ramongallegos.com

Deja tu comentario debajo