Educación holista y la inteligencia espiritual

La educación holista puede ser entendida desde cinco niveles de profundidad, en el nivel más amplio y profundo la educación holista es un estado de conciencia; el nivel más elevado en donde se experimenta el pensamiento de segundo grado, en donde el ser humano logra el llamado “salto cuántico” el cual le permite reconocer e integrar la totalidad de las partes que componen el kosmos.

EDUCACION HOLISTA Y LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL

Luz Alicia Gonzales López

Guadalajara, México. 2016

 

La educación holista puede ser entendida desde cinco niveles de profundidad, en el nivel más amplio y profundo la educación holista es un estado de conciencia; el nivel más elevado en donde se experimenta el pensamiento de segundo grado, en donde el ser humano logra el llamado “salto cuántico” el cual le permite reconocer e integrar la totalidad de las partes que componen el kosmos. Este es el nivel en que el educador holista trabaja ya que mediante la sabiduría e integridad que caracteriza este estado de conciencia, el educador logra tomar sabias decisiones, desde un nivel superior es posible visualizar niveles inferiores de conciencia y de esta forma proporcionar una guía adecuada, verdadera y profunda para las personas con las que se esté trabajando. Utilizo la palabra “educador” sin embargo desde este nivel de conciencia holista cualquier ser humano puede llegar a experimentar la totalidad, siempre y cuando, la espiritualidad y el anhelo por la liberación sean sus guías.

De la misma forma, el concepto de educación holista en un cuarto nivel es entendido por una visión del mundo, un paradigma en el cual la vida misma del ser que lo experimenta se transforma. En este paradigma o visión del mundo, es posible que tanto educación, política, economía, ecología, y sociedad logren una genuina transformación para contribuir a la felicidad y realización de todos los seres. En este paradigma la espiritualidad es el centro de todo, sin embargo la cultura, las tradiciones, el arte y las actividades humanas más que contradictorias son complementarias; el paradigma holista valora la diversidad en todos sus sentidos y logra ubicar cada parte en su respectivo nivel y dimensión, de esta forma existe una pluralidad epistemológica y filosófica de ver el mundo, en donde se aprecian todos los ciclos, procesos, objetivos y logros humanos que han permitido nuestro crecimiento como humanidad y a su vez, nos permite trascender aquellos aspectos que han obstaculizado, degenerado y desgastado a la vida, ya que son reconocidos gracias a los profundos

discernimientos que la visión holista promueve en las personas. La educación holista es el camino para propiciar un ambiente de paz, crecimiento y libertad que la humanidad requiere y así resolver todos los problemas que hemos generado como la ignorancia, la depredación del planeta, la violencia, la avaricia, deshonestidad, fragmentación y perdida de sentido por la vida entre otros problemas que actualmente encontramos en la sociedad. Un ejemplo muy práctico utilizado para describir el valor que tienen la diversidad y la complementariedad en la visión holista es la historia de los ciegos y el elefante en donde cada uno de los ciegos defiende su postura como única, por lo que no se permite una comprensión real del elefante, en este sentido, la visión holista promueve la integración de cada una de las partes que conforman la realidad y de esta forma trascender los conflictos de contrariedad y confusión que han sido causantes de guerras, separación y sufrimiento en las personas.

En un tercer nivel el concepto de educación holista es entendido como una filosofía educativa, en este nivel la educación es vista como un proceso de expansión y evolución de la conciencia, recordado a Ken Wilber, la educación debe permitir que el ser humano transite a niveles superiores de conciencia, que el estudiante logre ampliar su pensamiento de primer grado a un pensamiento de segundo grado. Esta filosofía educativa se basa en avivar la llama del aprendizaje, motivar e inspirar a todos los seres a vivir la experiencia directa del Ser y a despertar la felicidad que ya está dentro de sí mismos. La filosofía holista también es llamada por el Dr. Ramón Gallegos: Pedagogía del Amor Universal. Concebida como la pedagogía más profunda, una genuina educación para la vida, que honre a la humanidad con los valores espirituales universales como la compasión, el dialogo, alegría, plenitud, paz interior, sabiduría, atención, fraternidad, unión, gratitud así como otros componentes más de la inteligencia espiritual. El concepto de filosofía holista nace y se nutre con la filosofía perenne, es decir, con las enseñanzas espirituales que han estado presentes durante la historia de la humanidad, es llamada también “el corazón místico de la humanidad”, estas enseñanzas han sido expuestas en diferentes épocas y por diversos maestros espirituales. Estos seres humanos con una consciencia de excepción han sido mensajeros de Gracia, Amor y Paz.; para la filosofía holista estas enseñanzas son sumamente importantes, por lo que se fundamenta en ellas y son traídas a la actualidad para ser integradas en la vida diaria. De esta forma, la educación holista posee una fuerte y profunda filosofía capaz de dar respuesta a todas las situaciones y problemas humanos, y en especial, en el ámbito educativo.

Un cuarto nivel en que podemos definir la educación holista es un modelo educativo integral, en el que se busca propiciar el desarrollo de las seis dimensiones del ser humano: corporal, emocional, cognitiva, social, estética y espiritual. El gran elefante educativo se compone de diversas pedagogías, porque estamos seguros de que la mejor educación no puede ser reducida a una parte. El ser humano es multidimensional por lo que suena ilógico que su educación se reduzca a una sola pedagogía, o un sólo método. El Dr. Ramón Gallegos creó el Modelo Multinivel-Multidimensiòn en el que logra un currículo transdiciplinario, donde la trascendencia tienen un lugar muy importante, ya que el nivel más alto de este modelo es el Omega o sea la realización espiritual, no obstante los niveles individual, comunitario, cultural y planetario son sumamente importantes y no deben ser excluidos en el proceso educativo. En el siguiente capítulo haré una descripción más amplia acerca del modelo, ya que éste es uno de los elementos integradores de mayor relevancia la educación holista para su aplicación práctica en escuelas, centros educativos, empresas y lugares de trabajo. No obstante quisiera terminar de definir el último nivel en que la educación holista es entendida. La metodología holista es de suma importancia ya que permite que se ponga en práctica y se lleve a cabo esta educación integral mediante programas, talleres, estrategias y técnicas que permitan la organización y el diseño para solucionar los problemas y satisfacer las necesidades que se presenten. Es importante recordar que para la educación holista no existe un sólo método o la mejor estrategia ya que cada comunidad y cada espacio tiene un diversidad de situaciones y respuestas para cada caso, por lo que las condiciones varían y es el nivel de conciencia de los educadores el que permitirá un genuino trabajo integral.

Desde esta postura el concepto de educación holista es más que sólo un “tipo” de educación, una forma de trabajo u organización. Implica una profunda comprensión epistemológica, filosófica y pedagógica que nos permita trascender todas las limitaciones, dogmas y mitos que durante la historia de la humanidad se nos han enseñado. Falsas ideas sobre la educación, el reduccionismo y el aprendizaje mecanizado han sido reveladas gracias a la luz de la educación holista y se espera que urgentemente las sociedades se liberen de la venda de la ignorancia y atiendan al llamado de la trasformación; hacia una gran familia humana compasiva, responsable y feliz.

Modelo multinivel multidimenciòn

Este modelo creado por el Dr. Ramón Gallegos, es una valiosa herramienta para comprender que la educación holista es una educación integral, que favorece las dimensiones corporal, emocional, cognitiva, social, estética y por supuesto, la dimensión espiritual. Y su campo de estudio puede llevarse a cabo desde distintos niveles, que van desde el individual hasta el nivel kosmico.

La propuesta holista permite que las pedagogías sean complementarias más que contradictorias y de esta manera cada comunidad de aprendizaje puede ofrecer un currículo transdiciplinario de acuerdos a los intereses, necesidades y objetivos que se tengan. Esta propuesta es una gran herramienta para las escuelas ya que actualmente la educación mecanicista enfoca sus intereses en que los niños desarrollen (si bien va) las tres primeras dimensiones del modelo (corporal, emocional y cognitiva) y trabaja con los dos primeros niveles de profundidad (individual y comunitario), lo cual no significa que sea erróneo, más bien es insuficiente para una genuina educación o una educación que trabaje con un nivel superior de consciencia e integridad.

La educación mecanicista y reduccionista es muy evidente ya que a simple vista muestra un escaso e insuficiente modelo pedagógico, sin embargo, existen escuelas y centros educativos que aparentemente están generando una transición hacia lo integral, pero que en realidad siguen insertas en el paradigma cientificista. El Dr. Ramón Gallegos y Ken Wilber llaman a esto “reduccionismo sutil” ya que estas propuestas educativas pretender ser holistas o integrales pero siguen insertas en una visión “chata” del mundo. El reduccionismo sutil es la última alternativa del paradigma cientificista mecanicista utiliza para seguir existiendo, con su filosofía

de llenar el cubo de información, muy diversa y entretenida información, pero aun con una filosofía gris de transmitir el conocimiento de forma automatizada, gris y lineal, que no responde a las verdaderas necesidades de los estudiantes, sino a los intereses de los directivos y del sistema educativo.

Hacia una genuina reforma educativa integral: Integridad educativa- calidad educativa

Durante un largo tempo se ha creído que la educación mejorará a través de las reformas educativas, pero sucede que al poco tiempo la situación en las escuelas y con los maestros vuelve al punto de inicio, ¿a qué se debe esto? A continuación presento cinco puntos en donde explicaré como una mejor educación requiere un nivel de consciencia superior en los educadores, padres y alumnos y no tanto computadoras y clases extendidas.

El cambio se pretende dar desde afuera hacia adentro

Actualmente se tiene suficiente investigación acerca de la conciencia y la evolución de la misma (Dr. Ramón Gallegos Nava, Ken Wiler, Ron Miller, Daniel Goleman, etc.) y todos han coincidido en que el cambio y el crecimiento suceden en un inicio de forma individual y en el interior de las personas. El cambio no será efectivo si se genera como una imposición externa. Por lo que las reformas educativas hasta el día de hoy se han enfocado en que los maestros acaten las imposiciones del sistema educativo, llenándolos cada día de mas información poco relevante para la vida, de la misma forma que sucede con los alumnos en el salón de clases. Se muestran insatisfechos, incongruentes y poco inspirados en su labor docente a causa de una organización ineficiente de las necesidades reales para generar la transformación educativa. El verdadero cambio va surgir desde el interior de cada una de las personas, no solodelosmaestros,sinopadresdefamilia,estudiantes,administrativosyengeneral todala sociedad requiere modificar la concepción que se tiene de la educación, pasar de un proceso de acumulación de información o una capacitación para el trabajo como actualmente se cree a un verdadero y profundo trabajo de evolución consciente. El cambio también integra un trabajo en todas las dimensiones del ser humano y en especialmente, el fortalecimiento de nuestras piernas espirituales. Ser mejores personas, más compasivas, amables, armoniosas con nuestras relaciones entre humanos, animales y plantas. Generar un compromiso verdadero con nuestra responsabilidad universal de traer más paz y resolver los problemas que la humanidad ha generado en el planeta.

Resolviendo el problema con los cuadrantes de la mano derecha

Ken Wilber en su “teoría del campo unificado de la conciencia” desarrolla un modelo llamado “los cuatro cuadrantes” el cual permite identifica con claridad y relativa simplicidad, todas las correlaciones existentes entre el individuo y la cultura y entre la consciencia y el cerebro. Resulta una tesis profundamente importante para una comprensión global de una kosmovisiòn que integre todos los niveles y todos las áreas del desarrollo humano y de la consciencia. En este sentido, invito al lector a profundizar más acerca del tema para lograr mayor claridad en el tema, el cual desde mi punto de vista requiere de un minucioso estudio para compréndelo mejor. Sin embargo, en este contexto sobre la calidad y la integridad educativa,elmodelodeloscuatrocuadrantesresultaunaherramientafuncional paradarleel lugar que le corresponde a la calidad educativa.

El concepto de calidad está inserto en el ámbito empresarial, en el que se genere una producción efectiva, con un menor gasto o inversión y lograr la satisfacción del cliente, aspectos del cuadrante inferior y superior derechos, los cuales se enfocan en aspectos físicos y materiales como sucede con la calidad educativa: administración escolar, mejore infraestructura, equipamiento y acceso a la tecnología. Sin embargo esto es sólo una parte del modelo integral y es un error categorial confundir la parte con el todo, y este es el caso de las reformas educativas, especialmente en México, las cuales pretenden mejorar la educación a través de la estandarización y la administración escolar, de esta forma el docente tiene cada vez más y más listas que entregar, estadísticas y datos que buscan satisfacer las demandas externas de la Secretara de Educación. La educación no requiere más reformas horizontales que se muevan en el mismo paradigma mecanicista reduccionista, sino una trasformación vertical que nos impulse a dar el siguiente paso a una nueva visión del mundo mucho más amplia y total: la Educación Holista.

La verdadera educación es un proceso de evolución de la consciencia, por lo que se relaciona con el ojo espiritual. En este sentido estamos hablando de integridad educativa, una mirada más profunda del aprendizaje y la educación. La integridad es el proceso por el cual el ser humano comienza su verdadero despliegue ya que acepta su naturaleza multidimensional con un corazón espiritual, permitiendo así una educación para la vida y para la paz,.

Educación holista e inteligencia espiritual

Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana, nuestra verdadera naturaleza es felicidad y amor universal. La inteligencia espiritual es la inteligencia de más alto nivel experimentada por el hombre, en ella, se integran tanto las inteligencias múltiples, como la inteligencia emocional y la inteligencia lógico matemática. La inteligencia espiritual es la capacidad de ser feliz a pesar de las circunstancias, nos permite ser personas bondadosas, creativas, libres y en paz. Niños, jóvenes y adultos poseen la capacidad de despertar su

inteligencia espiritual. La diversidad de caminos, formas y experiencias para fortalecer la dimensión espiritual en las personas está en crecimiento tanto escuelas desde preescolar hasta postgrados, empresas y centros de trabajo, comunidades e individuos se han acercado a las enseñanzas espirituales con el fin de lograr lo que por derecho de conciencia nos corresponde: ser felices. La práctica de la meditación es la vía directa para la inteligencia espiritual, actualmente se conocen tres modalidades para meditar, la más conocida es la meditación formal, en silencio y en postura de loto, sin embargo existen otras dos modalidades con las que podemos acercarnos a la práctica espiritual. La meditación activa es excelente para niños y meditadores principiantes, a través de cantos que propicien la hermandad, el respeto y el amor, con instrumentos como el tambor o simplemente las palmas de las manos, la narración de cuentos e historias que permitan el movimiento como el yoga para niños y ejercicios que fortalezcan la gratitud, la tolerancia, el dialogo y la amabilidad, entre otros valores que nutren la inteligencia espiritual. La meditación puede ser puesta en práctica en cada momento de la vida, y es ahí donde se utiliza la tercera modalidad: la meditación cotidiana, pon atención a tu respiración cuando caminas, cuando hablas, observa las innumerables bendiciones que llegan a ti, agradece, aprecia cada instante de tu días. El Dr. Ramón Gallegos menciona constantemente en sus libros y conferencias: “Cuando la espiritualidad es el centro de lo que hacemos, hasta las cosas más simples se llenan de luz”. De esta forma la inteligencia espiritual integra al resto de las inteligencias y es manifestada o expresada a través de los valores eternos como es la compasión, la bondad y la amabilidad, la atención plena, el optimismo, la aceptación, el entendimiento, la simplicidad y la innovación, así como la gratitud, el amor universal y la felicidad. En este sentido, la inteligencia espiritual trasciende la educación de valores sociales hacia valores universales.

En ocasiones, se tiene la confusión de que la educación convencional de valores será la solución para generar respeto por la vida de todos los seres y una desarrollo social, sin embargo se ha comprobado su poca efectividad práctica en los estudiantes. Se supone que aprendiendo en teoría el valor de la honestidad, los alumnos lo llevarán a su vida diaria y serán personas honestas; sin embargo esto no sucede así. ¿A qué se debe esto? Recordando el ojo de la mente y el ojo del espíritu, la educación en valores es aprendido por el ojo de la mente, por lo que no es experimentado sólo analizado y reflexionado, en contraste los valores espirituales son aprendidos por el ojo del espíritu, el cual significa experiencia profunda, ya que va hacia la verdadera naturaleza del ser, el cual es generador de sentido. Más que racionalizar sobre los valores, es necesario que los estudiantes y las personas experimenten por si mismos compasión, bondad, gratitud y todos los demás componentes de la inteligencia espiritual.

Comunidades de aprendizaje

Las comunidades de aprendizaje es la propuesta que la educación holista tiene para transitar de las organizaciones fragmentadas de las escuelas en comunidades que aprenden. La cultura del aprendizaje es muy importante, actualmente se evidencia una falta de interés por el aprendizaje, tanto niños como adultos están aburridos de aprender lo mismo, de la misma manera, siendo siempre receptores y reproductores de la información. Esto genera un grave problema de ignorancia, perdiéndose la curiosidad y la frescura de aprendizaje. Un aprendizaje por compromiso, mecánico y gris no es aprender. Se ha creído que sólo se aprende en la escuela y que este conocimiento debe ser practico, rápido y funcional para pasar la lección. Sin embargo, en la vida no sucede de esta forma. Llevamos esta misma dinámica automatizada en las experiencias a través de los años, siendo como resultado relaciones conflictivas con los otros, pérdida de sentido por la vida, falta de gusto y amor por el trabajo, búsqueda de la felicidad en lugares equivocados como el placer o las adicciones. El verdadero aprendizaje es en la vida y para la vida, quienes lo reduzcan a pasar el examen y dar la vuelta a la página en la escuela, se encuentran en una concepción muy limitada del aprendizaje y en este sentido las comunidades de aprendizaje juegan un papel sumamente importante para resolver los estrechos y fragmentados fines de la educación mecanicista.

Las comunidades de aprendizaje pueden estar insertas en el ámbito educativo o no, en este sentido pueden ser organizaciones empresariales, políticas, sociales, etc. ya que sus principios son flexibles y se adecuan a las necesidades y propósitos con que fueron unidas. Lo que sí es muy importante recalcar que no existe una comunidad de aprendizaje igual que la otra. Desde la postura metodológica holista la diversidad juega un papel muy importante, cada comunidad de aprendizaje es la encargada de diseñar de acuerdo a sus necesidades en común unidad los objetivos, metas y evaluaciones que mejor le parezcan.

Los principios básicos de las comunidades de aprendizaje

Vivimos en un todo compuesto de una gran diversidad de formas, relaciones, conceptos, ideologías, cuerpos, territorios, tradiciones, entre muchos otros aspectos más que nutren la diversidad. Pretender que todos los estudiantes aprenden de la misma forma es una gran mentira, por lo que la diversidad de estilos y ritmos de aprendizaje es muy importante en las comunidades de aprendizaje. Cada familia es diferente dentro de una misma localidad, porque abrimos de suponer el principio de igualdad. Hemos querido y pretendido forman un mismo molde de personas, inclusive un molde de familia ejemplar que nos lleva a pensar que la diversidad es contradictoria, sin embargo es súper importante que esta diversidad se respete y valore. Todos iguales, todos diferentes y la diversidad más que contradictoria es

complementaria serían las dos frases muy importantes para que este principio sea extendido hacia el gran valor de la pluralidad.

La educación mecanicista y los métodos con un reduccionismo sutil (como el Método Montessori) pretenden homogenizar la educación a una via, sin embargo resulta totalmente falso que para llegar a la cúspide de la montaña todos deben caminar por el mismo sendero. Las comunidades de aprendizaje busca abrir la posibilidad de caminos para el aprendizaje, el cual es exclusivo de la escuela, sino de la vida misma. Considero sumamente necesario que los alumnos, padres y maestros logren diferenciar la homogenización que nos presentan como“esperado”y salgamosdelatrampadelosestándareseducativosquetantodañohace a todos, donde la competencia y la exigencia están a la orden del día, y quien no logra cumplir, está retrasado o se va quedando fuera del sistema condenado al fracaso.

Desde este enfoque no sólo los alumnos son quienes “deben” aprender En este principio el proceso de aprendizaje es para todos, tanto alumnos, maestros, padres y sociedad, ya que todos formamos parte de un gran proceso educativo. El aprendizaje es visto con frescura y optimismo, y la filosofía de avivar la llama juega un papel crucial para cambiar la pesadez que ha dejado el ser aprendices huecos y pasivos donde el maestro venia y vaciaba todo lo que se tenía que aprender.

La filosofía de avivar la llama es muy inspiradora y utilizada en Educación Holista, ya que comprendemos que cada estudiante posee una gran sabiduría interna y que sólo es necesario un proceso de orientación para sacar lo mejor de sí mismos. Avivar la llama de todos los seres es la tarea del educador holista, por eso las comunidades de aprendizaje buscan el aprendizaje de toda la organización, no como imposición o por mandato, sino por iniciativa propia. Hay que regar la semilla de la sabiduría interna para que poco a poco vaya desplegando su propia naturaleza e irradiando su propia luz.

¿Qué tan relevante para la vida es lo que se aprende en la escuela? Realmente es escaso y poco funcional para traer felicidad a cada estudiante. Por mencionar algunos autores que han escrito sobre la poca relevancia del currículo educativo para los estudiantes son por ejemplo: John Taylor Gatto con sus obras (2002) Por qué la escuela no educa, (2002) Salirse de la fila, El salón de los espejos, Dr. Ramón Gallegos Nava (en todas sus obras), David Elkin con su libro La educación errónea y Reymund y Dorithi Moon “Mejor tarde que temprano” por mencionar algunos seres que han revolucionado el campo de la educación y han desafiado los estándares curriculares de los diferentes sistemas educativos, revelando que el aprendizaje que se lleva a cabo es poco funcional y que incluso genera graves daños emocionales, físicos y sociales a los estudiantes y sus familias.

La tarea entonces es transformar la concepción de educación no como un almacenamiento de información en la mente de los alumnos, sino un proceso de expansión y evolución de la consciencia lo cual es imprescindible para todos y urgente para el planeta. La evolución de la

consciencia tanto de manera individual y colectivo es sumamente necesario para trascender los actuales problemas sociales, ambientales, políticos y educativos que existen. Un currículo para la vida toma en cuenta los cuatro aprendizajes para la vida pronunciados por J. Delors (1996) en La Educación Encierra un Tesoro informe a la UNESCO y el Dr. Ramón Gallegos Nava en su libro de (2005) Comunidades de Aprendizaje. Estos cuatro aprendizajes son fundamentales para una verdadera educación para la vida:

v Aprender a aprender v Aprender a hacer
v Aprender a vivir juntos v Aprender a Ser

Uniendo estos cuatro pilares de la educación, el estudiante puede lograr percibir realmente una conexión entre la escuela y casa, y en Educación Holista hacemos especial énfasis en el Aprendizaje del Ser, estas enseñanzas espirituales que nos permiten conocer y fortalecer nuestra dimensión espiritual. Recalcamos que el Ser del que hablamos en este pilar educativo es el aprendizaje de Ser Espiritual, de la Consciencia, del Amor Universal, de nuestra Verdad como seres espirituales, no el “ser” desde la postura del desarrollo personal, no se trata de aprender a ser más egocéntricos, narcisistas, dogmáticos y egoístas, no se trata de elevar al ego, de fortalecer el falso yo o la máscara. El aprendizaje del Ser es un derecho que todos tenemos y que hasta la fecha poco se ha tenido la oportunidad de compartir, entre las cusas que impiden el conocimiento espiritual es el intenso ajetreo y ritmo de trabajo con el que se vive, demasiada información, tareas, excelencia académica y la prioridad hacia el desarrollo de la racionalidad instrumental o el conocimiento técnico del mundo, que no permiten que los estudiantes y las familias tengan periodos de silencio, de paz y de contemplación. Es necesario volver a equilibrar la balanza y darle el lugar que corresponde a los contenidos académicos que sirven más para saber sobre el mundo que para vivir en el mundo, para vivir en el mundo en equilibrio es necesario ir más allá de los libros de texto y adentrarnos en el hermoso camino de la inteligencia espiritual o el aprendizaje del Ser.

Cada comunidad de aprendizaje tiene intereses, necesidades y obstáculos diversos, por lo que el currículo se crea conforme a sus características. La diversidad nos permite encontrar la mejor vía para para el aprendizaje integral. Inspirándose en el modelo multinivel multidimenciòn, es posible crear una propuesta adecuada, verdadera y funcional para resolver los problemas y satisfacer las necesidades que se tengan. Desde el aprendizaje en talleres, cursos y currículos educativos para escuelas y centros de trabajo, el modelo es una excelente vía para generar claridad y una organización holaquica que permita la integración de los niveles inferiores, medios y superiores y una pluralidad de propuestas con las diversas dimensiones y modalidades para compartir el conocimiento.

Los encargados de diseñar el currículo deber ser los miembros que conforman la comunidad de aprendizaje; resulta sumamente incongruente entonces el uso de las grandes guías didácticas usadas por los maestros de primaria en donde cada lección tiene poca relevancia con lo que sucede en el contexto del niño, los sistemas AMCO y demás libros prefabricados para la educación, me parecen sumamente desligados de la realidad educativa. Enseñamos y transmitimos por medio de esto un gran esfuerzo sin sentido por parte del niño para cumplir y satisfacer los requerimientos del adulto, y en un futuro, esta misma actitud de “cumplimiento” que se le enseña al niño, al crecer, se convierte en una persona desinteresada por participar, sin iniciativa y con una conciencia promedio. Gracias a la educación estandarizada, tenemos personas “promedio”, grises, sin chispa, aburridos y viviendo en automático.

Es por esta razón que las escuelas necesitan replantear sus ofertas educativas a través de la innovación holista y reconsiderar el uso de los libros de texto, guías, sistemas y metodologías que son poco relevantes para la vida, aquellas que de poco sirven para la felicidad de los seres. Este trabajo de revalorización no sólo es tarea de los educadores, sino también de los padres de familia y lo alumnos mismos, por lo que su participación en la comunidad de aprendizaje es sumamente valiosa.

Una de las grandes necesidades actuales es la de una consciencia planetaria que permita fortalecer nuestra conexión con la madre tierra y unir nuestros esfuerzos hacia la preservación de nuestro gran hogar. En teoría sabemos que el deterioro ambiental es sumamente peligroso para la humanidad y que sin los recursos naturales como el agua y el aire nuestra vida se vería afectada. Sin embargo, en algunos casos, ese conocimiento sólo se queda ahí “en teoría” y poco se hace al respecto. Esto se debe a la falta de compromiso y responsabilidad por llevar a cabo la trasformación de hábitos y un estilo de vida consumista, devorador y de bajo nivel de consciencia. El desarrollo sustentable es un contenido de aprendizaje muy importante y necesario de compartir, por la urgente necesidad de cambio que tenemos. Desarrollo sustentable desde la visión holista se refiere a un estado de respeto, conexión y agradecimiento a nuestro hogar planetario, de una actitud que honre a plantas, animales, elementos y en general a la vida en la tierra. Este estado es despertado y fortalecido a través de la inteligencia espiritual, la cual permitirá tomar sabias decisiones y actuar con una ética global, así como generar propuestas de intervención innovadoras que permitan el sano equilibrio entre la naturaleza y el desarrollo social.

Actualmente se ha descubierto que el consumo de carne animal es una de las mayores fuentes de contaminación al planeta, ya que requiere extensos espacios para la crianza, reproducción, muerte y comercialización de la carne. Los efectos contaminantes van desde contaminación del agua cercana a los criaderos por el excremento animal en especial el porcino, contaminación del aire por los gases que emiten dichos residuos, erosión de la tierra y la tala de árboles para la preparación del espacio para la crianza.

Esta información está siendo difundida por medio del internet y documentales como “Cowspiracy”, sin embargo no hay un reconocimiento y apoyo por parte de las empresas ecologistas y los gobiernos ya que son testigos y participes del problema. No basta con usar productos biodegradables o alimentos orgánicos, sino modificar profundamente nuestros hábitos de consumo, alimenticios y actuar con mayor congruencia. Para que el desarrollo sustentable sea verdadero primero tendrá que surgir desde el interior de las personas y luego de forma colectiva, como una red de conexión con la consciencia planetaria.

Conclusiones:
Mi experiencia como educadora de prescolar, intervenciones holistas en un ambiente de preescolar.

Ser educadora representa para mí una experiencia de crecimiento en todo momento, verme reflejada diariamente con los niños, compañeras educadoras, padres, madres de familia y administrativos resulta una tarea de suma responsabilidad, auto evaluación y estiramiento creativo. Ser docente de preescolar es el mejor trabajo que puedo tener y me siento sumamente agradecida por ello, creo que más allá de ser una profesión es un modo de vida, una práctica espiritual de amor incondicional y acción desinteresada. Quienes hayan tenido la experiencia de trabajar como docente reconocerán esta profunda experiencia de ser útil para el crecimiento y la evolución de la conciencia. Aunque todavía prevalece el enfoque hacia los estándares educativos y como maestros nos vemos forzados a cumplir con estos términos, creo que el desarrollo espiritual que se logra al interactuar constantemente con las grandes lecciones que los niños te ofrecen, son sumamente fortalecedoras, en lo personal, cada vez que tomo sabias decisiones, que hago mi trabajo en armonía, que puedo compartir con otros la experiencia del Amor Universal es sumamente energizante; de la misma forma, como todo ser humano, se cometen errores y malas decisiones de las cuales siempre llega un aprendizaje mayor, y es ahí donde se evidencia el verdadero regalo de la vida, ¿quién realmente no quiere aprender? Si el aprendizaje es vida, es movimiento, es crecimiento, evolución, florecimiento, luz que disipas las tinieblas de la ignorancia… a este verdadero aprendizaje me he referido a lo largo de todo este ensayo. Aquellos seres que están cansados de “aprender” es porque no era genuino. A continuación les comparto con mucho cariño como ha sido mi experiencia llevando la educación holista al ambiente de clases.

Educación Holista dentro de un Centro Educativo de Educación Preescolar en La Paz B.C.S. (México)

¿Por dónde se empezar? Esa era una de las preguntas que me hice cuando comencé a transformarme en educadora holista. Creo que como sucede con el crecimiento natural de un embrión donde simultáneamente se van haciendo formaciones de células, tejidos, órganos,

etc. del mismo modo lo poquito o mucho que se manifestaba en la escuela era solo la punta de algo mucho más profundo. Constantemente el Dr. Ramón Gallegos nos recuerda que lo más importante para la educación holista es el nivel de conciencia del educador, por lo que los primeros años de esta experiencia fueron y siguen siendo de crecimiento hacia niveles superiores de conciencia. Lograr transitar por el sendero medio que el Buda enseñó fue y es de mucha importancia para el cultivo de la atención plena, este es el nivel de atención más profundo que el educador holista debe desarrollar. La práctica de la meditación es la vía directa para el desarrollo de la atención plena y es sumamente importante para el florecimiento y la diseminación de la semilla de la educación holista. Como educadora este fue el primer paso, y he de reconocer el más difícil, ya que estaba tan envuelta en hábitos, pensamientos, relaciones y formas de actuar sumamente limitadas y egocéntricas, por lo que renunciar poco a poco al falso yo fue un proceso que aun continúo, sin embargo, gracias a las enseñanzas espirituales en especial el Noble Óctuple Sendero y la filosofía Advaita de la no dualidad, he llegado a tener un mejor entendimiento de la realidad condicionada, un pensamiento espiritual y mayores periodos de recta concentración, que se reflejan en paz, serenidad, inspiración y felicidad.

El segundo proceso en el que comencé a trabajar en buscar la congruencia entre lo aprendido en la maestría y la vida cotidiana, actuar más compasivamente con las personas que me rodeaban, en especial con los niños, padres de familia y compañeras maestras, alejarme de la charla toxica que se basa en criticar y difamar, así como mantener una actitud de cero negativismo, permitirme estar segura de que la educación holista es una educación diferente al resto de las pedagogías y con la certidumbre de sus fuertes raíces; la filosofía perenne, los grandes pedagogos y la nueva ciencia.

Tengo la certeza de que este gran movimiento internacional por la Educación Holista ampliará y profundizará con mayores oportunidades de crecimiento a la población mundial en este siglo XXI.

El educador holista debe situarse en los niveles de conciencia superiores (meme amarillo y turquesa) para poder actuar con suma congruencia y sabiduría, de esta forma es posible responder a todas las preguntas y confusiones que suceden día a día en una escuela y al ser respondidas desde una conciencia holista, se extiende y refuerza este gran paradigma integral. A su vez, al ser compartido, más personas son integradas al despertar de la conciencia. Para transitar de una escuela tradicional a una escuela holista se requiere que los maestros tengan un nivel de conciencia que les permita ver la totalidad, tal como aquel que logra ver a los ciegos y al elefante con sus partes y la totalidad. Diseminar las enseñanzas fue y continúa siendo uno de los procesos más importantes para transitar a una genuina educación integral.

El trabajo colaborativo en la comunidad de aprendizaje

La fragmentación es una patología del pensamiento que nos obliga a reducir la totalidad a sólo una parte, surgió como consecuencia del paradigma mecanicista y la ciencia positivista, la cual redujo el conocimiento al ojo de carne, a lo empírico, lo físico. Su tesis fundamental negaba la existencia de todo lo que no podía ser percibido empíricamente. Por lo que el reduccionismo y la fragmentación generaron la pérdida de la conexión con lo intangible, y esto trajo a la sociedad una sensación de separación, de individualidad egocéntrica y competencia. Las escuelas y los centros de trabajo aún siguen sufriendo las consecuencias de la fragmentación, en especial en lo que concierte a las relaciones entre maestros. La individualidad, el egoísmo y la actitud burocratizada (sin iniciativa) han generado que en los planteles educativos se respire un clima árido, intolerante e individualista.

Un proceso muy importante para que la educación holista comience a tomar forma es el clima de trabajo colaborativo y la transición hacia una comunidad de aprendizaje holista. Es importante crear un clima de trabajo armónico, de fraternidad y respeto, donde cada docente pueda sentir la inspiración de dar lo mejor de sí. Esto puede sonar sencillo pero es un trabajo constante el que se debe hacer para poder enderezar las relaciones, trascender las equivocaciones que hemos tenido en el pasado y darnos la oportunidad de comenzar de nuevo. El dialogo es sumamente importante para fortalecer la común unidad que caracteriza el trabajo de los educadores holistas, y esto en ocasiones es un reto mayor para las personas. Estamos tan acostumbrados a defender nuestra propia visión de la realidad que cuando nos encontramos con la diversidad de puntos de vista que existen, comúnmente nos cerramos y no permitimos la apertura a una verdadera comunicación. La escucha compasiva y recto lenguaje es muy importante para construir el diálogo que propiciará el crecimiento y la oportunidad de resolver los problemas que surgen en el quehacer docente y en la vida cotidiana y esto debe ponerse en práctica en todo momento, así como compartir las enseñanzas con los demás, para que poco a poco toda la comunidad entre en una sinergia de transformación holista.

Actualmente trabajo con tres diferentes comunidades de aprendizaje; una es un centro educativo de educación preescolar y tengo un grupo con diez y seis niños de edades entre los tres y cuatro años, un grupo de diez niños de edades entre los seis y los diez años quienes asisten al taller de yoga y meditación en un espacio propio de aprendizaje integral y un grupo de cinco niños ciegos quienes están tomando un taller de teatro, proyecto que pusimos en marcha desde septiembre de 2015.

Colaborar y trabajar con diversas organizaciones me ha permitido explorar y llevar a cabo diversos ejercicios con niños, jóvenes y adultos y especialmente, me he enfocado en favorecer experiencias donde se trabaje la dimensión espiritual de los estudiantes.

Para trabajar la meditación con otras personas, primero es necesario practicarla uno mismo, de forma disciplinada y constante, el cual fue y es un paso muy importante como educadora holista. A través de la meditación he logrado mayor claridad y periodos más prolongados de paz interior, una mejor atención plena, más alegra, frescura y ligereza en mi andar por la vida. Es importante cultivarse sobre el tema leyendo libros acerca de la meditación, técnica y fundamento filosófico en el que surge. Es importante acercarse a un maestro espiritual que pueda guiarnos en el proceso, ayudarnos a responder las grandes preguntas que van surgiendo y unirnos a una comunidad espiritual para sentirnos unidos, motivados e inspirados en la práctica espiritual. Algunos libros que fueron de mucha ilustración en mi experiencia fueron: (2015) Meditación Holista del Dr. Ramón Gallegos Nava, (2003) El cultivo de la atención plena por Henepola Gunaratana, (2000) Meditación Vipassana de Ramiro Calle, libros del Budismo Teravada, entre otros textos y autores que permiten adentrarnos de una manera fundamentada al campo de la meditación.

La importancia de un buen Guru o maestro espiritual, el cultivo del recto entendimiento y la práctica constante nos brinda un equilibrado sendero por donde llevar nuestra consciencia hacia la totalidad y la trascendencia, hacia la Paz y la Verdadera Felicidad.
Recomiendo ampliamente el proceso que el Dr. Ramón Gallegos Nava cuidadosamente lleva con sus estudiantes de maestría, doctorado y post doctorado ya que integra desde las enseñanzasespiritualesmásantiguasatravésdela FilosofíaPerenneylasmásrecientese innovadoras investigaciones acerca de felicidad, meditación y practica espiritual, además logra compartir con una calidez y claridad increíble las enseñanzas espirituales Advaitas de la no dualidad como la esfera condicionada y la esfera incondicionalda de la Realidad, asi como una sabia guía para la práctica de la meditación a través de los Sat Sang (retiros de meditación holista) donde se conocen y practican los tres niveles de meditación: Samatha, Vipassana y Viccara, formando además de estudiantes de post grado, maestros de meditación holista con reconocimiento validado por la Fundación Internacional para la Educación Holista.

Algunos ejercicios que llevo a cabo con los niños en los diferentes ambientes de aprendizaje son:
v El caracol de la gratitud: Este ejercicio se practica con frecuencia, y es una oportunidad en

que los niños practiquen este valor universal tan importante. Resulta muy interesante escuchar los comentarios que los niños y jóvenes hacen. Agradecen las oportunidades de hacer conexión consigo mismos, su familia, el planeta. He tenido grandes sorpresas en las profundas muestras de gratitud que los niños y jóvenes expresan.

En mi caso utilizo un caracol, ya que lo relaciono con el elemento aire (tal y como se utiliza en la cultura mexica como instrumento de viento) y el poder de la palabra durante el ejercicio. No obstante, puedes utilizar diferentes materiales y dinámicas que fortalezcan la gratitud. Es importante recordar que la pregunta que se utiliza para trabajar la gratitud es ¿Qué agradeces el día de hoy? O ¿Qué te gustaría agradecer este día/ sesión?, en cambio, estamos cometiendo un error cuando se pregunta ¿Por qué agradeces x cosa? No se trata explicar lo mucho que te gusta o que tienes de algo, sino solo agradecer, no es necesario dar explicaciones, el simple hecho de agradecer, pone en sintonía espiritual a aquel que lo está practicando.

  • La canasta de la amabilidad: inspirado en la propuesta de Laurie Grossman (del programa Inner Explorer en EUA) este ejercicio permite fortalecer una actitud de amabilidad y bondad entre los compañeros y más allá del salón de clase. El ejercicio consiste en realizar primeramente una meditación que logre sensibilizar a los estudiantes sobre el poder de la bondad, seguido de ello mostrar algún recurso audiovisual o vivencial sobre ejemplo de acciones bondadosas y posteriormente mostrar un ejemplo sobre como las acciones bondadosas nutren la felicidad y el amor, y se utiliza como material una canasta y objetos que representen las acciones amables por ejemplo conchas, caracoles o piedras bonitas. Hacemos ejemplos de la amabilidad y como éstas nutren la canasta, la cual representa el corazón o el espíritu, y como sin los actos bondadosos la canasta va quedando vacía, al igual que el corazón de los egoístas. Después se utiliza sólo como ejemplo la canasta y los objetos, propiciando y motivando a través del dialogo el valor de la amabilidad. 

  • El yoga para niños, entonación de mantras y diversas modalidades y propuestas de meditación permiten al niño explorar por sí mismo su espiritualidad, brindándole numerosos beneficios como paz interior, mayor concentración, respeto, amabilidad y lo más importante: un sentido de conexión con su fuente de Felicidad. 
Las posibilidades para diseñar y llevar a cabo propuestas que fortalezcan todas las dimensiones del ser humano, y en especial la espiritual, depende totalmente del nivel de consciencia del educador. Así que puede estar en un espacio con todos los materiales y beneficios para trabajar, así como en un contexto rural o un entorno natural. Los materiales, el incienso y las imágenes, etc. Serán solamente fuentes de inspiración que pueden o no estar presentes y aun así será posible llevar a la práctica estas enseñanzas. 
La clave está en ser optimista, y no me refiero a creer que el mundo es color de rosa, sino en un optimismo profundo, una certidumbre de que pase lo que pase, el entendimiento nos permitirá aprender las lecciones que la vida nos pone, que el camino no será sencillo pero que una actitud abierta y una sonrisa son suficientes para comenzar, continuar y culminar, aunque creo que este proceso no tiene fin, ya que el aprendizaje es contante, es fundamental recordar que estemos donde estemos, el Amor Universal es para siempre. 

  • Agradezco infinitamente a la vida por haberme dado la oportunidad de estudiar la Maestría en Educación Holista, por pertenecer a la gran comunidad de educadores holistas quienes desde diferentes partes del país y del mundo nos mantenemos firmes e inspirados en que hay soluciones para todos los problemas que hemos generado como humanidad y que siendo semillas de luz para el mundo, florecerá la Paz, el Amor y la Felicidad en los corazones de todos los seres.

     BIBLIOGRAFIA.

    – Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

    – Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

     

     

    Fundación Internacional para la Educación Holista
    Posgrados en Educación Holista e Inteligencia Espiritual
    www.ramongallegos.com

    Deja tu comentario debajo