¿Es una buena idea tomar notas con sistemas electrónicos?

En Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza tenemos una interrogante bastante interesante qué discutir. Se trata de los sistemas electrónicos, ¿será bueno utilizarlos para tomar notas en el aula de clases? Conoce aquí mucho más acerca del tema.

Desde Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza queremos discutir uno de los aspectos más importantes al tomar clases presenciales, por eso hoy desarrollaremos la respuesta a una simple interrogante: ¿es una buena idea tomar notas con sistemas electrónicos? Actualmente las opciones son muchas, todas con sus respectivos pros y contras. Sigue leyendo para descubrir con nosotros cuándo es conveniente utilizar esta clase de aparatos y cuándo será mejor quedarse con el viejo lápiz y papel.

La ciencia dice que lo clásico es mejor

Ordenadores portátiles, tabletas, incluso móviles con aplicaciones para hacer grabación de audio, en tiempos modernos tomar nota ha ido un poco más allá de las libretas y los lápices, sin embargo, ¿qué tan bueno puede ser para ti? La respuesta obviamente es muy personal, lo que le funciona a una persona muy probablemente no sirva con otra, sin embargo, un estudio reciente arrojó resultados que podrían desanimar a los amantes de la tecnología.

Ahora es un hecho: los estudiantes que toman nota manualmente tienen una mejor comprensión de los conceptos aprendidos. Las personas en la muestra demostraron tener mayor manejo de la información, la recordaron más fácilmente y obtuvieron más éxito en pruebas posteriores. Pensarás que no hay nada más que discutir, pero la verdad es que no se pueden descartar los dispositivos electrónicos en este ámbito, solo habrá que hacer cambios al utilizarlos tomando en cuenta todo aquello que hace a las técnicas clásicas más efectivas a la hora de aprender.

Cómo saber si debo usar sistemas electrónicos

Que tomar notas manualmente demostrara ser la mejor alternativa en los estudios no tiene nada que ver con la modalidad ni la dinámica. En parte se puede decir que quienes escriben con tu viejo lápiz y papel escuchan mejor y se encuentran más enfocados en aprender que en tratar de teclear cada palabra que dice el profesor.

El secreto es olvidarse de esa meta, no enfocarse en información textual sino en escuchar y anotar solo lo mismo que anotaríamos si lo estuviéramos haciendo del modo clásico, sin dejarse llevar por lo rápido que es un teclado en comparación. Si estás pensando en traer tu portátil a clases, solo hazte las siguientes preguntas antes de hacerlo:

  • ¿El profesor lo permitirá? ¿El equipo es fácil de llevar?
  • ¿Necesitarás conectarlo a un tomacorriente? ¿Habrá alguno cerca en el aula de clases?
  • ¿Tendrás buenos hábitos al organizar tus documentos?
  • ¿Podrás prestar atención con el portátil abierto?
  • ¿Tu equipo es lo suficientemente rápido para llevar el ritmo sin problemas?

Beneficios de los dispositivos portátiles

Si la respuesta es sí a la mayoría de las preguntas anteriores, quizás sea una buena idea tomar notas con sistemas electrónicos. Este puede ser un excelente nuevo recurso como método de estudio, y a pesar de los hallazgos científicos antes mencionados, quizás tú puedas ser una excepción si te dedicas a escuchar la clase.

Puedes prestar más atención ya que no será necesario mirar tus manos, será más fácil organizar la información por carpetas, editar el texto para crear documentos más legibles y presentables, y adicionalmente ahorrar papel y espacio en tus gavetas. Para ti, ¿será buena idea tomar notas con sistemas electrónicos? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo a través de tus redes sociales.