Como aliviar la mucosidad en la garganta

Existen determinados consejos para mejorar la mucosidad en la garganta.

Cuando tenemos mucosidad o flemas en la garganta no sentimos incomodos además de ser algo muy desagradable, nos provoca ganas constantes de toser para aliviar las flemas con el consecuente problema añadido que puede causar en tu garganta y con la incomodidad social de tener que estar constantemente tosiendo en lugares públicos. Existen una gran cantidad de remedios caseros que pueden ayudarte a aliviar la mucosidad en la garganta.

 

Primero debes tener una serie de precauciones básicas en tu alimentación diaria mientras te encuentras con este problema. Entre ellos deberías abstenerte de tomar alimentos que provocan un aumento de las secreciones o mucosidad como son la leche y los derivados lácteos como quesos y yogures. Del mismo modo si no bebes leche de origen animal por problemas de intolerancias y tomas leche de soja también debes evitar su consumo.

 

También es importante aumentar el consumo de agua, este bien natural es el mejor para licuar las flemas y facilitar su expulsión natural, por lo que trata de no dejar de beber agua. Además del agua el consumo de alimentos picantes también provoca un efecto parecido al agua haciendo menos espesa la mucosidad y facilitando su expulsión, entre estos se encuentra el rábano picante, los jalapeños, el ajo y el jengibre.

 

Si eres fumador, es el momento perfecto para plantearse dejarlo, ya que el tabaquismo es fuente de problemas respiratorios crea congestión e irrita la garganta y fosas nasales.

 

Los mejor es lo natural

 

La cúrcuma es un antiséptico natural muy efectivo que mejora el tracto digestivo añadiéndola al agua caliente. La cúrcuma es una planta que puedes encontrarla fácilmente en cualquier herboristería. Por su sabor peculiar puedes añadir al agua miel y de esta forma disimularás su saber y además la miel ayudará a reducir la irritación de tu garganta.

 

Entre los remedios de siempre tienes el tomar sopa caliente de pollo debido a que está comprobado que las sopas ligeras ayudan a combatir las flemas. También puedes recurrir a realizar gárgaras con agua tibia y sal o también con agua y limón, ambos ayudan con su efecto antiséptico a reducir la infección y a ayudar a licuar las flemas y eliminarlas.

 

Muy importante aumentar la humedad de la estancia con la ayuda de humificadores y del mismo la realización de vahos de vapor. Este tratamiento con vapor puedes hacerlos con agua caliente sola o también añadirle algunas gotas de esencia de eucalipto o aún más fácil si tienes un árbol cercano de eucalipto tomar unas hojas tiernas y bien lavadas añadirlas al agua caliente.

 

El tomar baños de vapor en el baño también ayuda mucho, es decir en vez de ducharte esos días prueba a llenar la bañera con agua caliente y a estar un rato en el agua.

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.