Una vez que se diagnostica el sarcoma uterino, se analiza sobre la base de su difusión y extensión del cáncer. Existen cuatro etapas, desde la fase I a IV, en gravedad y extensión ascendente de la enfermedad.