Vaginosis Bacteriana y el Embarazo – Como Evitar y Curar la Infección Vaginal Durante el Embarazo

Descubre como curar tu vaginosis bacteriana de forma natural, fácil y completamente natural aún estando embarazada. Conoce los riesgos que esta infección tiene al estar esperando un bebé y descubre como evitarla!

La vaginosis bacteriana y el embarazo son dos cuestiones que, juntas, en realidad pueden causar algunos problemas serios de salud para la mujer y el bebé que está por nacer. Esto se debe a que las bacterias malas en la vagina que son responsables de la vaginosis bacteriana, se pueden diseminar al útero a través de la circulación sanguínea y, potencialmente, causar daño al bebé por nacer. Según las estadísticas médicas, alrededor del 15-20% de las mujeres embarazadas son propensas a infectarse con la vaginosis bacteriana.

La vaginosis bacteriana es una infección que resulta de la proliferación de bacterias nocivas en la vagina. Una vagina sana normal contiene bacterias buenas y malas, pero cuando las bacterias malas o dañinas se multiplican rápidamente y superan en número a las bacterias buenas o beneficiosas, entonces este desequilibrio provoca que una infección se establezca. Un olor a pescado fétido y flujo vaginal color blanco grisáceo son los síntomas más comunes de esta enfermedad. Otros síntomas incluyen picazón vaginal, la vagina inflamada y en casos raros, micción dolorosa o difícil.

Desafortunadamente, muchos de estos síntomas son similares a los síntomas de otra infección del aparato reproductor, tales como infección por hongos o tricomoniasis, así como otras infecciones que son comunes durante el embarazo. Como resultado de esto, la vaginosis bacteriana a menudo no se detecta o suele confundirse con otra infección durante el embarazo. La vaginosis bacteriana no tratada en una mujer embarazada puede dar lugar a un parto prematuro y bajo peso al nacer. Otro problema que puede ser causado por la infección es el embarazo entópico si las trompas de Falopio o el útero ya han sido infectados y dañados antes de la concepción.

Con el fin de evitar la vaginosis bacteriana durante el embarazo, los pasos siguientes son muy importantes;

1). Si estás en riesgo de desarrollar vaginosis bacteriana, debes consultar a un médico y ser puesta a prueba cuando estés planeando un embarazo.

2). Si ya estás diagnosticada con vaginosis bacteriana, debes ser sometida a prueba antes de quedar embarazada.

3). Asegúrate de que estás completamente tratada y libre de vaginosis bacteriana antes de quedar embarazada con el fin de evitar las complicaciones de vaginosis bacteriana durante el embarazo.

Los consejos mencionados asegurarán el diagnóstico precoz antes del embarazo y esto te dará acceso a un tratamiento lo más pronto posible. Si se te diagnostica vaginosis bacteriana, el tratamiento adecuado debe comenzar de inmediato y asegúrate de que estás curada antes de quedar embarazada.

El médico puede recomendar diferentes tipos de tratamientos dependiendo de la edad de la mujer, etapa del embarazo y la gravedad de la infección. Por lo general, los antibióticos se prescriben a menudo para curar esta infección, que pueden ser orales o tópicos. Es muy importante que tomes tus medicamentos según lo prescrito por tu médico.

Además de la medicación, también puedes activar el uso de remedios naturales para controlar la vaginosis bacteriana durante el embarazo. Estos remedios naturales son muy simples de usar, baratos y lo más importante es que no hay riesgo de efectos secundarios para la madre y el bebé. Son los más recomendables de seguir y lo mejor de todo es que puedes hacerlos desde la comodidad de tu  hogar.

Descubre como curar de forma 100% natural, rápida y discreta tu vaginosis bacteriana usando remedios caseros de alta efectividad. Siente y ve los resultados en sólo 3 días, no más visitas bochornosas al doctor, no más incomodidad, ardor ni molestia.

Puedes librarte de esta infección vaginal fácil y rápidamente!

Visita YA:

www.infeccionvaginalnuncamas.blogspot.com