Una Feliz Navidad cargada de productos esotéricos

En Navidad, son muchos los que aprovechan para decorar la casa con motivos que tengan que ver con ella. Uno de los productos estrella de todas las Navidades son las velas.

En Navidad, hay gente a la que le apetece llevar un estilo de vida armonioso, lleno de emociones fuertes, buena música y en el que multitud de personas están congregadas en torno a un salón de baile. Otro tipo de gente, en cambio, prefiere llevar un ritmo más sosegado donde reine la paz y la tranquilidad, donde unas simples velas y algún que otro detalle navideño de decoración pongan el toque final a la dulce velada.

Unas personas y otras disfrutan a su propia manera y está claro que muchas veces la decisión de pertenecer a un “bando” u otro depende del tipo de personalidad que esconden bajo sus hombreras. Habitualmente, aquellos que prefieren un estilo más tranquilo son los que en términos generales podríamos decir que detestan la Navidad, mientras que aquellos otros más alocados se mueren de ganas por que llegue este periodo del año.

Estos últimos, asimismo, suelen ser auténticos fanáticos de todo tipo de eventos que se relacionen con la Navidad, incluidos aquellos que encuentran en los productos esotéricos uno de los mejores recursos.

Así, aunque pueda parecer extraño, esta época del año se entiende como una de las mejores para los santeros y tarotistas, ya que multitud de gente la aprovecha para solicitar sus servicios, adquiriendo luego los productos esotéricos que estos recomiendan. Además, es un momento en el que el consumismo y el materialismo están a la orden del día, a pesar de la difícil situación económica que se está viviendo.

Esta es otra de las causas por las que las personas suelen recurrir a los tarotistas, dado que invierten gran cantidad de dinero en regalos de Papá Noel y Reyes y luego quieren recuperarlo a la primera de cambio, sin siquiera tener trabajo que les brinde un sueldo mensual. Es entonces cuando acuden a verlos con la esperanza de que estos les digan que tendrán suerte y que encontrarán una salida a la crisis, claro que muchas veces por hacer bien su trabajo y ser honestos, los tarotistas pasan a ser juzgados.

Y tú, ¿eres de los que disfruta poniendo velas para decorar la casa en Navidad?

Deja tu comentario debajo