Los animales han estado ahí siempre con nosotros, desde el origen de los tiempos para ayudarnos y hacernos compañía.