Como realizar la declaración de herederos y sus fórmulas

Es conveniente para evitar posibles contratiempos a tu familia dejar hecho el testamento.

declaracion de herederosEl momento tras el fallecimiento de un familiar es un momento muy duro en el que toca comenzar por solucionar una montaña de papeles, los primeros el propios entierro, tras lo que comienza la resolución de la herencia del fallecido. Si este dejó en vida testamento hecho todo se torna mucho más fácil y llevadero, pero sí sin embargo no dejo realizado este sencillo trámite, todo se vuelva más complicado. LA palabra complicado en la administración es casi siempre sinónimo de costoso y tedioso. En estos casos de no existir testamento, debemos pasar por el trámite de la declaración de herederos.

 

Primero antes de iniciar este trámite debemos solicitar en la oficina de atención al ciudadanos donde residía el fallecido junto a nuestro DNI y el certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades, en este documento podremos verificar si el fallecido realizó algún testamento, ya que en muchas ocasiones nos podemos llevar la sorpresa que el fallecido hiciera testamento y no se lo comunicara a nadie.

 

Las diferentes fórmulas de la declaración

 

Sin testamento no tenemos que conformar con comenzar con el trámite de la declaración de los herederos, este comienza bajo tipos o fórmulas, la cuales se toman en función de los herederos que existan, es decir de los familiares con vida del fallecido.

 

En el caso de los herederos sean los hijos o los nietos, los padres, abuelos o bisabuelos, o en caso de que sea el cónyuge. La declaración se realiza de un modo notarial, lo cual consiste en dirigirse con la documentación referida hasta ahora a un notario de la localidad donde residía por última vez el fallecido, se personan los posibles herederos más dos testigos que conocieran a la familia y solicitar el proceso, el notario levanta acta notarial y especifica quieres son los naturales herederos y el porcentaje que cada uno debe heredar.

 

Si los familiares que quedan con vida del fallecido son sus hermanos o sobrinos, sus primos o hijos de estos, el proceso toma otro rumbo y debe realizarse por la vía judicial. En el caso que no existiera ningún familiar con vida del fallecido el heredero es el Estado y el proceso también debe abrirse por la vía judicial. El proceso comienza con un escrito del o de los interesados antes el juzgado de primera instancia competente de la localidad donde residía el fallecido. Se presentan los documentos y se citará a los interesados y testigos, una vez oído a todos los intervinientes el juez dictará sentencia. En caso que el juez pueda sospechar la existencia de más familiares con posibilidad de heredar se publicarán edictos en el boletín oficial de la provincia.

 

Deja tu comentario debajo