Vestidos de fiesta para embarazadas: las mejores opciones para Navidad y otras celebraciones

El fin de año es una época de celebraciones: la despedida de la empresa, las novenas, las comidas de despedida con los amigos en fin, sobran las invitaciones. Una de las preguntas típicas de toda mujer antes de salir de casa es “que me pongo”. Si ésta pregunta es frecuente en todas las mujeres, lo es aún más si se está en embarazo pues el embarazo nos enfrenta a un cuerpo con nuevas formas y en ocasiones no se sabe que prenda elegir para lucir como se quiere.

Para lucirse cuando se está en embarazo en ésta temporada de fiestas hay que comenzar por elegir un look. Es importante que la futura mamá tenga claro si el look que quiere es de una mamá moderna o clásica, por ejemplo. Si no se tiene muy claro esto, simplemente hay que optar por modelos de cortes clásicos con los cuales cualquier tipo de mujer pueda identificarse y sentirse cómoda. Como siempre, serán los accesorios los que entren a terminar de personalizar el look.

Una vez elegido el tipo de look o más bien, el estilo, hay que identificar de qué tipo de invitación se trata. No es lo mismo vestirse para una comida con las amigas de colegio que para  la fiesta de fin de año del club o a la despedida de la oficina. Si se trata de una fiesta de cocktail, una fiesta de gala o un matrimonio, habrá que buscar un diseño que esté confeccionado en un material más para la noche, un material que tenga cierta textura o algo de brillo, no un tejido plano y opaco como el algodón. En éste caso, como en todo lo que tiene que ver con moda de embarazo, lo más recomendado es buscar asesoría, un coach en moda de embarazo, es decir, una persona especialista en moda para mujeres embarazadas o una marca especializada en el tema. Si no se tiene acceso a estas dos opciones, se puede optar por comprar un vestido en talla grande y arreglarlo con ayuda de una modista siempre y cuando sea un modelo que entalle la cintura y la cadera y además, ponga en valor el busto de la futura mamá. Ya que no es un trabajo fácil lo mejor es hacerlo con tiempo para asegurar estar esplendida en la fecha de la fiesta.

En cuanto a los colores, dos reglas  a seguir: la primera,  respetar el gusto de la futura mamá. Si es una mama que se anima a todo, simplemente se debe ver cuáles son las tendencias en materia de color o de estampados. Y segundo, la hora y el lugar del evento y el clima. En clima cálido por ejemplo para un almuerzo los colores claros van de maravilla y sirven para resaltar ese brillo característico que da el embarazo.

Para la noche, y en todos los climas, un color que siempre queda bien es el negro. Las futuras mamas lo adoran y las mujeres en general también porque las hace sentir más esbeltas y en efecto, es así. En cuanto a los cortes y el diseño, los drapees y los prenses son las mejores herramientas para hacer lucir las crecientes pancitas. Los modelos ceñidos al cuerpo pero en una justa medida, son lo más indicado cuando se quiere lucir un embarazo. Las prendas demasiado grandes aumentan el volumen y el efecto no es el deseado. La idea es ver una hermosa mujer en embarazo no una mujer que perdió la batalla con la balanza.

Si el evento al cual debe asistir la futura mama no es de gala o requiere seguir una norma de etiqueta en particular, es decir,  si simplemente se trata de una comida o una fiesta informal de oficina, si se puede optar por prendas en algodón, por ejemplo, vestidos en algodones flexibles o tops de embarazo con una falda o un pantalón. En este caso, como sucede la mayoría de los casos, serán los accesorios: la cartera, los zapatos, el maquillaje y el peinado, lo que hagan ver un look más o menos formal.

Si la opción que se elige es el vestido para embarazadas, un clásico por excelencia de la moda de embarazo, lo ideal es elegir un color básico, una opción es el negro ya mencionado, o un color oscuro  y un modelo clásico de manera que pueda ser usado de varias formas por ejemplo: un vestido negro con medias opacas y bailarinas o zapatos planos para una comida en casa de los suegros, con tacones medias superveladas para la fiesta de la empresa o con botas de caña alta para una despedida en un restaurante informal.

Hay que tener en cuenta que en fin de año hay más de una invitación. Si no se quiere pasar las fiestas uniformada la clave es elegir prendas versátiles que permitan crear varias propuestas de moda para sentirse divina, disfrutar y celebrar lo más importante, el gran milagro que es ser mamá.

Acerca del autor: Emprendedora colombiana en el sector moda y confección. Creadora de la marca de ropa para embarazadas Dos Amores. Edita un blog de consejos para las mujeres embarazadas y escribe artículos en distintos medios sobre ropa de maternidad para las mamás modernas.

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.