La violencia en la televisión en contra de los niños

Reconoce cual es el verdadero impacto que deja en tus hijos la violencia en la televisión.

No es ningún secreto que vivimos en un mundo violento. Entre las noticias sobre terrorismo, el acoso escolar y la violencia en los medios de comunicación, nuestros niños están expuestos a todo tipo de agresiones. Tampoco es ningún secreto que la violencia puede tener efectos negativos en el comportamiento y desarrollo del niño.

Aunque es probable que no se puede aplastar la violencia de los programas en la televisión, ni poner fin al terrorismo, o incluso detener a los abusadores en los colegios, si es posible controlar la exposición de los niños a la violencia. Y cuando su hijo o hija está expuesta a la violencia (por desgracia, algo que va a suceder), se pueden reducir los efectos negativos sobre su comportamiento al hablar de ese acto de violencia con los niños.

No sólo vivimos en un mundo violento, también vivimos en un mundo ocupado, un mundo que a menudo tiene poco tiempo, en el caso de los padres, para supervisar lo que están los niños ven en los programas en la televisión. El lamentable resultado es la exposición a la violencia en los medios de comunicación.

Si no hubiera tanta violencia en los programas en la televisión, los efectos sobre el comportamiento del niño pueden llegar ser mínimos. Todo con moderación puede ser beneficioso para el niño, la televisión y la violencia en las películas ciertamente no entrega la violencia con moderación. Algunos expertos estiman que por el momento la mayoría de los niños que llegan a los 13 años, ya han visto más de 100.000 incidentes de violencia en la pantalla.

Algunos estudios sobre la Violencia en los programas en la televisión, han llegado a la conclusión de que la violencia en televisión tiende a ser sensacionalista y es presdentada con "glamour". Esta manipulación de la naturaleza de la verdad, transformada en violencia tiene efectos negativos sobre el comportamiento infantil.

De esta forma y a partir de los programas en la televisión con violencia, los niños más pequeños tendr{án mayor dificultad para distinguir la fantasía televisiva de la realidad, y por lo tanto un mayor riesgo de imitar a la violencia que ven en sus programas favoritos, empezando por los dibujos animados.