Resumen: AIK 1 United 1

El Manchester United concluyó la Gira 2013, presentada por Aon, con un empate 1-1 con el AIK Fotboll. Ángelo Henríquez marcó su primer gol con el primer equipo del club inglés

Futbol resultados El delantero chileno apareció para convertir un centro de Wilfried Zaha y rescatar el empate en el Friends Arena. Aunque hubiera sido ideal que Robin van Persie anotara en el día de su cumpleaños número treinta, fue otro Robin −Robin Quaison del AIK− quien abrió el marcador con una espléndida definición.

Nani y Jonny Evans tuvieron que retirarse del partido debido a lesiones, situación preocupante teniendo en cuenta que el Community Shield ante el Wigan Athletic y el arranque de la temporada 2013/14 están en puertas. El duelo ante las casacas suecas fue una prueba de fuego para los Rojos.

Nani brilló en los primeros intercambios: habilitó a Patrice Evra con un lujoso taconazo y apareció por la derecha para crear una buena oportunidad para Zaha, quien lamentablemente no pudo controlar la pelota.

En respuesta, Nabil Bahoui fabricó un par de buenas llegadas, mandando el esférico por un costado y más tarde rematando sin dirección a portería, después de que Martin Kayongo-Mutumba fallara un tiro. Kayongo-Mutumba puso a Anders Lindegaard a prueba con un tiro de larga distancia, pero el danés estuvo a la altura de las circunstancias.

Robin van Persie intimidó al rival en la posición de punta y estuvo cerca de convertir con un tiro con comba que rasguñó el poste tras una gran combinación entre Zaha y Rafael. Instantes después, cuando Ebenezer Ofori chocó con Nani, van Persie recuperó el balón a la deriva y Kyriakkos Stamatoupolos tuvo que hacer una parada a mano cambiada para impedir la anotación del holandés.

A continuación, los dos porteros hicieron asombrosas atajadas en menos de un minuto. Primero, Rafael no logró estirarse lo suficiente para interceptar el pase de Kayongo-Mutumbu y Kennedy Ignoananike se enfrentó, en un mano a mano, con Lindegaard, quien aguantó hasta el último segundo para bloquear el disparo. El United se fue al ataque. Van Persie habilitó a Evra y, en la devolución, remató con potencia el centro del francés. Stamatoupolos se hizo presente con una asombrosa parada.

Hubo desilusión en las filas cuando Nani se lanzó al frente y se lesionó y tuo que salir del terreno de juego con una molestia en la ingle. Sin embargo, en el cambio, Henríquez recibió su primera oportunidad de impresionar a David Moyes, inicialmente por la izquierda, antes de intercambiar bandas con Zaha.

El AIK terminó la primera mitad con fuerza. Ibrahim Moro, Igboananike y el habilidoso Kayongo-Mutumba probaron suerte frente a la portería de Lindegaard, pero ninguno pudo romper el cero antes del descanso. Los anfitriones continuaron presionando en el reinicio y tomaron la ventaja cuando Alhassan Kamara le cedió la pelota a Quaison y este superó a Nemanja Vidic para sacar un imparable que se incrustó en el arco resguardado por el segundo portero, Ben Amos.

Minutos después, Vidic tuvo que mantenerse alerta para evitar que Robert Ahman Persson llegara al área y además estuvo cerca de restablecer la paridad en un córner de Ryan Giggs, pero su remate de cabeza picado rebotó y golpeó el travesaño. Pese a ello, los Rojos tuvieron que conformarse con algunas medias oportunidades en el otro extremo, y un tiro libre de Bahoui estuvo cerca de duplicar la ventaja. Evans se vio obligado a salir de la cancha, cojeando, y Chris Smalling tomó su lugar, lo que sin duda alguna debe estar preocupando a Moyes.

Henríquez se cambió al centro y estuvo en el corazón de la mayoría de los intentos por rescatar el triunfo. El portero suplente, Patrik Carlgren, frustró su llegada en una jugada en la que fácilmente se pudo haber marcado penal. El jugador de diecinueve años de edad, quien terminó la temporada pasada en calidad de préstamo con el Wigan, rescató el empate con una definición letal: un tiro de zurda con parte externa de corta distancia, luego de que Zaha recibiera un pase de Michael Carrick y mandara un venenoso centro.

Giggs se despidió entre los aplausos de los aficionados antes de abrirle paso a Bébé. Tras su ingreso, el volante portugués mandó un centro que olía a gol, pero Anderson y Danny Welbeck no pudieron concretar durante una melé en el área.

Welbeck picó al área y Carlgren detuvo su recorrido con una valiente entrada. Después, van Persie estuvo cerca de anotar a centro de Bébé desde una posición prometedora bajo la presión de Carlgren. El United tuvo que conformarse con un empate ante la mirada de más de 30 000 aficionados.

Deja tu comentario debajo