¿Por qué la planta “Nicotiana Tabacum” adoptó ese nombre?

nicotiana-tabacum-nombre

Seguramente ya sabes que las hojas de tabaco que adquieres para fumar son diferentes en aroma, sabor e incluso inciden en la fortaleza del producto, pero sabes ¿por qué la planta “Nicotiana Tabacum” adoptó ese nombre?. Si aún no conoces la razón por la cual esta especie, que brinda la materia prima para la producción tabacalera, se llama así te invitamos a leer este interesante artículo que hemos preparado para ti.

Un poco de historia

Esta planta herbácea y perenne, perteneciente a la familia de las solanáceas, es originaria de América Central pero fue extendiéndose a lo largo de todo el continente americano. Por eso es que los primeros consumidores fueron las tribus indígenas nativas y posteriormente, los conquistadores provenientes de Europa lo llevaron a sus países de origen. Algunas fuentes señalan que el responsable de introducirla en España fue Francisco Hernández de Toledo en 1510 y desde el territorio ibérico se expandió por el “Viejo Continente”.

En varios relatos quedaron plasmadas las experiencias. Los indios poseían la costumbre de aspirar el humo de las hojas secas del tabaco (cataban el tabaco de forma muy primitiva), previamente se disponían sobre unos tizones -trozos de madera a medio quemar- a fin de preparar su sahumerio. Adicionalmente, refrendaron que los miembros de la tribu enrollaban las hojas, las encendían por un extremo y absorbían todos sus componentes, al hacerlo con frecuencia no sentían cansancio.

También consumían el producto en una especie de caña, denominada tobago, a la cual se le atribuye el nombre originario del tabaco en la actualidad, sin embargo, su uso estaba destinado a actividades de carácter espiritual y una serie de rituales mágicos.

¿Por qué el nombre de “Nicotiana Tabacum?

Dicha denominación se originó gracias a un personaje francés llamado Jean Nicot de Villemain. Nació en 1530 y a muy corta edad es nombrado por el rey Enrique II de Francia a ocupar un importante cargo diplomático en Lisboa, capital de Portugal, en ese tiempo recibió semillas de la planta “Nicotiana Tabacum” y empezó a sembrarlas en el jardín de la embajada.

Ya en esa época se le atribuían propiedades medicinales por lo que toma la iniciativa de enviarle a la reina Catalina de Medici una presentación de hojas trituradas en polvo cuya finalidad era que tuviese la oportunidad de probar sus efectos ante los males de salud que aquejaba con frecuencia; esta fueron recibidas y le dieron a la reina buenos resultados.

A partir de ese instante la exótica planta se introdujo en la corte francesa popularizándose por recomendaciones de unos y otros. En 1560 se le conocía como “la hierba de la reina”, “la hierba del embajador” o “nicotiane” por el diplomático Jean Nicot. Luego, en el año 1737, el científico y naturalista sueco Carl Von Linné publica su obra “Sistematización de los Reinos Naturales” en la cual le confiere formalmente la denominación de “Nicotiana Tabacum”, acuñando en definitiva el término francés con el que recorrió varios países.

Esperamos hayas aprendido por qué la planta “Nicotiana Tabacum” adoptó ese nombre y puedas compartirlo con tus conocidos en las distintas plataformas digitales para que ellos también alimenten su cultura general.

Deja tu comentario debajo