Cómo acabar con las manchas de humedad en las paredes

Las construcciones tienen un enemigo mortal: la humedad. Tener humedad en las paredes y techos debilita poco a poco cualquier edificación desde el castillo electrosoldado hasta la pintura. Para poner punto final a las manchas de humedad y a la problemática que conllevan, tenemos que  atacar el problema desde su origen, ya que este suele ser una fuga en el sistema de fontanería, grietas en las paredes y techos o la falta de ventilación en el lugar. A continuación te daremos algunas claves para eliminar las fuentes de humedad y embellecer las paredes de tu hogar.

Cientos de hogares, oficinas o negocios sufren de humedad, la cual no sólo afea los muros y los techos, sino que se acumula en los muebles e incluso puede manchar la ropa de nuestros armarios; la humedad también puede deteriorar una construcción desde su estructura, ya que el alambrón que recubre los castillos y demás piezas de soporte, puede pudrirse y romperse fácilmente, debilitando los soportes y provocando derrumbes.

Por otro lado, la humedad también puede causar problemas respiratorios a las personas que habitan los inmuebles afectados.

humedad

El primer paso consiste en encontrar la fuente del problema y eliminarla. Si el techo o las paredes con manchas de humedad dan al exterior, lo más probable es que tengan grietas o fisuras que causen filtraciones de agua. Es indispensable reparar estos daños antes de pensar siquiera en pintar la pared para esconder el problema.

Si hay fugas en los sistemas de fontanería o goteras en el techo, por pequeñas que sean, la humedad siempre acaba por llegar a la superficie de la pared; muchas veces los muros dañados son aquellos que se conectan con la cocina o el baño, que son estancias donde se utiliza mucho el agua y el vapor, por lo que es indispensable solucionar los problemas en las tuberías.

Otro motivo de la formación de manchas en la pared puede ser la mala ventilación de habitaciones como el baño, la cocina, sótanos, desvanes o incluso en los roperos. En estos espacios, se recomienda la ventilación natural, abrir las ventanas después de ducharse o preparar los alimentos, en particular si se ha generado vapor. Sin embargo, si es imposible la ventilación natural podemos buscar un extractor de aire, un deshumidificador de ambientes, un ventilador común para el hogar o las famosas bolitas absorbentes de humedad.

Solucionada la avería, se puede proceder a quitar la mancha, para lo cual podemos simplemente limpiar las manchas con limpiadores de moho si el daño no ha sido grave, aunque podemos resanar la pared con cemento, reemplazar castillos, ladrillos o blocks que se puedan haber caído a causa de la humedad.

Una vez que hemos revocado la pared, podemos pintarla usando pintura normal, pintura antimoho o impermeabilizando la pared para prevenir la nueva aparición de manchas de humedad. Además se recomienda buscar que el inmueble tenga ventilación natural y prevenir nuevas averías dando mantenimiento preventivo constantemente.

Deja tu comentario debajo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.