La traducción es un camino respetable

La mayor parte de los trabajos que antes estaban muy bien vistos y además demandados ha sufrido las consecuencias de la crisis. La traducción, una de las profesiones que mejor valoradas estaba en España por el turismo hoy día está decayendo, pero, ¿es una labor respetable?

El otro día asistí a una conferencia de lo que algunos de nosotros llamamos “el gremio”, que no es otra cosa que la agrupación de traductores de mi antigua universidad: tanto los que ya nos hemos graduado como, por supuesto, los que aún siguen estudiando en cualquiera de los cursos. Me di cuenta de lo difícil que está el panorama del traductor en nuestro país; no es que estemos mal pagados, porque no es así: tanto trabajando para un jefe como de autónomo, los precios y sueldos pueden ser sustanciosos y el trabajo, divertido (aunque eso depende un poco del azar). El problema es que la profesión de traductor está infravalorada: mucha gente no nos ve como profesionales, sino como auténticos delincuentes de las obras originales; cuando no es así.

Por eso, buscando opiniones sobre el tema en internet, me alegró descubrir cierta agencia de traducción: un conjunto de camaradas que buscan ofrecer sus conocimientos y su servicio de traducción a todo aquel que necesite traducir tal o cual obra por un precio más que razonable (y que no diré aquí por respeto a ellos) y que, además, se venden muy bien. Es muy importante esto último: la gente tiene que entender que nuestro trabajo es tan respetable como el de cualquiera y, además, no es fácil. La traducción consiste en adaptar el original a expresiones culturales e idiomáticas de la lengua receptora para que el producto cause el mismo impacto en el lector, espectador o lo que sea; y ya sea risa o llanto. A quien quiera que diga que eso es fácil le reto a empezar a estudiar esta carrera.

Bueno, o a visitar el sitio web de esa empresa de traducción que a mí me ha sorprendido gratamente. Indaguen, indaguen en internet; y luego, por favor, difúndanla: harán muy feliz a un traductor recién graduado.

Y tú, ¿qué piensas de las empresas de traducción?

Deja tu comentario debajo