Pintura de fachadas: Cómo renovar la imagen de tu negocio

¿Has pensando en cómo afecta el aspecto de tu local a tu negocio? En este artículo te hablamos de todo lo relacionado con la pintura de fachadas: por qué es importante y qué debes tener en cuenta a la hora de pintar.

La importancia de la pintura de fachadas

A veces nos olvidamos que vivimos en un mundo donde es necesario causar primeras impresiones buenas si es reciente el contacto con algunas personas o clientela. Es decir, dar buena apariencia. Eso es especialmente importante si se trata de una empresa con tienda propia, o cualquier tipo de negocio. Debes pensar que la fachada de nuestras viviendas o nuestros locales son como nuestra vestimenta y la primera impresión que se lleva la persona al entrar en contacto contigo. Es por eso que, es necesario contar con una buena fachada con un buen tratamiento de pinturas.

Madrid es una gran ciudad de contrastes donde hallamos desde lo más antiguo hasta lo más moderno, lo público y lo privado, en una gran urbe. En esta gran ciudad existen infinidad de oportunidades de negocio, sea cual sea el sector. Son numerosas las empresas de pintura en Madrid y hay que recurrir a alguna que te ofrezca un servicio de mucha calidad, si quieres hacer un buen “marketing” de tu fachada.

Pintura de fachadas para renovar tu negocio.

Consejos básicos para pintar tu fachada

Es necesario tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de no dar impresiones equivocadas o malas, mandar un mensaje claro de a qué se dedica tu negocio y ser coherentes con la imagen que queremos mostrar. Es por eso que te aconsejamos que sigas estas pautas antes de comenzar a pintar la fachada de tu negocio:

  • Elige una buena empresa de pinturas. Es crucial trabajar con profesionales especializados en todo tipo de métodos, trabajos y pinturas, que tengan una larga experiencia que les avale y que cuenten con los medios y equipos más profesionales.
  • Diseña tu fachada a tu medida. Con la ayuda de la empresa deberás decidir qué tipo de fachada quieres y qué apariencia debe tener: lisa, rugosa, con losas o piedras, alguna ornamentación. Porque todo ello repercutirá sobre el trabajo y el costo. También deberás tener en cuenta si hay ventanas, la portada. Si se trata de edificios públicos, la imagen debe estar más cuidada y debe ser lo más neutral posible, alejándose de estridencias desafortunadas.
  • Elige colores que combinen con los de tu negocio. Tanto si combinas una buena paleta de colores como si elijes un color único, debes preocuparte que son los colores corporativos de tu empresa o van con la temática o el área de tu negocio. Si eres un particular debes elegir una gama acorde a tus gustos, personalidad, presupuesto y que no tenga un resultado insatisfactorio o chirriante.
  • La calidad de los materiales es importante. Hay muchas calidades y tipos de pinturas. Deberás usarlas dependiendo del clima en tu zona, las problemáticas de tu local, como humedades, o antigüedad… pensar en la durabilidad y el trabajo que requiera.
  • Elige las mejores técnicas. A veces hay técnicas que no son adecuadas para nuestra fachada, ya sea porque se trate de una fachada antigua que requiera otro tipo de tratamiento de pinturas o porque no podemos invertir tanto presupuesto debido a su costo mayor, entre otras circunstancias. La empresa te aconsejará cuáles son las mejores opciones a tu medida.
  • Compara precios y presupuestos. Debes elegir las tarifas competitivas en función de si la empresa es rápida, accesible por el costo, y ofrece una buena relación calidad-precio, acorde a tus necesidades. A veces, invertir un poco más es mayor garantía de mejores resultados. Siempre debes solicitar un presupuesto previo, una vez tengas claro lo que quieres hacer y hayas preguntado todo lo necesario para ello, asesorándote por la empresa.

¿Qué piensas sobre la pintura de fachadas? ¿Crees que es una buena solución para mejorar la imagen de tu negocio?

Deja tu comentario debajo