Si aprendes a utilizar la fuerza de voluntad para tu beneficio, desarrollarás un gran poder personal, porque cuando logras anclar tus acciones con logros específicos, entonces ocurren verdaderos milagros y puedes hacer realidad todos tus sueños.