Preparar terreno para el cultivo

Cómo preparar el terreno para el cultivo, en unos sencillos pasos podemos prepara el terreno para nuestras plantas de forma fácil y sencilla.

Con El Fin De cosechar marihuana, al igual que cualquier otro vegetal, es aconsejable preparar la tierra para que las raíces puedan crecer correctamente y de esta forma la planta crecerá más fuerte y más rápidamente respondiendo en la cosecha con una mayor producción. Para trabajar previamente el terreno, se requiere tiempo para poder hacerlo correctamente. Siempre es bueno coger la materia orgánica de los deshechos de casa con frecuencia y hacernos una compostera e ir acumulándolo hasta que lo mezclemos con la tierra donde vamos a  plantar nuestra marihuana, de esta manera vamos a aumentar las sales minerales en el suelo para que las nuestras plantas de marihuana lo  lo puedan aprovechar correctamente. Cuando no tenemos donde  hacer el compost, tenemos sin duda que comprar sacos de tierra o sustrato para mezclarlo con el que ya se encuentra en el suelo donde vamos a  plantar nuestra marihuana. Es aconsejable, cuando se mezcla sacos de tierra con la tierra que se encuentra en el terreno, hacerlo a la profundidad adecuada para que cuando las raíces profundicen puedan seguir recibiendo los alimentos que necesita la planta para desarrollarse adecuadamente sin ninguna carencia en toda la temporada. Debemos tener en cuenta que cuanto mas grande sea el agujero en el que movamos la tierra, mejor crecerán las plantas, ya que moviendo la tierra nos aseguramos una buena oxigenación del terreno y una buena mezcla con el sustrato que estamos mezclando para enriquecer la tierra. Además se puede utilizar mantillo, abono natural o excrementos de diversos animales para aumentar los niveles nitrógeno en el terreno, que es el componente que necesitan las plantas para crecer con un buen color verde sano. Además es muy recomendable añadir humus de lombriz o guano de murcielado para aumentar el nivel de sales minerales que necesita la planta en el periodo de floración para crear unos cogollos más grandes y compactos. Es extremadamente aconsejable añadir estimuladores de floración ya que, los cogollos son racimos de flores y con estos productos crecerá un mayor número de flores en cada racimo incrementando la producción, el peso de los cogollos y haciendo que tengan un aspecto más compacto y mas grandes. Independientemente si hemos preparado la tierra anteriormente, como si no hemos puesto suficiente alimento para todo el ciclo, la marihuana puede empezar a  mostrar las hojas amarillas o diversas carencias que pueden afectar a su buen desarrollo, en este caso debemos recurrir a los abono o fertilizante líquido, podemos elegir entre orgánicos y minerales. Los nutrientes orgánicos son naturales y proceden principalmente de algas marinas. Los abonos minerales proceden, como su nombre indica, de minerales, los cuales hay muchos cultivadores prefieren no utilizar en sus cultivos de marihuana.

 

Comprar semillas de marihuana