A Costa del Sol con Ballard

La Costa del Sol no solo es conocida por el radiante astro que baña sus playas. El escritor británico James Ballard se inspiró en ella a la hora de crear una de sus novelas más famosas.

Extendiéndose desde Málaga en dirección Cadiz hasta Estepona, la comarca de Costa del Sol es uno de los destinos costeros de España más solicitados por el turismo internacional. Quién quiera visitarla no debe preocuparse demasiado por el clima pues, como indica su nombre, en la región los días despejados son moneda corriente. Un dato ilustrativo: el febo se hace presente más de 300 días al año. Por ende, no conoce de temporadas. A la gran afluencia permanente de turistas se agrega el hecho de que es un lugar de retiro elegido por muchas personas. Cosmpolita y amable, la Costa del Sol malagueña es como una gran “comunidad” gracias a su gente. Pero en la ficción de Ballard, esto no parece ser así…

En “Noches de Cocaína” (1996) se asiste a una Costa del Sol decadente. El argumento transcurre en Estrella de Mar, donde vive una colectividad británica. La misma pareciera llevar adelante una intensa vida de cultura y deporte, pero en realidad encubre una trama mucho más oscura. Reflejo de una sociedad ociosa y parasitaria, en Estrella de Mar no existe ninguno de los valores occidentales del siglo XX. Sus integrantes son personas de clases pudientes, retiradas de la vida productiva y sin preocupaciones familiares ni ataduras morales. El autor diseña un nuevo tipo de sociedad, donde las expectativas y los sueños de la modernidad ya no gobiernan. Se buscan nuevos alicientes. La droga, la criminalidad en todas sus formas y el sexo ilícito son los nuevos motores de esta “comunidad post humana”. Lejos de reprimirse, estas conductas se toleran y se incentivan. En Estrella de Mar el tiempo es circular; no hay progreso ni acumulación, sólo corrosión y depredación.

James Grahan Ballard (1930) es un prolífico novelista, escritor y ensayista. Antes de alcanzar la fama trabajó como periodista en una revista científica. Ello explica el hecho de que su literatura esté profundamente influida por la ciencia ficción. Su primera novela se remonta a 1962 (“El mundo sumergido”), en la cual empieza a desarrollar su veta fantástica. Le siguieron: “El viento de ninguna parte” (1962), “La sequía” (1965), “El mundo de cristal (1966)”, “Crash” (1973), La isla de cemento (1974), Rascacielos (1975), Compañía de sueños ilimitada (1979) y Hola América (1981). En 1984, Ballard se propuso llegar a un público mucho más amplio con “El imperio del Sol”, la misma es una novela autobiográfica en donde narra sus primeros años de vida en un campo de concentración japones. Tiempo después, Steven Spielberg la llevaría al cine. Completan la bibliografía novelística de Ballard: “El día de la creación” (1987), “Desbocado” (1988), “La bondad de las mujeres” (1991), “Fuga al paraíso” (1994), “Noches de Cocaína” (1996), “Super Cannes” (2001) y “Milenio Negro” (2004).

A no asustarse, esta novela es pura ficción y en nada se parece a Costa del Sol. No obstante merece ser leída como toda la obra de Ballard. Si lo que necesitas es información útil sobre Costa del Sol y otros destinos turísticos en España y el mundo, no dudes en visitar, http://www.mejoresofertas-viajes.com. Vuelos, hoteles y ofertas, todo en un mismo sitio.

 

 

 

Para más información http://www.mejoresofertas-viajes.com