La inspiración dictada por la fascinante ciudad marroquí de Marrakech, por su plaza Jemaa el Fna, sus tensiones religiosas y sociales y sus innumerables y pintorescas escenas callejeras ha producido innumerables obras literarias y de pensamiento. He aquí una nueva…

La ciudad marroquí de Marrakech, también conocida como “La Perla del Sur”, ha inspirado a autores de numerosas nacionalidades a producir obras literarias de todos los géneros. Su ambiente vibrante, su innegable magia y su atmósfera misteriosa han infundido un…

     Si todo autor o creador es por derecho el propietario de su obra, se deduce que Dios, el creador del universo, es el dueño de su obra. En consecuencia, ninguna persona puede destruirla. No decimos totalmente porque le sería…

      El caos no se puede racionalizar ni reducir a leyes, porque si se pudiera hacerlo, dejaría de ser caos. Por su origen el vocablo significa estado desorganizado de las cosas o de la materia, que no permite un ordenamiento…

         Hernán Cortés, en su aduar de campaña, dialogaba después del combate con Fray Toribio de Benavente. Venía de matar a cientos de indios en la batalla y su pensamiento no atinaba a resolver su conflicto de conciencia. ¿Había asesinado injustamente…

  En la ciudad todos leían y escribían. Proliferaban los sabios, estudiosos y hombres de ciencia que forzaban sus mentes para comprender lo que siempre se había considerado incognoscible. Los más perspicaces se desvelaban en nocturnos ajetreos solitarios en sus…

     En inglés se dice “Una vez dinosaurio, siempre dinosaurio”, y en castellano “Genio y figura hasta la sepultura.” ¿No lo entiende, verdad? Yo tampoco lo entendería si no me hubiera preocupado un poco por la ciencia de las palabras.…

          Nada novedoso le queda al hombre por hacer. Todo ha sido hecho ya. ¿Que un hermano mate a otro? Ahí están Caín y Abel. ¿Qué un rey decapite a su esposa? Ya lo hizo Eduardo VIII de Inglaterra.…

                                                                                 El reo esperaba encerrado en un calabozo la sentencia del juez. Su delito había sido proclamar que el diablo hizo a los presidentes para que los ciudadanos se maten entre sí. Por consiguiente, era un subversivo, revolucionario…