Objetos promocionales, diversas formas de usarlos

Una de las estrategias de marketing que debes tener en cuenta para mejorar las ventas de tu empresa e impulsar las compras de tus clientes es utilizar objetos promocionales, se trata de cualquier instrumento, ropa, accesorio, utensilio o producto que tenga los datos de la compañía, el logotipo y los colores corporativos, y que, por lo general, se regalan o se otorgan bajo un método promocional.

Muchos consideran los objetos promocionales como un gasto innecesario, pero si entendemos su finalidad, nos damos cuenta que es otra campaña publicitaria, tal como es la prensa, vayas o pendones, anuncios, volanteo y hasta publicidad en televisión, solo que tiene un atractivo adicional y puede ser más creativo, original e innovador, lo que se traduce en eficiencia.

El regalo es igual a enganchar prospectos

Su efectividad se basa en muchos factores, pero particularmente como personas apreciamos un gesto de amabilidad y cordialidad, generalmente se utilizan estos objetos para ser regalados al público objetivo de una u otra forma y en respuesta se presenta algo conocido como el engagement, o enganche, lo cual deja bien posicionada tu marca o producto.

Pero el ciclo no termina en el momento en que la persona deja de ser un prospecto y se convierte en un cliente de la empresa, el producto que recibe como regalo debe tener alguna utilidad, con la intención de que utilice el objeto en cualquier momento, precisamente pudiendo atraer la atención de otros usuarios y generando interés en ellos.objetos promocionales

Tipos de regalo promocional

1.- Gratuitos: son los más conocidos en este tipo de estrategia, lo normal es escoger un público objetivo segmentarlo y dar a conocer la marca maximizando la visibilidad y generando curiosidad, eso sí, siempre hay que tener claro el perfil del consumidor para entregar un regalo adecuado y dirigirlo a un público específico que realmente genere ventas.

2.- Para empleados: recibir un objeto de la empresa no solo ayuda a la motivación e incentivación del trabajador, lo que repercute en un mejor desempeño, sino que la información puede ir más allá de esas familias.

3.- Empresarial: no se puede dejar fuera de una estrategia de marketing la propia oficina o establecimiento, por ello es necesario que se respire la filosofía e imagen corporativa, con artículos de escritorio que te representen.

4.- Presentación: un pedazo de cartón con los datos personales no es la única forma de presentarse o dejar la información a un cliente potencial, puede ser cualquier objeto más útil y creativo que además de marcar una diferencia no deja de tener los datos que busca la persona.

Deja tu comentario debajo