Propiedades farmacológicas básicas del Tramadol en analgesia veterinaria

     En la actualidad el tramadol en anestesia y analgesia veterinaria, se considera un opiáceo potente, que esta indicado en todo proceso que curse con dolor de moderado a severo de origen agudo o crónico (fracturas, luxaciones, infarto del miocardio, cáncer, etc.), analgésico preoperatorio, como complemento en la anestesia quirúrgica, manejo del dolor agudo postoperatorio y en procedimientos de exploración diagnostica que cursen con dolor.

     Es cinco a diez veces menos potente que la morfina, su vida media de eliminación es de 6 horas, con metabolismo hepático por desmetilaciòn a productos de leve actividad analgésica, que es antagonizada por la naloxona. Sus efectos analgésicos son similares a los del propoxifeno y codeína, con una duración de acción de 3 a 6 horas; es activo por vìa oral y parenteral. Es útil como analgésico posoperatorio inmediato si se respeta su latencia de efecto que es de 30 a 60 minutos, y su tiempo de efecto pico de 90 a 120 minutos. Para lograr la máxima analgesia posoperatoria se debe comenzar a administrar por lo menos 1 hora antes de terminar la anestesia.

     Su efecto se potencia cuando se administra conjuntamente con AINE’S como el ketoprofeno y el diclofenaco y cuando se realizan bloqueos analgésicos regionales. En general tiene buena tolerancia, se han reportado en el periodo posoperatorio, vomito, nausea y debilidad en perros y gatos; y èstos efectos se han relacionado con la dosis, asì mismo la administraciòn crònica de tramadol en algunas especies animales se han asociado con estreñimiento. La administración I.V. de tramadol se recomienda realizar por infusión lenta, bien diluida en soluciones cristaloides habituales. La administración rápida desencadena depresión respiratoria, hipotensión y colapso cardiovascular por la secreción alta de histamina que se relaciona con la administración de manera abrupta.

     Así mismo la literatura y el autor recomiendan tener precaución al usar tramadol en pacientes con estados convulsivos, en pacientes que estén recibiendo inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO) o que estén tomando algún otro analgésico opiáceo, ya que la administración conjunta con estos fármacos aumenta la frecuencia de efectos adversos. La distribución del fármaco en el mercado es amplia, lo fabrican en la mayoría de los laboratorios y sus presentaciones disponibles son las cápsulas, solución inyectable, gotas y supositorios para su administración por vía rectal, en algunos países no se necesita receta oficial de estupefacientes para su compra, y su precio es accesible; por lo que es de fàcil acceso al mèdico anestesiòlogo veterinario.

 

Palabras clave: Analgesia, anestesia, manejo del dolor, opiàceos, tramadol.

J. Rafael Argueta Lòpez, Veterinary Medicine and Zootechnic, Diplomate in Veterinary Anaesthesia., Diplomate in Emergency Anaesthesia, Diplomate in Management of Pain, Diplomate in Clinical Farmacology, Diplomate Small Animals Surgery and Medicine. Toluca, Estado de Mëxico.

Correspondencia:  ravetmx13@hotmail.com.

Deja tu comentario debajo